UNAM: Foro sobre el SME en la Fac. de Ciencias

Martes 27 de octubre de 2009
por  Franko
popularidad : 1%

El día martes 27 de octubre, se realizó un foro en el Auditorio de la Facultad de Ciencias de la UNAM. Participaron Martín Esparza, Secretario general del SME, Humberto Montes de Oca, secretario del interior del SME, y Mario Benitez, profesor de la UNAM y trabajador del SME.

Con participación de estudiantes de diversas facultades, trabajadores del STUNAM. así como miembros del SME, se desarrolló esta actividad impulsada por la asamblea universitaria de la Facultad de Ciencias.

Montes de Oca señaló que la desaparición de LyFC y, por ende, del SME, es un castigo por el apoyo que han brindado a distintos movimientos como Atenco, al CGH, o a las viudas de Pasta de Conchos, entre otros. Además, señaló que este golpe va dirigido en contra de la organización sindical, arrebatando los derechos laborales que el sector trabajador ha conseguido tras décadas de luchas.

Dijo que, ante la posibilidad de convulsión en el país, el gobierno buscó realizar un golpe preventivo que pudiera descabezar a sectores que pudieran postrarse al frente de un movimiento más amplio previsto por el gobierno.

"Esta acción preventiva anuncia muchas más", dijo, en un gobierno que pretende gobernar por decretos, a través del ejército, a través de violaciones a toda reglamentación, lo que nos lleva, indicó, al facismo.

"No nos dieron ninguna posibilidad de defensa" en los medios

La desaparición de LyFC fue una acción orquestada pro el gobierno, dando inicio en la negativa de otorgar la toma de nota a Martín Esparza, en una planeación conjunta con Muñoz, entonces tesorero del SME, para dejar sin dinero a los agremiados del SME previamente al golpe final.

Remarcó la lucha de los trabajadores del SME a lo largo de su historia, y señaló que en la coyuntura actual seguirán por todas las vías hasta lograr la victoria.

Habrá que ver las cosas a futuro, aprovechando la oportunidad que esta situación nos da para encontrarnos "nosotros mismos" y con aquéllos que comparten nuestra lucha en contra del neoliberalismo. " No echó a la calle a 44 mil empleados; echó a la calle a 44 mil activistas".

Luis Javier Garrido remarcó que, aunque el gobierno federal busca desaparecer ilegalmente al SME, éste sigue en pié, no ha desaparecido y, lo que es más, se encuentra más vivo que nunca. Evidenció las intensiones privatizadoras del gobierno federal y los empresarios afines a éste, y además señaló que el golpe contra el SME es un golpe contra todos los trabajadores del país en particular, y contra todos los sectores populares en general.

José Enrique González Ruíz señaló que la "derecha no conoce la historia de México; la derecha no ha vivido este país", y por ello se equivocó el gobierno federal al no tener en cuenta que el SME ha resistido distintos embates, orquestados por diversos gobiernos y en distintas coyunturas, y de los cuales el SME siempre ha salido avante. Hoy, los trabajadores del SME le han demostrado que cometió un grave error.

En la actualidad, la lucha se da entre dos frentes bien definidos: la derecha que busca seguir implementando su modelo neoliberal, y los trabajadores encabezados por el SME, que pretenden crear un frente popular en contra de los grandes intereses del capital. En la UNAM, los estudiantes están demostrando la fuerza que mostraron en la huelga de 1999-2000, y ahora esa fuerza se solidariza con el SME.

Mario Benitéz señaló que el grito "SME, UNAM, unidos vencerán" es más que una consigna: es una posibilidad. La marcha del 15 de octubre es un referente importante dentro de la movilización popular y obrera en el país. Lo que pudimos ver fue un descontento generalizado que atraviesa a todo el país, y que se agrava con las reformas que se buscan impulsar por el gobierno federal.

El SME tiene una responsabilidad histórica relevante; ya no sólo está en juego el SME. Si ellos pierden, el golpe es para el país entero. Y no sólo los trabajadores de LyFC están obligados a defender los derechos laborales; es una responsabilidad que tenemos todos.

Dijo que la campaña mediática se ha incrementado en los últimos días; no obstante, ésta se desarrolla desde hace al menos dos años. Remarcó que el SME necesita de los estudiantes universitarios, sobre todo ante la unidad que se está estableciendo en las cúpulas de la derecha: ante una COPARMEX que respalda al gobierno federal, y ante unas fuerzas políticas que se unen en una coyuntura que puede ser fatal para el pueblo de México.

Comentó la incongruencia del gobierno federal cuando, el jueves 8 de octubre, en la marchahacia los pinos, Luis Felipe Bravo Mena atendió a la comisión central del SME para establecer una mesa de negociación el lunes 12; y, no obstante, el gobierno federal ocupa las instalaciones el 10 de octubre y, horas después, el domingo 11, se decreta la desaparición de LyFC.

Con documentos oficiales en mano, aclaró que se ha dado un avance del 95% en los convenios de productividad firmados por LyFC, el SME y la secretaría del trabajo. En el 2012 se haría la siguiente revisión, y en ella se demostraría la eficiencia de los trabajadores del SME.

Sobre las negociaciones que abrió la Segob, Benítez dijo que éstas eran "un engaño", ya que no se ofreció ni un diálogo realmente abierto u oportunidades concretas..

El también profesor de la Fac. de Economía dijo que "el apoyo que nos den es un apoyo para todos; [...] dejarán de ser estudiantes, y tendrán que trabajar". Y afuera, señaló, encontrarán un país sin trabajo, sin derechos, sin jubilación, con salarios de miseria. Son trabajadores en potencia y debemos unirnos.

Dijo que todos los sectores populares deben organizar y construir una protesta nacional, en unidad, juntos, conscientes; "la huelga nacional no se decreta, se construye". Comentó la necesidad de levantar comités de huelga en todos los frentes posibles, aclarando que "será una lucha larga, pero saldremos victoriosos".

"Quieren derrotar a un sindicato que lucha, que apoya...somos el hermano mayor de todos los trabajadores...si derrotan al mayor, qué va a pasar con los chavitos", indicó.

Al final, Martín Esparza, secretario general del SME, ofreció un agradecimiento a la profesores, trabajadores y alumnos de la UNAM por difundir la otra versión, la versión del SME.

Señaló que él participó con los estudiantes con los estudiantes de la ENEP Cuautitlán durante la huelga de 1999-2000; y "así como el CGH salió adelante con el respaldo del SME y el pueblo, el SME saldrá adelante con el apoyo de la UNAM y el pueblo".

Indicó que la situación en el país se agrava, sobre todo en un contexto global en el que los energéticos y las telecomunicaciones son sectores estratégicos y aquí, en México, se busca entregar a manos privadas.

Señaló la dinámica privatizadora que distintos funcionarios han implementado en PEMEX, a través de los Contratos de Servicios Múltiples, así como la serie de recortes presupuestales para el gasto público, en contraposición al aumento de dinero destinado a secretarías o al ajército.

Ante un auditorio repleto, Martín Esparza dijo que LyFC atiende el 1% apróx. del territorio nacional, en donde se genera el 36% del PIB, y ante ese reto, los trabajadores del SME habían realizado un trabajo eficiente. Señaló que con la propuesta de operación de la fibra óptica por parte del SME, el acceso a los servicios del "Triple Play" pudo haber sido más accesible para los usuarios; incluso, señaló Esparza, podría ser un derecho para todos los ciudadanos, como sucede en Finlandia.

Dijo que resulta injusto que, siendo los trabajadores quienes producen la riqueza del país, los administradores reciban los salarios más altos. Pero, dicen los medios y el discurso oficial, "los trabajadores somos los privilegiados".

Esparza comentó que los indicadores de productividad del SME señalan que cada año se reducen los costos y pérdidas pro la distribución de elctricidad y se mejora el servicio; se atienden las fallas de colonias populares, a pesar de la falta de presupuesto, mismo que si se otroga por parte de los administrativos de LyFC y el gobierno federal para atender las fallas en residenciales exclusivas y en zonas industriales de valor estratégico para los grandes capitales.

Señaló las intensiones privatizadores que diversos grupos de poder, representados en distintos niveles de gobierno, tienen sobre el sector energético. Un ejemplo de ello, dijo, es el subempleo de contratistas por parte de CFE, así como las concesiones que se otorgan a empresas transnacionales.

Remarcó la complicidad del gobierno con los grandes carteles de la droga del país, y la cantidad de fondos que se destinan para "la guerra contra las drogas".

Remató diciendo: "El SME se queda, Calderón se va" a través de una movilización pacífica pero contundente. Llamó a hacer un "juicio popular" a todos aquéllos que han arrebatado los recursos al pueblo, no sólo los recursos energéticos.

También exhortó a preparar la asamblea del 5 de noviembre, llevando todo lo necesario para organizar la huelga o el paro nacional. "Lo que estamos encabezando es histórico", dijo, y por ello se debe realizar una acción contundente que demuestre la fuerza de los sectores populares unificados.

Distintas organizaciones, como el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, expresaron su apoyo y respaldo a la lucha del SME, y agradecieron el apoyo solidario que el SME ha realizado a lo largo de los años.

Al finalizar el acto, se realizó una convivencia en el comedor estudiantil de la misma Facultad, en donde convergieron trabajadores del SME, trabajadores del STUNAM, así como profesores y estudiantes de diversas escuelas y facultades de la Universidad.


Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Lunes 27 de marzo de 2017

Publicatión

2808 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
697 Autors

Visitas

31 hoy
1193 ayer
2935163 desde el principio
32 visiteurs actuellement connectés