Problemas del repliegue en Morelos y triunfo en Guerrero.

Viernes 28 de noviembre de 2008
por  FMIN CNTE, Jesús Franco
popularidad : 2%

En Guerrero: levantan con un triunfo

La experiencia de la CNTE y del movimiento magisterial revolucionario y democrático (más de 50 años contados a partir de la lucha del MRM en el DF, Sección IX, en 1956-60), nos enseña que existe una relación estrecha y dialéctica entre la movilización y la negociación.

En la mesa de negociación se acuerda lo que el magisterio ha conquistado con la movilización. Más aún cuando el sindicato nacional, con todo y ser “el más numeroso de América Latina” es uno de los más charros con líderes que actúan como grandes potentados burgueses y peor que los propios funcionarios del gobierno. Sin una fuerte (poderosa) movilización, poco se logra, e incluso puede no darse la negociación. Una mala negociación puede echar a perder la más grandiosa y fuerte movilización.
A una buena movilización, debe acompañar una buena negociación.
Obviamente, en cualquier movilización como en toda negociación, influyen otros factores; si hay o no represión y si ésta es de gran magnitud o no; si hay o no apoyo activo de fuerzas y organizaciones aliadas, si se dio o no la traición y de qué magnitud; si se cometen muchos o pocos errores y de mucha o poca importancia, etc., etc.

Pero, de cualquier forma, al movimiento debe interesarle y debe servirle en el balance y en la reorganización de sus fuerzas, 1) contar con una mínima visión teórica de la relación entre movilización y negociación, y 2) tener un ejemplo de movilización-negociación, que le sirva de comparación.

MOVILIZACION-NEGOCIACION-MOVILIZACION

Es la CNTE el más importante y el más poderoso movimiento nacional que se ha podido desarrollar en condiciones de tener capacidad de negociación, con el gobierno sin ser sindicato reconocido; estas dos condiciones dieron lugar a que el movimiento aplicara esto que nosotros en forma de figura presentamos como “movilización-negociación-movilización”.

Partimos de que el gobierno, independientemente de que habla de “apertura”, en un primer momento del conflicto siempre se encuentra cerrado a la negociación. Las luchas se dan, los movimientos surgen y se desarrollan porque el enemigo, por su propia naturaleza de clase se cierra al entendimiento pacífico. Por eso, el primer momento es la movilización para abrir la negociación. Por medio de la movilización vamos a abrir la negociación y ya en plena negociación vamos a anunciar otras movilizaciones para el caso de que no sea resuelto el problema que está siendo sujeto de negociación. Vean pues la figura; “movilización-negociación-movilización”.

La negociación, tiene a su vez tres momentos: antes, durante y después de la movilización. Esta es, compañeros, la manera en que se entrelazan la movilización y la negociación. Ustedes se han movilizado para abrir la negociación; hay que ir, antes de que la movilización se realice, a ver si existen o no las condiciones de negociar, a ver si ofrecen o no algo concreto al movimiento. En el momento en que la movilización está en marcha hay que aprovechar su fuerza, el impacto social que produzca, y hay que estar también en la negociación. Después de la movilización, al día siguiente o a los dos días, hay que seguir insistiendo para aprovechar el impacto, la fuerza que haya tenido la movilización. En ese momento ya estamos aprovechando el anuncio de la siguiente movilización, el influjo que ese anuncio pueda tener ya lo estamos usando como arma en la negociación. Estamos negociando con la fuerza ya desarrollada y con la que se puede desarrollar con la siguiente movilización.

Artículo de la Jornada: Profesores de Guerrero reiniciarán clases hasta el 1º de diciembre, del Domingo 23 de noviembre; un referente práctico y muy actual.

MORELOS

Aclaración necesaria

Hemos sostenido que una tarea urgente en Morelos es el balance del movimiento. Un balance de todos para que podamos seguir unidos. En particular, para que el balance del levantamiento del paro sea más objetivo es necesaria una aclaración por parte de Educador Socialista. Gracias a la crítica solidaria de las maestras Blanca Nieves (vocera del movimiento) y Josefina, podemos hacer pública la siguiente precisión a nuestra apreciación en Educador Socialista 142 en la parte que titulamos NUESTRO ANÁLISIS, y decimos: “lo que ocurrió en Morelos fue un repliegue desorganizado motivado en 3 momentos clave después de la represión a manos del ejército, granaderos y policías. Primero:---“ justo en este punto es la aclaración siguiente:

Hubo dos momentos para el levantamiento. Cuando se dio la firma traidora de la minuta, nuestras compañeras fueron a todas las delegaciones de Cuernavaca a denunciarlos, se metieron hasta la boca del lobo, a escuelas que nunca pararon, delegaciones que por cierto son 87 las que pudieron ubicar y no 120, número inflado por los charros, se toparon con familias completas de charros una de ellas la Castillo Montecinos. Se pudo en ese primer momento evitar el levantamiento. Frenar a los que decían “pero sí ya se firmó la minuta”. Después, en un segundo momento, los charros efectivamente avanzaron y lograron convencer, manejar, haciendo uso de todos los instrumentos que como charrismo de por sí tenían antes del movimiento.

La forma correcta de ubicar ahora ese asunto es que “Primero, la firma de una minuta para el levantamiento del paro entre los traidores de la región Cuernavaca -la más numerosa y con más gente en el plantón – y los comisionados del Consejo Nacional del SNTE”, sin generalizar a todos los maestros de Cuernavaca.

Dijimos que esta aclaración es posible gracias a la crítica solidaria de nuestras compañeras. Practicar la crítica y la autocrítica no es malo, menos aún cuando el movimiento y sus líderes honestos del CES Democrático son víctima de la represión administrativa y de la amenaza judicial; y de campañas insidiosas de mentiras, rumores y chismes.

Nosotros sostenemos y por eso aceptamos corregir nuestros errores públicamente todas las veces que sea necesario lo que publicamos en Educador Socialista n. 138: “En el ejercicio de la democracia es muy importante practicar la crítica y la autocrítica como medio de superar los errores, deficiencias y hasta las arbitrariedades cometidas. Una crítica y autocrítica que debe ser oportuna y no meses o años después. Una crítica y autocrítica constructiva y señalando las causas por las que se comete el error sugiriendo las formas de superarlo. Una crítica y autocrítica fraterna y de altura , sin destruir o ridiculizar a los criticados, ni a los que critican, para mejorar la vida sindical y no para enrarecerlo”. Cumplimos así el compromiso contraído.

Problemas del repliegue

Entrevistamos a algunos maestros y maestras que sostienen (participan) en el plantón (a la maestra le quemaron su tienda de campaña), la toma del local del sindicato y que están participando en las tomas del IEBEM, en las marchas y asambleas, son de los más activos y honestos, forman parte de la izquierda del movimiento.

Nos mencionan parte de la situación actual luego del levantamiento. Es a lo que le titulamos problemas del repliegue. Los vemos como partes para que se vaya construyendo una visión de la realidad y las tareas a cumplir. Obviamente nos solidarizamos con ellas, y nos disponemos a participar en todo cuanto podamos, cuestión que, por demás, creemos que deberán asumir todos los contingentes de la CNTE mostrando esa solidaridad que la distingue: para eso fue que nació la CNTE, para coordinar sus luchas y mantenernos siempre unidos en la larga lucha por reconquistar y democratizar nacionalmente a nuestro sindicato, sabedores que los usurpadores del sindicato y el Estado burgués siempre actúan unidos y usan todo su poderío incluido el del ejército y policía ahora en Oaxaca, mañana en Morelos, pasado mañana en el DF por ser nuestra lucha contra el charrismo sindical, es decir contra todo su aparato de control y sometimiento del que el charrismo es una pieza clave.

Nuestros entrevistados opinan:

Los maestros estamos enfrentando numerosos problemas, uno de los cuales es la represión administrativa: amenaza de ceses, reportes injustificados, etc. Otros son parte de un desconocimiento de nuestros derechos sindicales, el más frecuente la negación por los directores del derecho de reunión en las escuelas; pero en este plano debe ubicarse la negativa del derecho de gestoría del Comité Ejecutivo Seccional Democrático, al mismo tiempo, que autorizan a los charros a repartir como si fueran boletos del Metro, solicitudes de préstamos rojas y verdes y les abren las puertas a cientos de brigadistas del SNTE para que recorran las escuelas ofreciendo sus servicios y lanzando pestes en contra del movimiento y de la CNTE. Es muy evidente que todo el trabajo del charrismo y del gobierno, está enfocado a lograr que los maestros democráticos nos rindamos, reneguemos de nuestro glorioso movimiento, y le demos la espalda a nuestra dirigencia democrática. La parte más difundida en medios locales y nacionales es el juicio contra 20 dirigentes sobre los que –dice La Jornada- se quiere descargar toda la furia del Estado. En esas condiciones, el regreso a clases ha sido muy cruel para los maestros, las amenazas de despido inmediato son frecuentes.

¿Qué hacer para que el CES democrático tenga capacidad de gestoría?, respecto de éste problema hay muchas opiniones, pero en el corto plazo la solución la estamos encontrando en movilizar para exigir soluciones concretas a los problemas: con la toma de la pagaduría logramos que nos pagaran las quincenas 20 y 21, la toma la realizamos con unos 350 compañeros. Los compañeros del CES no están liberados, el gobierno amenaza con el despido, lo cual determinaría, de producirse, que los compañeros se dedicarían de tiempo completo a reorganizar todo el movimiento, en particular las movilizaciones para resolver problemas concretos, y la base magisterial –y el pueblo- los sostendríamos con la aportación económica; esta experiencia, se dio en 1960 en el DF, cuando fuimos cesados 105 maestros, principalmente dirigentes, y no por ello se dejaron de celebrar las asambleas de representantes de escuela y hasta un Congreso realizamos.

¿Qué es lo fundamental?, que nuestro CES Democrático siga, que no deje de luchar, que se funda con su base como lo ha venido haciendo: la base magisterial y el apoyo de los padres de familia son la muralla de hierro que derrotará al gobernador fascista y a los charros elbistas.

Es normal que durante el repliegue, disminuyan los asistentes a reuniones estatales. También van a disminuir los asistentes a asambleas regionales. La experiencia de la CNTE y de más de 50 años de lucha magisterial por la democracia y la independencia sindical puede ser para nosotros de enorme ayuda, tomarla en cuenta: podemos reorganizar las fuerzas sobre todo a nivel de escuelas; los charros lo han entendido, por eso están brigadeando de tiempo completo; ellos luchan a su manera y nosotros a la nuestra. Nos creen derrotados, nos creen dispuestos a ir tras ellos por necesidad, o por temor al despido. No es así. Demostremos que podemos unirnos entre nosotros y con los padres de familia, hablemos, informemos, opinemos. Hagamos crítica y autocrítica constructivas, para ubicar los posibles errores cometidos, no con el afán de desanimarnos, sino para exigirnos corregir y para aprender y no volver a cometerlos. Mantengamos por encima de todo nuestra unidad como movimiento.

Un acierto fue haber aprovechado que la autoridad juntó a los tres niveles (preescolar, primaria y secundaria) para estudiar la ACE confiando en que nadie iba a protestar, así fue como prendimos la unidad y la indignación. Pero fue un error no haber analizado a profundidad la ACE con los padres de familia aunque fuera ya en los primeros días del paro, tal vez ir los primeros días o el primer día de clases, explicarles y parar, y luego hacer esta concientización periódicamente (ya en paro). Error fue permitir impunemente el regreso de charros y traidores a las escuelas, eso dividió y produjo desaliento. Error puede ser mantener acciones en las que a veces sólo participo yo y ¡nadie más!, en cambio hay que seguir tomando cuantas veces haga falta al IEBEM para que resuelvan problemas. El repliegue debe ser a las escuelas, a las regiones. Que funcionen ahí las asambleas, organizar y poner en acciones concretas de brigadeo o de reuniones con padres de familia, a los activistas de las escuelas, no permitir que nos retiren nuestros derechos sindicales, denunciar a los directores traidores que estuvieron en el movimiento y ahora nos prohíben reunirnos, elevar el entusiasmo, no dejarnos vencer, que el cansancio y el agotamiento no sea lo principal, hay que evitar el reflujo, el balance es tarea de todos y es bueno difundirlo ampliamente (como hace Educador Socialista con todas estas opiniones que son de compañeras y compañeros de base).


Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Lunes 27 de marzo de 2017

Publicatión

2808 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
697 Autors

Visitas

529 hoy
1012 ayer
2934468 desde el principio
38 visiteurs actuellement connectés