Los estudiantes de Chapingo y las altas tarifas del transporte público

Martes 5 de noviembre de 2013
por  Iván Turkenich
popularidad : 2%

En la década de los ochenta y, de forma más reciente, en marzo de 1999 y en febrero de 2004, los estudiantes de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), ubicada en el municipio mexiquense de Texcoco, se movilizaron exigiendo descuentos para los estudiantes de la UACh y de la región, luchando de esta forma en contra de las altas tarifas del transporte público en el Estado de México que, dicho sea de paso, es la tarifa más costosa de todo el país (seguida de las tarifas de las ciudades de Guadalajara, Cancún y Oaxaca).

Como casi todos sabemos el pasaje mínimo en el Estado de México es de 8 pesos, lo que representa alrededor del 12.5% de un salario mínimo que en la zona del centro de México es de 64.76 pesos diarios.

Las protestas de las que hablábamos al principio, la mayoría de las veces desembocaron en tomas de camiones (retención de unidades de transporte), táctica utilizada históricamente por el movimiento estudiantil y urbano-popular en su lucha contra lo que se conoce como “el pulpo camionero”. La más reciente de ellas, se llevó a cabo entre los días 23 y 25 de febrero de 2004, movilizando a un alto porcentaje de la comunidad universitaria que, encabezada en aquél entonces por su organización estudiantil, el CGR-CEE, logró introducir y resguardar en la UACh, durante dos días, más de 70 unidades de transporte (entre combis, microbuses, autobuses y camiones de primera).

Esta última movilización dio como resultado la firma de convenios entre la organización estudiantil y las diferentes empresas de transporte público que circulan en la región. Este convenio, firmado por primera vez en 1999, ratificado en el año 2000 y vuelto a firmar en 2004 contempla 10 acuerdos en los que destaca: “Otorgar el 50% de descuento a estudiantes de Chapingo con credencial vigente (…) los 365 días del año.”

A casi 10 años de la última toma de camiones y firma de convenios, el acuerdo sobre el descuento casi ha dejado de ser efectivo. Por parte de las compañías de autotransportes, al no respetarlo o respetarlo parcialmente y a conveniencia y, por parte de los estudiantes de la UACh, al no exigir y hacer uso de ese derecho, o exigirlo sólo parcialmente.

Varios factores se mezclan para dar origen a esta problemática, entre los más significativos se encuentra la apatía y la baja participación política de la comunidad estudiantil de la UACh, beneficiaria de dicho derecho, la mayoría apenas conoce o sabe que cuenta con este derecho, pero no tiene una certeza de cuál es el porcentaje del descuento, además de que, actualmente, la mayoría de los estudiantes desconoce cuál es el origen de ese derecho.

Debido a la aguda crisis de participación y legitimidad por la que atraviesa actualmente el CGR-CEE, los estudiantes chapingueros desconocen casi totalmente que éste, su organización estudiantil, quien encabezó la lucha que obligó a las empresas a firmar los convenios y éste, así como otros derechos se han ido perdiendo o mediatizando por la rectoría en turno (de corte abiertamente neoliberal).

Esto último ha permitido que las empresas transportistas hayan podido imponer, poco a poco, por la vía de los hechos que sólo se respete un descuento del 25% sin reclamo del estudiantado.

Algunos estudiantes culpan de este hecho a los choferes (los operadores de las unidades), sin saber que éstos son “proletarios del volante” que son explotados por sus patrones (los dueños de las unidades), trabajando hasta 14 o 16 hrs. diarias, a veces sin día de descanso, además de que la mayoría de las veces son los choferes quienes tienen que pagar de su salario las refacciones de las unidades, mantenimiento, pagar al checador, etc. De la misma forma, los patrones le advierten a los choferes que si le hacen descuento a alguien “el descuento no va sobre la cuenta”, es decir, no se descontará de las ganancias del patrón, sino del salario del chofer.

Ante esta situación de precarización laboral y superexplotación, es evidente, que los choferes vean como incómodo e, incluso, injusto tener que hacer descuento a los estudiantes de la UACh. Surge entonces la pregunta ¿Podría existir una solución justa para todos?

Nosotros creemos que sí. Pero la solución ya no puede ser sólo para los estudiantes de Chapingo, ni siquiera sólo para los estudiantes de la región, aunque eso no significa que deban dejar de luchar por conservar sus derechos ya conquistados con organización y lucha pero, esta vez, para tener éxito, deben hacerlo luchando al lado de pueblo por una tarifa justa para TODOS los habitantes del Estado de México y por condiciones laborales dignas para todos los trabajadores, incluidos los choferes.

Hace falta emprender una lucha decidida contra las políticas neoliberales que nos afectan a todos, los “gasolinazos” y las altas tarifas del transporte son un efecto de ellas y no hacen más que encarecer aún más la vida de los trabajadores y de sus hijos, sean estudiantes o no...

¡SERVIR AL PUEBLO!

Movimiento Cultural RevolucionArte (MCRA)

Contáctanos vía correo electrónico en: enlace.mcra@yahoo.com.mx

FB: Mcra Chapingo

NOTA: Este artículo fue publicado en el No. 3 de ¡Venceremos! órgano de prensa de la Organización de Lucha Estudiantil y Popular (OLEP).



Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Viernes 23 de junio de 2017

Publicatión

2873 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
700 Autors

Visitas

49 hoy
848 ayer
3029460 desde el principio
19 visiteurs actuellement connectés