Análisis: Crónica de una muerte anunciada

o la efectividad de la estrategia contrainsurgente
Viernes 29 de octubre de 2010
Por autor Juan Sarabia
popularidad : 1%

La ejecución extrajudicial del luchador social y dirigente del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Heriberto Pazos Ortiz, es un ejemplo exitoso de la estrategia contrainsurgente que el Estado mexicano usa en contra del movimiento social en México.

El objetivo principal del Estado en la zona triqui es la destrucción del MULT, por lo que en 1994 creó y entrenó una fuerza paramilitar, la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), por medio de la cual buscó y seguirá buscando cumplir con ese objetivo; para primero, contener el área de influencia del MULT y, posteriormente, aniquilar a la organización.

El surgimiento de una disidencia del MULT fue la coyuntura perfecta que sería capitalizada por el Estado para lograr su objetivo principal. Para conseguirlo se establecieron varios objetivos tácticos que eran necesarios para la destrucción del movimiento social en la zona triqui, dichos objetivos se irán modificando hábilmente debido a que el Estado se adapta y aprende de las circunstancias que rodean el caso.

Dentro de la estrategia que el Estado implementó en contra del MULT, empujó a su grupo paramilitar, la Ubisort, a establecer una alianza con el MULTI, con el objetivo de utilizarlo como punta de lanza para golpear al MULT en San Juan Copala, logra en un primer momento, el desplazamiento forzado de la población simpatizante del MULT de San Juan Copala. Esto ocurrió a lo largo del año 2006, cuando el movimiento oaxaqueño iniciaba el camino a su derrota.

En ese mismo año, el MULT cometió el error de separarse de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, mientras el MULTI establece una alianza con una izquierda irreflexiva y atrasada políticamente. Paradójicamente, el MULTI por un lado, en su territorio establece una alianza con la fuerza paramilitar, pero dentro de la APPO lo hace con la némesis del paramilitarismo, o mejor dicho con su contrario, los activistas del neozapatismo en su vertiente anarco-indigenista autonómica, que ya se habían alejado del zapatismo congruente. Valdría la pena aclarar la teoría del foco autonomista es una interpretación errónea de la autonomía construida a través de los años por el EZLN en territorio chiapaneco. Esta interpretación teóricista, producto de horas de desvelo detrás de los escritorios de un salón de clases, parte del decreto, y no de la construcción de la autonomía. Con esta posición ocurre algo similar a la teoría del foco guerrillero de los setenta.

Al igual que con esa visión errónea, actualmente, se intenta implantar o decretar la autonomía pensando que con ella se desarrollará, como por arte de magia, la conciencia de los pueblos, obviando la necesidad de construir las condiciones necesarias para ello. Desafortunadamente el abuso de la exportación de la teoría del foco autonomista, ha ocasionado, en la práctica, el aborto de procesos organizativos en etapas iniciales, ya que los ha enfrentado a la estrategia represiva del Estado, quien, agrediéndolos cuando carecen de una preparación adecuada, les ha dejado una estela de terror, mediante los asesinatos extrajudiciales, la desaparición forzada y la prisión política que provocan, en algunos casos, la desaparición o el debilitamiento, al grado que no se pueden consolidar estos procesos autonómicos.

El Estado, después de empujar la alianza MULTI-Ubisort y enterado de las paradójicas alianzas de las que ya hemos hablado (MULTI-paramilitares y MULTI y la pléyade de teóricos y prácticos de la teoría del foco autonómico) proyecta una estrategia contrainsurgente, que en un inicio estaría encubierta bajo el manto del Municipio Autónomo de San Juan Copala (MASJC). Vale recalcar que la mayoría de la izquierda y el movimiento civil no perciben esta estrategia y caen en una trampa ideológica, de la cual, todavía, les será difícil salirse.

El Estado, agazapado tras la Ubisort que se encuentra dentro del MASJC, y ya legitimado por una parte importante de la izquierda, trata de meter al MULTI en la dinámica paramilitar: como ejemplo podemos mencionar la desaparición de Virginia y Daniela y los asesinatos en contra de militantes del MULT en momentos clave dentro del intento de diálogo que empujaban las organizaciones de la Sociedad Civil, quienes lograron, durante sus dos años y medio de vida, hacer comprender al MULTI que la alianza con la Ubisort los separaba de la misma izquierda. Es gracias a este señalamiento que la parte del MULTI que se resistía a entrar dentro de la lógica paramilitar, pero que había sido cómplice de algunos hechos en contra del MULT, se da cuenta de este juego perverso del Estado y trata de zafarse de esta trampa: rompe la alianza con la Ubisort y se escapa de convertirse en el brazo ejecutor de un grupo paramilitar. Lamentablemente el MULTI queda en una posición endeble, porque se encuentra atrapado entre dos fuerzas; los paramilitares que le cobraron cara una alianza rota, y el MULT que le reclama los ataques realizados en alianza con el grupo paramilitar. A pesar de esta dificultad, y gracias a la intermediación de diversas organizaciones sociales se vislumbraba una salida mediante un diálogo entre el MULT y MULTI, dicho diálogo buscaba distender y, posiblemente, resolver el conflicto de la izquierda en la zona triqui, pero había dos circunstancias que lo impedían; por un lado, un Estado mexicano que a través de sus paramilitares generaba una estrategia de terror en San Juan Copala y, por el otro, esa pequeña izquierda pobre en análisis, pero poderosa en el factor mediático debido a sus relaciones con el zapatismo civil nacional e internacional que le daría mucha fuerza en poco tiempo. Esta microcefálica izquierda, lejos de ver al Estado como el enemigo principal, y alimentado por este mismo, dirige sus baterías contra el MULT.

El Estado mexicano, atento al proceso del diálogo, que resultaba contraria a sus objetivos, aborta un posible acuerdo, utilizando a militares disfrazados de comerciantes, (técnica muy utilizada por la inteligencia militar para obtener datos precisos de la presencia subversiva en las comunidades) ejecutan extrajudicialmente a Timoteo Alejandro, dirigente natural del MULTI. Esta acción tuvo dos objetivos claros; por un lado, aborta un posible diálogo y el posible fortalecimiento del movimiento social de la zona triqui, y por el otro, agudiza la división de la propia izquierda, que sin análisis y sólo de oídas apuntala una versión, sin que ni siquiera pasaran por su mente, las consecuencias de su actuar.

El Estado mexicano para destruir el posible acuerdo entre la izquierda en conflicto, utilizó sus armas preferidas: el rumor, la mentira y la propaganda negra y gris en contra del MULT, generó una amalgama heterogénea de infiltrados policiacos y elementos de izquierda que, juntos, abonaron el proceso de deslegitimación y criminalización del MULT, y en últimas fechas llegaron al extremo de obligar a reconocidas personalidades de la izquierda intelectual a opinar sin fundamentos sobre el conflicto triqui, con lo que permitieron, debido a que las voces con autoridad estaban contra el MULT, que el Estado le propinara un golpe mortal.

La estrategia del Estado para aislar, deslegitimar, criminalizar y, si sigue en esta vía, destruir al MULT y a su proyecto político ha sido abonada por una caterva de sujetos, algunos no conscientes del papel que juegan, otros muy conscientes, entre los que podemos señalar en orden de impotencia a:

Exguerrilleros de triste trayectoria y anarcoactivistas en eterna búsqueda de una revolución a modo. Intelectuales orgánicos, cercanos al ciclo posterior a la madurez de cualquier fruto, que sólo buscan mantener la beca o el puesto en sus universidades, publicando y republicando libros sobre indígenas y autonomía. Periodistas y “oenegeros” pragmáticos y utlitaristas que apoyaron la “ética” alianza PAN-PRD y quienes eufóricos ante la derrota del PRI gritaban: ¡Ya cayó, ya cayó, Ulises ya cayó!, Muppets tragicómicos que realizaron mediante non sancta vía el sueño revolucionario de sus financiadoras y colados, directores de revistas de copete bien peinado, ávidos del algún Pulitzer autóctono. Intelectuales inorgánicos autoreciclables que siempre han buscado ser dirigentes teóricos sin mancharse las manos de pueblo. Paramilitares disfrazados de activistas de izquierda: que atacan a los “fuereños” como responsables del problema triqui; que acusan una alianza EZLN – MULT como el origen del conflicto; que reclaman a Doña Rosario Ibarra de Piedra por “fundar al MULT y sacar al ejército de la zona triqui”; que desacreditan la organización del pueblo como forma de transformación social y claman el regreso a un idílico pasado que jamás existió.

Es evidente que no toda la responsabilidad recae en los arriba señalados y el Estado; el MULT también cometió errores que lo han llevado a la situación en la que está ahora, su mayor error fue de análisis político, y no le permitió ver que la mano del Estado estaba detrás de un, aparentemente, pequeño conflicto en una de sus zonas de influencia; el otro error fue perder de vista que la lucha electoral es un complemento que permite extender una propuesta política, pero no el único camino y por el desgaste de la contienda electoral, se minimizó el problema del MASJC.

El MULT a través de su Partido Unidad Popular logra un crecimiento de su propuesta política de manera independiente y congruente con una posición que, por ética política, no le permite aliarse al PAN cuyo objetivo es destruirlo, ni a la vedette del PAN, el PRD.

No obstante, el MULT dentro de su política de alianzas comete errores que, en el marco de la estrategia por desligitimarlo, alimentan a esa izquierda antropófaga que en el trance provocado por el olor de la carne y la sangre, no percibe que se está mordiendo ella misma.

Finalmente el MULT, es decir su dirigencia colectiva, se da cuenta muy tarde de esta debilidad política en la que se encuentra e intenta reocupar los espacios políticos que ha perdido, sin embargo ya no le dará tiempo de recomponer el escenario. Nuevamente el Estado mexicano, en otra acción digna del terrorismo más avanzado de Estado, realiza la ejecución extrajudicial del dirigente más incómodo en Oaxaca, Heriberto Pazos Ortiz, viejo y experimentado luchador social.

No obstante, el actuar del Estado no ha terminado, tan solo se cierra un ciclo dentro de la estrategia de aniquilamiento del movimiento social oaxaqueño y mexicano, a través de la creación de una división artificial. Hasta ahora esa división es mantenida por esa parte de la izquierda irreflexiva con capacidades twitterianas, que, sin ver cómo son usados dentro de la estrategia represiva del Estado, seguirán convencidos de su “verdad” debido a su miopía política, y apuntalarán las contradicciones entre la misma izquierda, y lo qué es más terrible, señalarán con dedo flamígero quienes podemos ser las próximas víctimas del terrorismo de Estado, ¡vaya papel que están destinados a seguir jugando!

Al MULT, si quiere neutralizar la estrategia contrainsurgente del Estado, no le quedará otra opción que regresar a la movilización, el boteo, la difusión de sus ideas y el uso del internet, para ganarse nuevamente la simpatía de la izquierda actualmente en duda, al difundir y proyectar su proyecto político y las conquistas sociales que hay logrado con su lucha y recordar siempre que: Caco’ sa’ ya’an che’é se nacoo chruun a

Y seguirá la mata dando… una división de la izquierda ha permitido que se desdibujen los límites de la propia izquierda, que se mezclen posiciones de ultraderecha y de izquierda microcefálica dentro del discurso de una minoría que, si bien tiene una nula capacidad de organización, es potenciada por el Estado con el objetivo concreto de ahondar las divisiones, aprovechar el silencio del EZLN y la tregua del PDPR-EPR, para que, en adelante, cuando el movimiento social despierte nuevamente, descubra su cuerpo hecho pedazos, destruido internamente como en una enfermedad autoinmune, donde las propias células que, supuestamente, deben defender al cuerpo de virus invasores, atacan al propio cuerpo hasta debilitarlo y matarlo, mientras que el Estado se lava las manos y fortalece su parte terrorista.

Tomado de mult.org.mx


Comentarios del artículo

Logotipo meszáros
Sábado 13 de noviembre de 2010 agrave 20h21 - Por autor meszáros

Claro!!! q forma de enredar las cosas hasta deformarlas de otra manera, y da mucho asquito cuando dicen que Pazos era un luchador social... a ver si fuese así a Pazos el gobierno del estado priísta no le hubiese pagado los guaruras que le pagaban (vean la nota de Noticias, Voz e Imagen de Oaxaca sobre el tema, está buenísima) ahh y tampoco le pasarían pensiones!!!! ni tampoco... bah! dos botones de muestra por ahora.

Logotipo JHA
Domingo 7 de noviembre de 2010 agrave 19h29 - Por autor JHA

Copala: contrainsurgencia exitosa
Javier Hernández Alpízar

Hay que reconocer que la contrainsurgencia va ganando. Y lo peor es que el modelo exitoso de contrainsurgencia puede ser extrapolado con éxito a otras zonas, a otras regiones y, con ello, desgarrar aún más el tejido social y destruir o mermar gravemente la red de solidaridad entre personas y organizaciones de abajo en México.
Si la inercia en la manera de trabajar de muchas organizaciones de izquierda, desde las más institucionales a las que más han adoptado el lenguaje de “otra forma de hacer política”, no se modifica, saldrán perdiendo quienes en México buscan un cambio verdadero, civil, pacífico, protagonizado por la gente y no por quienes dicen ser “sus representantes”.
En cuanto se abrió un nuevo ciclo de rebeldía el 1 de enero de 1994 con el alzamiento armado indígena zapatista en Chiapas, inició una contraofensiva que primero fue militar, durante 12 días, pero que luego, por el consejo, la asesoría, el financiamiento, entrenamiento, acompañamiento y supervisión de los Estados Unidos, se convirtió en una contrainsurgencia de las que se llaman de “amplio espectro”.
Los Estados Unidos son una potencia arrinconada en “su” hemisferio. Como para la iglesia católica, escasa de vocaciones sacerdotales y religiosas en otros continentes, para Washington América Latina es “el continente de la esperanza”, por ello la estabilidad de México es vital. Si incluso la estabilidad de México bajo el priismo fue vital para el gobierno de Fidel Castro durante los peores años de la guerra sucia en nuestro país, para los Estados Unidos resulta inimaginable que en México deje de haber un gobierno leal, fiel, controlado por ellos.
Las medidas de contrainsurgencia han incluido muchos ejes de acción, desde la propaganda en la prensa, en medios académicos y en medios intelectuales de una historia negra de los insurrectos, esa tradición del Móndrigo continuada por los grupos Nexos, Letras Libres y demás, hasta la formación y la actuación de grupos paramilitares que hoy son protagonistas protegidos por el gobierno federal y por gobiernos estatales del PRI y el PRD en Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán… y quién sabe hasta dónde.
Pero la más exitosa de las prácticas contrainsurgentes ha sido la política: Así como después de la guerra sucia contra las guerrillas de los años 60 y 70 el gobierno priista incluyó al viejo Partido Comunista dándole registro y permitiéndole participar electoralmente; en 1994, la reforma electoral que abrió la posibilidad de gobernar a los partidos que el PRI ubicaba como a su derecha (PAN) y a su izquierda (PRD) le ganó la cohesión de la clase política alrededor del monopolio del poder, de la partidocracia, y ahora de la corrupción y la contrainsurgencia: Los dos gobiernos que el PRD ha impulsado en Chiapas en los últimos sexenios: Salazar Mendiguchía (en alianza con el PAN) y Juan Sabines Guerrero (bajo los partidos hegemonizados por López Obrador) han sido contrainsurgentes.
En Chiapas, la estrategia ha sido ofrecer las tierras recuperadas por los zapatistas a cuanto grupo no-zapatista quiera tierras, a cambio de convertirse en agresores de las bases de apoyo zapatistas. Esa guerra contra los indios rebeldes de Chiapas no ha parado ni un momento desde 1994, y por el contrario, se ha recrudecido desde que en 2005- 2006 el EZLN lanzó una nueva iniciativa política con su Sexta Declaración de la Selva Lacandona y la Otra Campaña.
Una y otra vez, los grupos electorales han acusado al EZLN de “traidor” por no apoyar electoralmente a los candidatos y partidos políticos que mantienen una guerra paramilitar contra ellos. La lógica electoral es asombrosamente parcial. Su presidente “legítimo” puede apoyar a un candidato priista, llevarlo al gobierno de Chiapas, callar ante la guerra paramilitar, los presos políticos y todo el acoso contra el EZLN, pero consideran al EZLN obligado a apoyar a sus candidatos, asumir su agenda electoral y política y le reprochan su silencio, acusándolo de complicidad con el gobierno que lo tiene militar y paramilitarmente cercado… sin pedirle jamás cuentas a sus candidatos, líderes y aliados de los partidos que apoyan por los paramilitares que militan en sus filas en Chiapas (y grupos porriles en el DF), de los políticos ligados al paramilitarismo y/ o a la contrainsurgencia que son ahora sus candidatos, funcionarios y gobernantes, ya no digamos en Chiapas, donde son muchos, sino en Michoacán y el DF (Uriel Jarquin y Adolfo Orive, botón de muestra).
En la Otra Campaña ahora está en medio el escándalo, y los grupos que no comprendieron ni se sumaron a la iniciativa ahora le piden cuentas a la Otra Campaña: Tanto el MULT (acusado de muchos crímenes por el Municipio Autónomo de San Juan Copala) como el MULTI (principal impulsor del Municipio Autónomo) son adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y ambos reciben apoyo activo o pasivo de diversos grupos integrantes de la Otra Campaña.
La Otra Campaña no logró establecer mecanismos de toma de decisiones porque el EZLN tuvo que refugiarse en el silencio y la resistencia a la guerra sin concluir sus recorridos: en el comunicado en el cual anunció ese encierro en Chiapas había dos factores para que esto ocurriera. El primero es la campaña de acoso mediante explosivos que el EPR realizó contra el gobierno federal en busca de que presente a dos desaparecidos de sus militantes. La otra es el acoso paramilitar creciente contra los municipios autónomos rebeldes en Chiapas.
Ante las agresiones del gobierno estatal perredista, el gobierno federal panista y una estructura contrainsurgente priista, el silencio de la izquierda mexicana ha sido fuerte y claro. Pero ahora que el escándalo estalla en la zona triqui, no se preguntan ¿cómo el gobierno de Oaxaca ha logrado tanto éxito en la contrainsurgencia, al grado que los grupos enfrentados y los muertos son todos triquis? Por el contrario, se proponen arrinconar al EZLN y la Otra Campaña responsabilizándola de todo, olvidando la activa participación en la contrainsurgencia de la clase política toda (incluidos los políticos con los que algunos se niegan a romper) y olvidando que el sitio, el acoso, las muertes que ocurren en Copala, vienen ocurriendo en Chiapas, contra el EZLN, sin que se preguntara nadie: ¿por qué la solidaridad de la izquierda partidaria con la contrainsurgencia?
Ahora es muy difícil que haya un diálogo entre las dos organizaciones triquis más importantes: Porque ambas se acusan de asesinatos, violaciones, desapariciones, pero el obispo emérito Lona Reyes y el padre Uvi, lo están intentando.
Si este exitoso modelo de contrainsurgencia no es derrotado en Oaxaca y en Chiapas, al rato será todo el país, con grupos criminales que asesinen luchadores sociales, lavando la imagen de los gobiernos que están detrás de ellos y haciéndonos parecer a los mexicanos seres bárbaros y violentos, como ahora quieren hacer parecer a los triquis.
¿Es posible al mismo tiempo exigir el cese a la masacre contra Copala y apoyar el diálogo? Es pregunta. Y quizá la respuesta más importante la den los triquis. Ellos podrían dar un viraje que ponga contra las cuerdas a la contrainsurgencia y no que divida y enfrente a los grupos que quieren un cambio. Sin ambigüedades: ¡Alto a la masacre en Copala! Solidaridad con el agredido, no con el agresor.

Logotipo o
Martes 2 de noviembre de 2010 agrave 10h32 - Por autor o


Fortino Alvarado el asesino del activista de la APPO Jose Jimenez es cordinador del PUP el partido del MULT.
http://www.noticiasnet.mx/portal/principal/indigenas-triquis-bloquean-carretera-federal-182

Logotipo Mitzi
Domingo 31 de octubre de 2010 agrave 13h09 - Por autor Mitzi

Creo que es un análisis bueno, aunque hay muchas cosas que no entiendo, tal vez, necesito más información, lo que me parece chistoso es que ante un análisis se respondan incongruencias en los comentarios, se debería responder con otro análisis que nos pueda dar más claridad sobre este problema, responder si es cierto que el Estado está atrás de esta situación o es solo un problema de fe de quién es el que está bien.
Bueno, es es lo que yo creo.
Mitzi

Logotipo anónimo
Domingo 31 de octubre de 2010 agrave 12h58 - Por autor anónimo

Cierto, la verdad intoxica, mejor dejemos puras mentiras.

Logotipo Uno más que
Domingo 31 de octubre de 2010 agrave 10h41 - Por autor Uno más que "opina"

También se les olvida que los del MULT son de otro planeta y se visten de indígenas triquis para dominar el mundo, los únicos que pueden detectarlos son los anarquistas antialiens y por ello no importa si dicen mentiras, es por una buena causa, la liberación de toda la tierra de los aliens

Logotipo a
Sábado 30 de octubre de 2010 agrave 10h09 - Por autor a

El MULT y su partido siempre agredieron a la APPO.

El 10 de agosto de 2006 es atacada una manifestaciòn de la APPO, el mecánico José Jimenez Colmenares es asesinado por los disparos que hiciera contra la manifestación Fortino Alvarado Martinez militante del MULT-PUP, quien años antes había asesinado al alcalde de Tecomaxtlahuaca. El asesino fue identificado y poco después puesto en libertad por el gobierno de URO.

En las barricadas la gente detuvo a un funcionario estatal que llevaba $50 mil y una pluma de oro con el nombre de Rufino Merino ( diputado del MULT-PUP y actual lider del PUP), era el pago por haber aprobado en el congreso la invasión de la PFP contra el movimiento de la APPO.

Tambièn en 2006 activistas de la APPO detuvieron en el parque del LLano a un policía que confesó ser enviado por el Beto Pazos y de haber atacado con ácido la Radio Universidad, el mentado personaje resultó ser sobrino de la esposa de Pazos.

«Juan Sarabia» ¿no siente aunque sea un poco de repulsión al intentar encubrir las atrocidades del MULT?

Logotipo lector
Sábado 30 de octubre de 2010 agrave 09h05 - Por autor lector

Coincido plenamente con el compañero anonimo. el MULT es una organización clientelar. Las disputas que mantiene con UBISORT son por el presupuesto, por los miles de pesos que se dan en programas de administración de la pobreza, que por cierto, no llegan a las comunidades de base de estas organizaciones, porque se los quedan gente como beto pazos, que además de haber recibido una pensión vitalicia por parte del gobierno del estado, también cobraba por sus ’servicios´ como dirigente del MULT.

es lamentable que los compañeros del MULT se nieguen a escuchar lo que todo mundo sabe: el problema de la política oficial en méxico es sencillamente su forma de hacer política, que no es otra que la del clientelismo, la antidemocracia, el cochupismo, la corrupción. El MULT es infecto de ese mal, como también lo hizo el PRD y otras muchas organizaciones, como los stalinistas del FPR.

el problema no es quien tiene la razón, sino que discurso lleva el sentido de libertad y de verdad que nace en el corazón de los triquis. ninguno. ese hay que buscarlo fuera de los membretes.

saludos

Logotipo anonimo
Viernes 29 de octubre de 2010 agrave 23h52 - Por autor anonimo

Tomar un artículo del sitio del MULT para intoxicar ya es bastante patético.

Repetir mentiras y no llamar las cosas por su nombre no ayuda a entender el conflicto.

Es cierto que en el conflicto triqui nadie tiene toda la razón y todas las fuerzas están comprometidas con acciones cuestionables, incluyendo agresiones físicas.

Hay algo que este artículo trata con particular cinismo: los "errores" (horrores) del MULT.

"El MULT a través de su Partido Unidad Popular logra un crecimiento de su propuesta política de manera independiente y congruente con una posición que, por ética política, no le permite aliarse al PAN cuyo objetivo es destruirlo, ni a la vedette del PAN, el PRD."

Ya en el artículo anterior se señalaron las alianzas de MULT-PUP con el PAN y con el PRI, cómo llamar a alguien que miente de este modo ¿cínico? Hay que insistir sobre el carácter oportunista y electorero del MULT y en el HECHO de que su estrategia electoral lo ha integrado a la sociedad política.

¿Es cierto o no que en la pasada contienda por la gubernatura, el MULT-PUP registró como candidata a María de los Ángeles Abad Santibáñez, de extracción PANISTA? En febrero de 2010, Abad Santibáñez renunció al PAN... porque su partido aceptó postular a Gabino Cué para la gubernatura. En el portal de esta persona, se puede leer lo siguiente:

"La que suscribe, María de los Ángeles Abad Santibáñez, ante la insistente invitación, incluso pública, de los partidos Convergencia y de la Revolución Democrática, para que decline mi candidatura al gobierno del Estado a favor del candidato de la Alianza por la Paz y el Progreso, Gabino Cué Monteagudo , en mi carácter de candidata a gobernadora por el Partido Estatal Unidad Popular (UP), públicamente y con todo respeto, manifiesto mi decisión inalterable de continuar en la contienda electoral por la gubernatura del Estado." (30 de junio de 2010) http://www.mariadelosangelesabad.org

¿Es cierto o no que Carlos Martínez Villavicencio fue postulado por el MULT-PUP para la presidencia municipal de Juxtlahuaca, y que este personaje entró en 2010 a una diputación por el Distrito XXI, esta vez con las siglas del PRI?

http://www.propuestaoaxaca.com/index.php/sobresalientes/item/751-iee-valida-asignaci%C3%B3n-de-diputaciones-plurinominales?tmpl=component&print=1

¿Cómo puede calificarse de izquierda o independiente del gobierno al MULT-PUP cuando está metido hasta la nariz en el lodazal de la política institucional?

Si quienes pretenden "debatir" en este espacio sólo continúan jugando a la retórica, sin responder a las preguntas incómodas, no harán ninguna contribución ni al conocimiento del conflicto en la región triqui ni en la construcción de una salida pacífica...

menos mentiras y más argumentos

"cuando el dedo señala la luna, el imbécil mira el dedo"

Posdata: los redactores del Indy deberían ser más críticos y tomar este escrito lleno de imprecisiones, mentiras y ataques, con la misma seriedad que comentaron el artículo de Virgilio Torres ¿O será que ya se convencieron de que el MULT sí es de izquierda?

Posdata 2. Juan Sarabia escogiste bien tu seudónimo. El Sarabia original pasó de fundador del Partido Liberal a Senador del gobierno restaurador, en chiquito y muy de lejos esa es la trayectoria del MULT

Agenda

<<

2014

 

<<

Agosto

 

Hoy

LuMaMiJuViSDo
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Sin actividades

Estadísticas

Última actualización

Jueves 28 de agosto de 2014

Publicatión

2033 Artículos
21 Álbum
80 Breves
12 Sitios Web
619 Autores

Visitas

904 hoy
1298 ayer
1744614 desde el principio
32 Visitantes conectados