La caradura de la "izquierda" electoral

Miércoles 24 de junio de 2009
por  Raúl Calvo Trenado
popularidad : 10%

La caradura de la "izquierda" electoral

Raúl Calvo Trenado

No le tengo ninguna simpatía a López Obrador y mucho menos a Jesús Ortega pero entiendo que éste ande encabronado con la postura del primero de pedir el voto para otras organizaciones que no sean el PRD. La actitud arribista del Peje no es nueva pero ha llegado al descaradísimo extremo de aprovechar, para fomentar su imagen, la fuerza de un partido grande, el sol azteca, a la vez que coquetea con otros grupos, primando su ambición personal que la defensa de su organización.

Parece que Obrador piensa- acertadamente- que fuera del PRD hace mucho frío. Así que espera oportunistamente ver cuáles son los resultados del 5 de julio para comprobar si le interesa o no cambiar de bando pues de momento sería dar un salto al vacío a dos organizaciones pequeñas- PT y Convergencia- que anularía su proyecto de poder personal y su escalada hacia la presidencia de la República.

Obrador, que no ha tenido muchos problemas de conciencia en pertenecer a una organización que ha sido acusada de utilizar paramilitares en Chiapas, Guerrero y Michoacán- le bastaba, si acaso, decir que eran de otra facción- sí lo tiene ante la supuesta o real derechización de la misma, derechización que solo advierte ahora que él no está al mando sino Ortega. Lo lógico es que si tan disconforme de pronto está, que la abandone. Pero, de la misma manera, se fue del PRI cuando tampoco obtuvo poder, nuevamente sin que antes advirtiera la larga estela terrorista del tricolor- de nuevo le bastaba con decir que era crítico mientras estaba dentro apuntalándolo-. Ya se sabe, en política, algunos dicen despertar sólo cuando no tienen un mullido sillón de mando bajo sus posaderas.

Claro que tampoco se puede hablar mucho mejor del PT y Convergencia, que pretenden ampliar su porcentaje electoral aprovechando el posible tirón del Peje. Entonces cabe preguntarse: ¿Quién utiliza a quién? ¿Peteros y convergentes la estampa de Obrador o éste último a ambos y al sol azteca viendo con cuál se queda según los resultados del día 5? Parece ser que las dos cosas ¿verdad?

En México parece absurdo debatir acerca de si la izquierda real debe votar o no, ya que aún en caso afirmativo, no hay a quién....


Commentaires

Logo de Héctor Zetina
Domingo 5 de julio de 2009 à 21h30 - por  Héctor Zetina

Ante las elecciones del 5 de julio en México se vive un intenso debate sobre la conveniencia de anular el voto. En los principales medios de comunicación, así como entre los ciudadanos de a pie, se ha vuelto un tema cotidiano. Argumentos de un lado y otro se expresan apasionada y en ocasiones sesudamente. Resumiendo las dos tendencias: los que están a favor de la anulación consideran que el grupo de personas que dominan el sistema de partidos no representan a los ciudadanos y que por lo tanto no tiene caso darles el voto. Por el otro lado, se argumenta que en las diferentes opciones del sistema de partidos es posible encontrar uno que sea menos malo según las perspectivas e intereses de cada ciudadano, y por lo tanto, es mejor votar por alguno que por ninguno. Los dos argumentos tienen algo de razón, pero una falla de origen. En el caso de votar en blanco se expresa el descontento pero la propuesta queda así, en blanco y tan cerca de cambiar el sistema como está de aquí Saturno en avioneta, por decir. Desde el otro lado, seguir votando por alguien inscrito en un partido es conceder por lo menos tres años de impunidad a individuos que no les importa ofender a la sociedad con sus liviandades e intereses mezquinos disfrazados de discurso social.

Votar según los criterios institucionales es un derecho que se debe ejercer. De acuerdo. Pero cambiar por la vía armada o pacífica (como se quiera) a un gobierno, o a un sistema de gobierno, que no responde al interés público también lo es (Artículo 39 Constitucional). Por lo tanto -junto a la acción de votar en blanco, anular el voto e incluso votar por algun partido si así se quiere- los oprimidos, los desahuciados del sistema, deben ejercer el derecho a expresar sus demandas en las calles o con acciones colectivas creativas y contundentes que impongan la salida o el juicio de los malos gobiernos. O, a cambio, ejercer mediante la autonomía política una forma de gobierno menos injusta y más próxima a la sociedad organizada. Para que sea eficaz, la estrategia del voto en blanco debe de ir acompañada de la resistencia y la acción colectiva.
Sin embargo, una manera de permitir que demandas de izquierda popular organizada se expresen en las urnas, sin que sean necesariamente partidistas, pero sí con criterios políticos e ideológicos, puede incluir la mención en el espacio en blanco de alguno o algunos de los siguientes criterios:

1.Reconocimiento legal de los Acuerdos de San Andrés.
2. Adhesión a las demandas asentadas en la Sexta
3. Declaración de la Selva Lacandona.
4.Solidaridad con los movimientos populares y democráticos; solidaridad con los campesinos de Atenco, con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, los zapatistas de Chiapas, el Movimiento Magisterial de Base, Los Trece Pueblos o quienes están en contra de la construcción del relleno sanitario en Loma de Mejía.
5. Liberación de los presos políticos.
Regreso del ejército a los cuarteles y cese del hostigamiento a la sociedad.
6. Democratización de los medios de comunicación masivos y la gestión cultural.
7. Referéndum, plebiscito y revocación de mandato.
Reforma del Estado con prioridad en los derechos humanos y colectivos.
8.Defensa de la biodiversidad y democratización de la gestión de los recursos naturales.

Comentario tomado de mi blog:
elsaltodeltigre.blogspot.com

Sitio web : El salto del tigre
Logo de Jorge
Jueves 2 de julio de 2009 à 15h53 - por  Jorge

1) Porque no existen en los medios de comunicación plataformas para la expresión de la inconformidad ciudadana más allá de las denuncias sobre la inmediatez cotidiana;

2)Porque ahora más que nunca el montaje electoral se presenta ante la ciudadanía como una farsa;

3)Porque hay un vacío de planteamientos que presentan una salida a la debacle económica más allá de los modelos que han colocado al país en la criminal situación actual;

4) Porque la clase en el poder se presenta en todo su esplendor y apogeo caduco;

6) Porque la incapacidad y servilismo de la clase dominante es más que evidente;

7) Porque el PRIAN y la oposición oficial del PRD (que ha mostrado ser poco más que la izquierda del propio PAN) están cargando el costo de la crisis económica sobre las espaldas de los trabajadores;

8) Porque ellos han pactado condenar al país a la deuda para salvarse ellos mismos y asegurar los ingresos de la minoría a la que representan;

9) Porque se han cerrado los caminos de la participación democrática; el plebiscito y el referendum;

10) Porque aunque sean ilegítimos, harán lo posible y hasta lo ilegal por seguir en el poder;

Por todo ello, un voto anulado significa un primer paso, individual y desorganizado, para expresar el rechazo rotundo al montaje electoral. El montaje en el que cada tres años se decide de entre ellos, el menos peor. [Y en ningún lado se ha visto esto más claro que con las campañas contra la anulación y el abstencionismo] Un rechazo a que se tomen el derecho de llamar legítimo su mandato.

Que sea este el plebiscito que con tanto ahínco han evitado.

Si no son competentes que se vayan todos.

Por: a) mandatos revocables inmediatos; b) Referendum y plebiscito.

Contra la reelección de los mandatos.

Estadísticas

Última actualización

Viernes 21 de julio de 2017

Publicatión

2908 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
701 Autors

Visitas

221 hoy
698 ayer
3050035 desde el principio
17 visiteurs actuellement connectés