Por la libertad de Leonard Peltier

Martes 9 de septiembre de 2008
por  robot
popularidad : 1%

Esta es una carta del preso político indígena Leonard Peltier a las personas que se reunen en su apoyo el 12 de septiembre próximo ¡Ha pasado casi 33 años en prisión! ¡No dejemos que muera ahí!

24 agosto, 2008

Saludos, mis amigos, amigas y parientes,

Primero que nada, no tengo palabras para expresarles tanto como quisiera el sincero agradecimiento que siento al saber que se están juntando para recordar a todos los pres@s polític@s, a los rehenes y a mí.

Las reuniones de este tipo son muy importantes porque le recuerdan a la gente los sacrificios hechos diariamente en todas partes del mundo por la libertad, la justicia y un ambiente limpio y sano para nuestras futuras generaciones.

Los poderes que explotan nuestros recursos y a nuestra gente siempre existirán, generación tras generación. Y el Creador siempre llamará a la gente a oponerse a esa explotación. Y si el Creador no llama, cualquier hombre o mujer con un sentido de justicia, que sea espiritual, social o ambiental, encontrará los motivos para rebatir a los enemigos de la humanidad y de la naturaleza.

Quiero que sepan que una de las razones para sentirme agradecido es que los eventos que ustedes convocan significan muchísimo para los otros pres@s polític@s y rehenes y para mí, no necesariamente por el bien de los mismos presos y rehenes, sino por el bien de las futuras generaciones para que aprecien y protejan y salvaguarden celosamente la libertad que disfrutan, pagada con la vida de alguien más. Creo que uno de los momentos más difíciles para un pres@ polític@ o rehén es cuando la gente empieza a olvidar de qué se trataba su sacrificio, cuando la gente se vuelve complaciente por haber llegado a cierto nivel económico y se olvida de esos sacrificios; en ese momento el peligro de perder todo lo que se ha ganado es inminente. En mi experiencia personal, he conocido la alegría de recibir cartas de aprecio o visitas, sólo superada por la alegría de saber que mis esfuerzos no fueron en vano y que hay jóvenes ocupándose de la causa y encargándose de recuperar nuestra libertad y nuestros recursos perdidos.

Extraño profundamente el roce de la mano de mis amigos. Extraño profundamente el caminar por un bosque o una pradera o hasta sobre una calle llena de tráfico, el sentir el viento soplar contra mi piel directamente y no a través de una ventana o un alambrado.

Pero con todo esto, no puedo expresar qué tan grande sería la pérdida para mí si los motivos y las causas de los muchos pres@s polític@s y rehenes del mundo fueran olvidados, barridos a un lado porque la gente se sentía demasiada cómoda con el status quo.

He estado aquí casi 33 años. Es más de la mitad de mi vida. Daría casi cualquier cosa para ir a casa. Pero no me rendiré.

Daría casi cualquier cosa para estar con mi familia. Pero no me callaré.

Daría casi cualquier cosa para decir “adiós” a este lugar, pero no diré “adiós” a mi fe o a nuestra lucha.

Daría casi cualquier cosa para salir por esta puerta y nunca regresar. Pero nunca le daré la espalda al amor de mi pueblo.

Cuando pienso en las cosas que escucho y veo en los medios, en todos los grupos de presión que hablan de varios temas como el derecho a vivir o la pro-vida, no puedo evitar pensar en los niños por todas partes del mundo que nunca tendrán la posibilidad de vivir debido a la explotación de los recursos, de su país y de su pueblo.

Toda la destrucción que ocurre aquí y en el extranjero es un resultado directo de que ciertas personas, ciertos grupos de presión pretenden enriquecerse y tomar más de lo que necesiten.

Las personas religiosas, o más bien, las personas espirituales de América y de cualquier otro lugar, deberían unirse con mucha fuerza para parar las guerras injustas que realmente afectan a la gente común en su aldea, granja, ciudad o cualquier otro lugar destruido por las bombas de los varios gobiernos –gobiernos que en nombre del nacionalismo y patriotismo buscan ganar poder político y control sobre los recursos y el sistema político de otras personas.

Tal vez estoy divagando demasiado en este mensaje después de 33 años en prisión y 63 años de vivir en esta tierra, muchos de los cuales he pasado pensando, rezando, analizando y meditando sobre la información que he recopilado de varios escritos de diferentes tipos, libros y observaciones, pero de alguna manera siento que tengo un poco de derecho a decir lo que pienso y lo que siento.

Los quiero a todos y a todas y me siento honrado que me hayan invitado a enviarles un mensaje. Y si pudiera abrazar a cada uno de ustedes personalmente ¡les garantizo que serían bien abrazados!

Nunca me he rendido en mi lucha por la libertad.

La libertad es una inclinación natural de todas las criaturas que viven en esta tierra. Hasta un recién nacido va a luchar si alguien lo aprieta demasiado.

Lamento profundamente estar en prisión. Lamento profundamente haber perdido familiares estando aquí. Lamento profundamente todas las maravillosas cosas en la vida que haya perdido. Pero mientras pueda respirar, nunca lamentaré haber defendido a mi pueblo. Siempre está en mi corazón y ustedes también están en mi corazón hoy mismo.

Hasta siempre. Les recordaré en mis oraciones. Hasta la próxima.

Mantengan la fe.

Su familiar para siempre,

En el espíritu de Caballo Loco,

Leonard Peltier


Lo que puedes hacer ahora

Escríbele una carta a Leonard:

Leonard Peltier # 89637-132
USP Lewisburg
PO BOX 1000
Lewisburg, Pennsylvania 17837

Organiza una comida, un evento o acción en su apoyo.

Firma una petición en línea de acuerdo con los recientes esfuerzos de la
defensa:

Leonard Peltier será elegible para salir bajo libertad condicional en
diciembre de 2008 y no hay razón legítima para mantenerlo en prisión
más tiempo. Si no recibe libertad condicional a principios de 2009, no
tendrá otra audiencia hasta 2017. Firma una petición en apoyo a su
inmediata salida bajo libertad condicional aquí:

http://www.ipetitions.com/petition/parole2008/

La defensa también busca obtener miles de documentos retenidos por el
FBI, unas 142,579 hojas, según los abogados de Peltier, quienes levantaron una nueva demanda contra el FBI en Minnesota en marzo de 2008. Alegando que la información podría revelar unas fuentes confidenciales, perjudicar la seguridad nacional e impedir la guerra contra el terrorismo, el FBI se ha negado a entregar los documentos que comprueban sus actividades ilegales en Pine Ridge y las violaciones de los derechos humanos de Leonard Peltier. Firma una petición en línea apoyando a este esfuerzo:
http://www.ipetitions.com/petition/Docs2008/

También hay peticiones en línea para presionar al Congreso a investigar
la mala conducta del FBI en Pine Ridge y el “reino de terror” contra la
población indígena entre 1973 y 1976. Firma aquí:

http://www.ipetitions.com/petition/Pine_Ridge/

En una reciente carta Leonard dijo:

“Si mi caso queda igual, ninguna
persona tendrá libertad verdadera, sólo la ilusión, hasta que tenga
algo que los opresores quieran...

En el espíritu de Caballo Loco, quien nunca se rindió”.


También recibimos el siguiente artículo que nos ayuda a entender quién es Leonard Peltier, su lucha, la resistencia de su pueblo:

Leonard Peltier El silencio grita

El mensaje

El silencio, dicen, es la voz de la complicidad.
Pero el silencio es imposible.
El silencio grita.
El silencio es un mensaje,
igual que no hacer nada es un acto.
Deja que quien eres suene y resuene
en cada palabra y en cada hecho.
Sí, conviértete en quien eres.
No puedes esquivar tu propio ser
o tu propia responsabilidad.
Lo que haces es lo que eres.
Eres tu juez y tu libertad.
Te conviertes en tu propio mensaje.
Tú eres el mensaje.

En el espíritu de Caballo Loco
Leonard Peltier

¡casi 33 años tras las rejas!

Leonard Peltier cumple 64 años el 12 de septiembre de 2008, un día en que muchas personas a nivel internacional exigirán la libertad inmediata e incondicional de este artista, escritor y activista indígena —uno de los presos políticos más reconocidos del mundo.

Leonard ha pasado casi 33 años en unas de las prisiones más crueles de Estados Unidos, injustamente condenado a doble cadena perpetua por el asesinato de dos agentes del FBI en 1975. Ahora su situación se agrava por varios problemas de salud.

Desde su celda en el penal federal de Lewisberg, Pensilvania, sigue luchando por los derechos indígenas. Ha promovido bibliotecas, escuelas, becas y refugios para mujeres golpeadas entre muchos otros proyectos. Fue nominado al Premio Nobel de la Paz en febrero de 2008 por quinto año consecutivo.

“Mi crimen es ser indio. ¿Cuál es el tuyo?”

En su autobiografía Mi vida es mi danza al Sol (My Life is my Sundance), Leonard explica que él es de sangre Ojibway y Dakota Sioux, y adoptado por los Lakota Sioux. Creció en sus tierras, “las que ustedes conocen como América...pero no me considero americano”.

Sé quién soy. Soy indígena y me atreví a defender a mi pueblo. Soy inocente. Jamás maté a nadie ni quise hacerlo. Soy danzante al sol. Esa es mi identidad. Si me toca sufrir como símbolo de mi pueblo, lo haré con orgullo. Nunca me rendiré”.

Leonard cuenta que cuando tenía nueve años, un gran coche negro llegó a su casa para llevarle a él y a los otros niños a un internado de la Oficina de Asuntos Indios en Wahpeton, Dakota del Norte. Al llegar, les cortaron su cabello largo, los desnudaron y les echaron DDT en polvo.

Pense que me iba a morir... ese lugar era más como un cárcel juvenil que una escuela....Considero mis años en Wahpenton como mi primer encarcelamiento, y fue por el mismo crimen de siempre: ser indio”.

Sigue contando: “Nos obligaron a hablar el inglés. Nos golpeaban si nos sorprendían hablando nuestro propio idioma. Aún así, lo hicimos... Supongo que aquí fue cuando me volví un criminal sin escrúpulos (como me nombra el FBI). Y se podría decir que la primera ofensa en mi carrera criminal fue el hablar mi propio idioma....El segundo fue el practicar nuestra religión tradicional.”

Cuando era joven, el gobierno del presidente Eisenhower se embarcó en un programa para eliminar las reservas y desalojar a la gente, dándoles unos centavillos. Recuerda Leonard que las palabras “terminación” y “desalojo” se volvieron las más temidas en su vocabulario. El proceso de combatir el desalojo fue su primera experiencia como activista.

Durante los años 60, Leonard trabajaba como jornalero en los campos y luego como hojalatero en Seattle. Mientras tanto, empezó a ayudar en esfuerzos de organización comunitaria. A principios de los 70 se unió con el Movimiento Indígena Americano (AIM), inspirado en el partido Panteras Negras.

En 1972 participó en el Sendero de los Tratados Rotos, una marcha / caravana desde Alcatraz en California hasta Washington D.C. y también en la ocupación de la Oficina de Asuntos Indios en la capital. Se volvió blanco del programa del FBI para “neutralizar” a los líderes de AIM y fue falsamente incriminado y encarcelado a finales del año.

1973: La ocupación de Wounded Knee

Una de las acciones más atrevidas de AIM fue la ocupación de la aldea de Wounded Knee (Rodilla Herida) en la reserva Pine Ridge, el mismo lugar donde el ejército de Estados Unidos cometió la infame y cobarde matanza de 300 Lakota en 1890.

A principios de los 70, AIM se estaba juntando con los indígenas Lakota que se guiaban por las tradiciones antiguas y querían mantener su cultura y sus tierras.

Preocupada por la creciente influencia de AIM en la zona, la Oficina de Asuntos Indios impuso la candidatura de Dick Wilson como jefe tribal de la reserva, haciendo caso omiso a la voluntad de los ancianos y jefes tradicionales.

El títere Wilson odiaba a los militantes del AIM y se alió con el FBI para destruir al movimiento que la agencia veía como una amenaza al modo de vida norteamericano. Su grupo de paramilitares conocido como los "GOONS" (Guardianes de la Nación Oglala) había cometido un sinnúmero de abusos contra la gente.

La noche del 27 de febrero, unos trescientos Lakota y veinticinco integrantes de AIM ocuparon el pueblo de Wounded Knee, acompañados por varios chicanos, negros y blancos. Se opusieron a los asesinatos de indígenas en la reserva, a la pobreza extrema, y al gobierno tribal corrupto. Exigieron al gobierno el respeto a los antiguos tratados que se habían firmados con los pueblos indígenas para proteger su territorio y autonomía.

Al día siguiente, el general Alexander Haig ordenó el ataque. Según Ward Churchill y Jim Vander Wall en el libro Los Agentes de Represión (Agents of Repression): "fue el primer operativo dentro de las fronteras nacionales desde la Guerra Civil, el Pentágono invadió a Wounded Knee con 17 vehículos blindados, 130,000 balas de M-16, 41,000 balas de M-1, 24,000 bengalas, 12 lanzadores de granadas M-79, 600 cajas de gas lacrimógeno C-S, 100 rondas de explosivos M-40, helicópteros, aviones Phantom y personal militar bajo la dirección del General del ejército Alexander Haig".

El operativo también contó con 500 policías, alguaciles federales y agentes del BIA y el FBI ––todos fuertemente armados. Rodearon Wounded Knee e instalaron barricadas por toda la carretera.

La ocupación duró 71 días y terminó solo hasta después de que el gobierno prometió investigar las quejas, cosa que nunca pasó.

Los tres años siguientes se conocieron como el “reino del terror” en Pine Ridge. Más de 300 personas asociadas con AIM sufrieron ataques violentos y muchas de sus casas fueron quemadas. Durante este periodo más de 60 indígenas fueron asesinados por paramilitares armados e instruidos por el FBI. También hubo un aumento en el número de agentes del FBI en la reserva, especialmente de los equipos de Armas y Tácticas Especiales (SWAT por sus siglas en inglés).

Ahora se sabe por medio de una demanda basada e la Ley de Acceso a la Información, que el FBI había vigilado las actividades de AIM dentro y fuera de la reservación y que preparaban operaciones paramilitares en Pine Ridge un mes antes de la balacera.

Oglala: La balacera fatal

En una situación cada vez peor, el consejo de ancianos del rancho Jumping Bull cerca del pueblo de Oglala le pidió a AIM que regresara a la reserva a protegerlos. Leonard Peltier y un gran número de integrantes y no integrantes de AIM respondieron al llamado e instalaron un campamento en el rancho.

El 26 de Junio de 1975, dos agentes del FBI, Jack Coler and Ron Williamsen, siguieron una pick-up roja hacia el rancho de Jumping Bull. Se supone que buscaban a Jimmy Eagle, un joven que se había robado un par de botas vaqueras.

Una balacera comenzó entre los agentes del FBI y los individuos de la pick-up, atrapando a una familia en el fuego cruzado. Varias madres huyeron del área con sus hijos mientras otras personas dispararon en defensa propia. Más de 150 miembros del SWAT del FBI, policías de la Oficina de Asuntos Indios, y paramilitares rodearon a unos 30 hombres, mujeres y niños de AIM y abrieron fuego. Leonard Peltier ayudó a un grupo de jóvenes a escapar entre la lluvia de balas.

Al final encontraron a Joseph Killsright Stuntz, integrante de AIM, muerto de un disparo en la cabeza. Su muerte nunca ha sido investigada.

Coler y Williamsen fueron heridos durante la balacera y después asesinados de un disparo a quemarropa. Los dos agentes tenían en su posesión un mapa que tenia marcado el Rancho de Jumping Bull.

Según documentos del FBI, más de cuarenta indígenas participaron en la balacera, pero solo cuatro fueron acusados del asesinato de los agentes: tres líderes de AIM –– Dino Butler, Bob Robideau, y Leonard Peltier–– y Jimmy Eagle.

Butler y Robideau fueron los primeros en ser detenidos, y en su juicio, los dos declararon que habían disparado en auto-defensa. El jurado consideró que su acto estaba justificado debido a la atmósfera de terror que existía en Pine Ridge en ese periodo. Fueron declarados inocentes.

El FBI se indignó por el veredicto y retiraron los cargos contra Jimmy Eagle, según sus memos, para que “...todo el peso de la ley del gobierno federal pudiera ser dirigido contra Leonard Peltier.”

Mientras tanto, Peltier se fue a Canadá creyendo que nunca recibiría un juicio justo. El 6 de Febrero de 1976 fue detenido y luego extraditado a los Estados Unidos debido a la declaración de una mujer llamada Myrtle Poor Bear, quien decía haber sido su novia y que lo había visto disparar a los agentes. De hecho, ella nunca lo había conocido y no estuvo presente en el momento de la balacera. En una declaración posterior, dijo que había dado testimonio falso bajo coacción por haber sido aterrorizada por agentes del FBI.

¡¿Doble cadena perpetua!?

El Comité de Defensa de Leonard Peltier ha citado un sinnúmero de ejemplos de la injusticia del juicio:

- El caso no se presentó en la corte del juez que había presidido el juicio de Robideau y Butler, sino ante otro juez reconocido por tomar decisiones a favor de la fiscalía.
- Myrtle Poor Bear y otros testigos importantes tuvieron prohibido testificar acerca de la mala conducta del FBI.
- El testimonio sobre el “reino de terror” de Pine Ridge fue severamente limitado.
- Evidencia importante, como los reportes conflictivos de balística, fue dictaminada inadmisible.
- La pick-up roja que había sido perseguido hacia el rancho, fue repentinamente descrita como “la van roja y blanca” de Peltier.
- El jurado fue aislado y rodeado por alguaciles federales todo el tiempo, haciendo a los integrantes creer que AIM era una amenaza a su seguridad.
-Tres jóvenes indígenas testigos fueron forzados a testificar falsamente en contra de Peltier después de haber sido detenidos y aterrorizados por agentes del FBI.
- El fiscal no pudo producir un solo testigo que pudiera identificar a Peltier como el asesino.
- El gobierno dijo que un cartucho de balas encontrado cerca de los cuerpos fue disparado de la presunta arma del asesinato, alegando que esta pistola había sido la única de ese tipo usada durante la balacera y que le había pertenecido a Peltier.

En la demanda en base de de la Ley de Acceso a la Información, documentos del FBI fueron entregados a la defensa demostrando que:

1. Más de un arma del tipo atribuida a Peltier había estado presente en la escena.
2. El FBI intencionalmente ocultó un reporte de balística que demostraba que el cartucho de balas no podría haber venido de la presunta arma del asesinato.
3. Los agentes sin duda alguna siguieron una pick-up roja hacia el territorio, y no la camioneta roja y blanca manejada por Peltier.
4. Fuerte evidencia en contra de varios otros sospechosos existía y fue ocultada.

Ninguna de estas informaciones fueron presentadas al jurado que condenó a Leonard Peltier. Fue sentenciado a dos cadenas perpetuas consecutivas.

¡¿Doble cadena perpetua?! ¿Cómo piensan hacer esto? ¿La sentencia no refleja un miedo tremendo al espíritu de Caballo Loco?

Bill Clinton: achichincle del FBI

El Comité de Defensa de Leonard Peltier asegura que exigieron un nuevo juicio después de que varios de estos abusos salieron a la luz. Durante una audiencia el procurador federal admitió, “...no podemos comprobar quien le disparó a los agentes”. La corte se dio cuenta de que Peltier pudo haber sido absuelto si la evidencia no hubiera sido indebidamente ocultada por el FBI. Sin embargo, un nuevo juicio le fue denegado por tecnicismos.

El Comité dice: “En 1993, Peltier pidió clemencia ejecutiva al presidente Clinton. Una intensa campaña fue lanzada con el apoyo de grupos indígenas, organizaciones de derechos humanos, miembros de Congreso, grupos comunitarios, iglesias, sindicatos y celebridades. Hasta el juez Heany, quien autorizó la decisión de negarle a Peltier un nuevo juicio, expresó un firme apoyo por su libertad. El caso de Peltier se dio a conocer nacionalmente”.

El 7 de Noviembre del 2000, durante una entrevista en vivo por el radio, Clinton aseguró que consideraría seriamente la petición de clemencia de Peltier y que tomaría una decisión antes de dejar la presidencia en Enero 20 del 2001”.

En respuesta, el FBI lanzó una campaña de desinformación tanto con los medios de comunicación como con importantes oficiales gubernamentales. El 15 de Diciembre, más de 500 agentes del FBI marcharon en frente de la Casa Blanca oponiéndose a la clemencia para Leonard Peltier. El 20 de Enero, la lista de clemencias ofrecidas por Clinton fue entregada a los medios de comunicación. Sin ninguna explicación, el nombre de Peltier fue excluido”.

Consulta la página del Comité: whoisleonardpeltier.blogspot.com/



Commentaires

Logo de Kamarada X
Jueves 13 de noviembre de 2008 à 07h22 - por  Kamarada X

Podréis encerrar su cuerpo, pero su
alma volará libre y majestuosa...

Estadísticas

Última actualización

Martes 26 de septiembre de 2017

Publicatión

2965 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
703 Autors

Visitas

450 hoy
1173 ayer
3125580 desde el principio
39 visiteurs actuellement connectés