El actual proceso para Elección de Rector de la UACh (2011-2015) y la necesidad de detener a la derecha

Viernes 8 de abril de 2011
por  Iván Turkenich
popularidad : 1%

El actual proceso para Elección de Rector de la UACh (2011-2015) y la necesidad de detener a la derecha

La universidad actualmente se encuentra en un momento coyuntural, un momento decisivo en el que la comunidad universitaria, por sí misma, va a decidir el rumbo de la universidad en un proceso democrático. Y es necesario que como universitarios comprendamos la magnitud de esta palabra y todo lo que esta conlleva.

Ésta una de las muy pocas escuelas y quizás ya la única donde los estudiantes, a pesar de ser menores de edad, tenemos derecho a la libre elección de nuestras autoridades (el voto de un estudiante vale lo mismo que el de un Doctor en Ciencias) y es irresponsable que teniendo esa oportunidad, vendamos nuestro voto por botellas de alcohol, tarjetas telefónicas, celulares, dinero, alguna calificación o por alguna modificación al historial disciplinario, etc. Cuando el PRI, PAN y el PRD, entre otros partidos políticos de la burguesía, hacen giras por todo el país regalando (condicionando votos) despensas, playeras, bolsas, incluso dinero, nos enfrentamos al mismo proceso, pero en contextos diferentes, los candidatos son los partidos políticos, la CIAPSA es el IFE (¡ya no sabemos cual está mas corrompido!) y la población somos nosotros, los universitarios.

Vender nuestro voto representa, sin exageraciones, una enorme traición a los ideales democráticos y revolucionarios de nuestra escuela desde su fundación y una traición a las generaciones pasadas que lucharon por esos derechos.

Veamos cómo interactúan cada uno de los actores y sus formas de actuar y operar en el contexto en el que nos encontramos.

Los Candidatos: Antes que nada debemos comprender que no solo será el rector quien tome decisiones para definir el futuro de nuestra alma mater, sino todo su equipo que lo apoya y seguramente formará parte de su administración. No sólo analicemos al candidato, veamos a toda la gente que los apoya públicamente (¡porque también existen los que apoyan por debajo del agua y con muchos recursos!). Podemos ver incluso algunos profesores que sabemos de su bajo desempeño académico e incluso de su baja calidad moral. Así mismo, estudiantes que están metidos de lleno en las campañas, algunos de ellos estuvieron de baja y fueron reinstalados con el compromiso de apoyar a tal o cual candidato (¡Es un secreto a voces!), otros que estuvieron involucrados en las agresiones a la organización estudiantil de septiembre pasado, los promotores de la campaña de miedo y odio contra la organización estudiantil (demostrado ampliamente), otros acusados de acoso sexual (un ex consejero y por corto tiempo Jefe del Disciplinario) o egresados de generaciones pasadas que siguen rondando por Chapingo sin oficio, ni beneficio. Reza el dicho popular que “como es el sapo es la pedrada” en Chapingo queda “como es el equipo de apoyo es el candidato” Hay que observarlos bien.

Y es importante que observemos también la participación de consejeros universitarios dentro de las campañas. ¿Acaso consultaron a sus comunidades para decidir a qué candidato apoyar? Y por supuesto que NO es aceptable el argumento de que tienen la “libertad como individuos”, por supuesto que tienen el derecho de votar por el candidato que elijan pero no de apoyarlo y mucho menos hacerle propaganda porque en el momento que decidieron representar a la comunidad se comprometieron a que todas las decisiones que estuvieran relacionadas con la vida universitaria serian condicionadas a la decisión de la comunidad, son representantes y por lo tanto deben respeto a sus representados, aunque parece que desde septiembre pasado (o mucho antes) han olvidado sus obligaciones. Sólo démonos cuenta de la hipocresía de algunos candidatos cuando hablan del “despilfarro de recursos” y veamos las botargas, los equipos de sonido, las fiestas, los patrocinios, los tirajes y tirajes interminables de volantes, etc ¿De dónde sale tanto dinero y quién lo paga? ¿Y el que lo paga qué intereses tiene? ¿Qué relación tienen con el candidato en cuestión? Hay que reflexionar seriamente este punto.

La CIAPSA: Es lamentable que la CIAPSA quien se supone “regularía” este proceso, no actué de manera enérgica ante las ya numerosas denuncias que le han presentado contra algunos candidatos, como Soto Escobar y Sánchez Vélez (oficios que han circulado por toda la UACh y las redes sociales) sobre todo, pero sin olvidar las numerosos eventos promovidas y realizados por Carlos Villaseñor (incluso desde antes de empezar las campañas) que son del conocimiento publico de todos. Todavía hace unos días sínicamente, dándole a la comunidad una cachetada con guante blanco, repartieron un volante diciendo que ¡no podían actuar sin denuncias claras, concisas y verídicas! ¿Quieren fotos, grabaciones, videos, huellas digitales y ADN, peritaje de la “escena del crimen”, facturas de compra de cerveza, etc.?

¿Será que está protegiendo a alguien o que en la CIAPSA hay colaboradores de tal o cual candidato? Cuándo entenderán todos aquellos que aspiran a formar parte de HCU que ser consejero no es solo para tener un punto más en su Currículum, sino para que nos representen dignamente y como tal tomen en cuenta y respeten a su comunidad. Existe un riesgo inminente de que se repitan actos como el “embarazo” o robo de urnas, basta con ver quien integra la CIAPSA (Efrén Cruz), o con ver que en el equipo de campaña de un candidato (y en la CIAPSA) hay personas que pertenecen a Antorcha Campesina y ésta pertenece al PRI, partido con amplia experiencia histórica en fraudes electorales y manipulación de comunidades enteras utilizando su doble discurso oportunista y legaloide (como en la DiCEA y en el HCU, donde casi tienen mayoría). ¡Hay que estar alertas y ser vigilantes del proceso!

Los Estudiantes: Hay estudiantes (o pseudo estudiantes) que se encargan de atraer a otros para que trabajen en alguna campaña y hagan el trabajo sucio, con la promesa de que se ganarán un buen dinero o que incluso cuando egresen podrán tener un puesto en la Universidad (eso es lo que dicen cuando cuartean). Es importante que entendamos que esto no es cierto, realmente quienes salen beneficiados son aquellos que llevan tiempo trabajando para ellos y una vez que pasen las elecciones ni siquiera se acordaran y haber si les toca algo. Pero incluso este no debe de ser el motivo por el que no aceptemos vender nuestro voto, sino por la traición que representa a la universidad y sus principios democráticos.

Existen otros estudiantes (¡los que no saben qué hacer!) muchos de ellos tal vez están conscientes de lo que su voto significa, sin embargo, en sus grupos académicos; especialmente en Agroindustrias, Parasitología, Irrigación, Mecánica y Horticultura; tienen profesores que operan directamente con algún candidato y los obliga (esto es real) a asistir a los eventos del susodicho candidato, a escuchar atentamente lo que dice, a ignorar a los demás candidatos cuando pasan a su salón, a promover el voto de sus amigos por él y por ende a votar por el candidato. Lamentablemente, desde hace tiempo, se han implementado técnicas para comprobar que los compañeros han votado por la “mejor opción” (foto de la papeleta o memorización del folio de la boleta, entre otras), negarlo es tratar de tapar el sol con un dedo. Es lamentable que varios profesores (y funcionarios) utilicen su cargo para poder manipular de esta forma, aprovechándose de la influencia que tienen en la calificación de los estudiantes o por ejemplo la recientemente desatada “Campaña por el Voto Útil” en Agroindustrias, que ha sido denunciada ampliamente y que se ha puesto en marcha a través de la extorsión política y académica.

Es importante recalcar que los que estamos en contra de esas tácticas somos más. ¡No podemos seguir permitiendo estas actitudes, tenemos que levantar la voz y acabar de una vez con la represión académica! Estás prácticas sólo reflejan la podredumbre en la que se encuentra sumergida la universidad, podredumbre promovida por la administración en turno y que varios candidatos son garantes de continuar, aunque su discurso hable de “Renovación” y “Proyecto Universidad”, un viejo discurso sólo que con nuevos rostros (aunque no tan nuevos, llevan 2 elecciones con el mismo), nuevos promotores y nuevas malísimas composiciones musicales.

Es importante que tomemos con responsabilidad nuestro ejercicio del voto, no podemos tomarlo a la ligera y dejar el futuro de esta casa de estudios en manos sucias que solo quieran exprimirla para después venderla al mejor postor. Debemos, estudiar a fondo el plan de trabajo de cada uno de los candidatos y sobre todo a sus equipos de apoyo, dilucidar sus posturas académicas y políticas, porque de ellas depende el rumbo que tomará la universidad.

La derecha universitaria: El sistema capitalista, en su fase neoliberal, necesita profundizar la extracción de capital del pueblo de México y para eso se vale de muchas técnicas, por ejemplo, la “Guerra contra el Narco” que no es más que una lucha por controlar la circulación de mercancías y que ha generado una estrategia de terror y control social, para esto utiliza varias máscaras. La derecha universitaria ha cambiado de máscara constantemente y en esta elección se presenta con 3 máscaras, claramente visibles: una máscara verde reciclada (ahora teñida de tricolor antorchista), una máscara azul joven y emprendedora (apadrinada por Reyes) y una máscara gris MáS descaradamente porril. Su proyecto es el mismo, el proyecto de la “Universidad-Empresa”, el proyecto del Neoliberalismo, que necesita de invadir las instituciones públicas para seguir obteniendo ganancias. Estas tres máscaras aparentemente están peleadas a muerte entre sí, pero en esencia son lo mismo y no dudarán pactar entre ellas un buen reparto del botín que representa para ellas la Universidad.

El neoliberalismo se instaló en Chapingo, oficialmente, en 1998 y desde entonces no ha cesado de atacar los principios y valores que sustentan el quehacer universitario (aunque a veces se sirva de ellas para propaganda), en esta elección este neoliberalismo de tres máscaras intenta todo lo posible por mantener sus privilegios y posiciones para seguir saqueando y envileciendo a la UACh, privatizándola de forma silenciosa. Llegó el momento de ponerle nuevamente un alto a su avance, es por eso que en estas elecciones de rector se está jugando el destino y el proyecto de Universidad, el proyecto de la derecha privatizadora, entreguista (que hasta copian los logos gringos), maquiladora de conocimiento y corrupta, o el proyecto de la Universidad por y para el pueblo, la universidad científica y democrática.

La comunidad universitaria tendrá la última palabra…

¡Por un voto realmente libre y secreto!

¡Por una Universidad al servicio del pueblo!

Foro de Debate Político

Movimiento Cultural RevolucionArte (MCRA)

enlace.mcra@yahoo.com.mx



Commentaires

Martes 7 de abril de 2015 à 22h01

ESTO ES PARA LOS ESTUDIANTES QUE ESTAN A DISPOSICION DE LOS CACIQUEZ
QUE TIENEN EL PODER EN CHAPINGO VENDES TU VOTO POR MIGAJAS Y POR ESO
LA IMAGEN Y PRESTIGIO DE LA UNIVERSIDAD HA DECAIDO Y LO PEOR DE ESTO ES
QUE TU COMO ESTUDIANTE ERES EL MAS AFECTADO SOBRE TODO LOS EGRESADOS
POR QUE LES CUESTIONAN QUE SIEMPRE ESTUVIERON EN PARO Y EN HUELGA Y
HASTA RECTORES CAPRICHOS LOS INDUCEN PARA QUE HAGAN PARO Y MARCHAS
QUERIDO ESTUDIANTE YA ABRE LOS OJOS PARA QUE NO TE ENGAÑEN

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 29 de marzo de 2017

Publicatión

2811 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
697 Autors

Visitas

730 hoy
1105 ayer
2936967 desde el principio
42 visiteurs actuellement connectés