ELLOS Y NOSOTROS. VII.- L@s más pequeñ@s 2. ¿Cómo se hace?

Sábado 23 de febrero de 2013
popularidad : 1%

ELLOS Y NOSOTROS.

VII.- L@s más pequeñ@s 2.

2.-¿Cómo se hace?

Febrero del 2013.

Nota: Compas, en otra oportunidad (si es que llega a haberla) les explicaremos cómo es que está organizado nuestro EZLN. Ahora no queremos distraerlos de la “Compartición“. Sólo les aclaramos que van a ver algo de una “Comisión de Información”. Esta Comisión está formada por compañeras y compañeros, comandantes y comandantas (El CCRI o Comité Clandestino Revolucionario Indígena), que están viendo los trabajos de la autonomía, apoyan a las Juntas de Buen Gobierno y mantienen informadas a las bases de apoyo zapatistas de cómo va todo.

Van, pues, más fragmentos de la “compartición” zapatista:

-*-

(…)

De esta manera hacemos el trabajo. Como aquí en el último dice: ¿cómo se resuelven los problemas? Sí ha habido problemas en el municipio. Problemas de tierra, problemas de amenaza, problemas de luz, sí lo existe y creo que en todos los pueblos existen esos problemas, porque no vivimos solamente los que somos base de apoyo, más cuando vivimos en los pueblos oficiales donde están los enemigos, donde están los que gobiernan, donde están los paramilitares, por eso existen esos problemas. Pero tenemos que ver la forma en que tenemos que gobernar, aunque realmente para aprender sí cuesta porque, como decían algunos compañeros, no hay un instructivo. No hay una forma dónde guiarse, no hay un escrito donde nos tenemos que guiar, sino tenemos que recordar cómo sirvieron nuestros antepasados cuando ellos no eran nombrados por los oficiales sino que es por el pueblo y ellos servían al pueblo, no había sueldo. Ya empezó la corrupción, empezó el mal servicio y es cuando entró el sueldo.

Por eso de esta manera, lo poco que yo he estado en mi pueblo, en mi municipio, es lo que he podido servir aunque todavía, como he dicho, seguimos aprendiendo, no porque ya tenemos edad. Seguimos aprendiendo con todos y todas. Creo que ésta es la función de los distintos niveles, así como los comisariados, los agentes, también tienen su función pero también les falta cómo resolver un problema. Sí hace falta porque no estamos preparados, porque nosotros como campesinos más nos enfocamos en el campo, nuestra ley es el machete y la lima, y el pozol que llevamos. Pues no sé si estoy mal, compañeros, pero eso es lo que alcanzo a compartir con ustedes.

(…)

-*-

(…)

Hicimos muchas reuniones y tomamos muchos acuerdos, no sólo una vez se tomó el acuerdo, vimos que es un trabajo pesado, no es fácil para hacerlo. ¿Por qué? Porque así como ya dije hace ratito, no tenemos una guía, no tenemos un libro dónde ver, dónde seguir; fuimos trabajando con nuestro pueblo.

-*-

(…)

Compañeros, esto es lo que estamos platicando, y ya no es mucho lo que voy a completar. Así como decíamos sobre la forma de cómo queremos llevar el trabajo. Muchas veces no lo puede hacer sólo la Junta, aunque nos pasa en la mente, aunque nos llega el pensamiento, tiene que ser a base de coordinación con los consejos, comités [CCRI], para que se pueda hacer esa idea de lo que pensamos, porque así vimos en algunos casos.

Por ejemplo, hablamos de los cargos, las responsabilidades, ahí vemos las dificultades que hay muchos trabajos que hacer. El tiempo cuando yo estuve en el cargo vimos que a veces fallan los elementos de la Junta y el trabajo existe; por ejemplo, en ese tiempo no habían choferes de la clínica, la Junta tiene que ser chofer, tiene que ser cocinero, tiene que ir a buscar leña, había muchos trabajos y el trabajo también dentro de la oficina también tiene que hacer, tenemos que estudiar los pendientes, los trabajos que quedan pendientes o algunos trabajos del municipio que no se han podido resolver, como que no nos alcanza el tiempo. Ahorita veo, y eso nos pasó en la mente, que sí necesitábamos de un apoyo, con otro chofer aparte, porque a veces nos toca a media noche ir a traer un enfermo urgente, tiene que ir a traer la Junta, llega a las tres de la mañana, a las cuatro de la mañana. Eso nos pasó en la mente pero no pudimos solucionar, se presenta pero no se puede.

Un ejemplo en mi turno, de diagnosticar los municipios, qué enfermedad más frecuente en los municipios y no se pudo definir en la Junta, ni con la información. Tuve que pedir apoyo si se puede hacer o no, y con el apoyo del mando, qué es lo que se quiere; se pidió al municipio y algunos municipios no actuó otra vez, algunos municipios dieron esa respuesta, consultaron al pueblo qué enfermedad más frecuente, porque había brote de tifoidea pero no hicieron los consejos. Entonces todo el trabajo se hace cuando funciona bien, es como una máquina. Cuando una máquina no funciona un pistón o un cilindro en el carro no sube las subidas, no tiene fuerza. Eso es lo que nos pasa en nuestra autoridad, aunque la Junta piensa o quiere poner su propuesta para aprobar con la asamblea a veces, muchas veces no se puede y ahí queda así.

Pero sí es una necesidad. Yo vi en ese tiempo había mucho trabajo en ese año porque no había chofer. Ahorita veo que ya están turnando choferes para las clínicas, aparte su trabajo, ése no trabaja en la Junta, está aparte lavando su carro, checando su llanta, llenando su gasolina.

Se está mejorando un poco más en ese paso y creo así poco a poco se va a ir mejorando, siempre y cuando vamos pensando y viendo cuál es las necesidades que se van presentando, porque el trabajo de la zona o del municipio poco a poco se va incrementando. Poco a poco se va ir participando más compañeras porque se está naciendo el trabajo. Eso es lo que vemos que es muy importante la coordinación entre todos y tomarnos en cuenta entre todos para poder sacar las propuestas y las ideas nuevas de cómo poder trabajar.

La importancia es de no perder el contacto con los pueblos porque en estos tiempos de trabajo, yo escucho que hay cosas que se hicieron con análisis del pueblo y ahora se pueden hacer sin consultar al pueblo, pueden cambiar unas letras sin que el pueblo lo sepa, entonces eso es un problema también que podemos descontrolar el pueblo, porque cuando el pueblo le enseñamos, le explicamos y cuando de repente dejamos a un lado el pueblo, hablan, discuten.

Eso puede traer inconformidades o hablan mal de las autoridades, y muchas veces se necesita explicarle al pueblo, como decíamos hoy, la Junta tiene que estar claro con los siete principios. [Se refiere a los 7 principios del "mandar obedeciendo", guía de las Juntas de Buen Gobierno, que son: Servir y no Servirse; Representar y no Suplantar; Construir y no Destruir; Obedecer y no Mandar; Proponer y no Imponer; Convencer y no Vencer; Bajar y no Subir].

Es convencer al pueblo y no vencer a la fuerza como quiera una autoridad, tiene que explicarle la razón de modificar algunos reglamentos o algunos acuerdos, se tiene que explicarle al pueblo; porque si soy autoridad y ya no le explico porque como que no, ¿pero llegó hasta el pueblo ese punto? Puede traer una inconformidad aunque el pueblo lo entienda, pero con explicaciones es tratar de convencer y no vencer a la fuerza, para que el pueblo no se desanime, no se descontrola. Eso es lo que puedo explicar un poco más, porque de ahí nacen las inconformidades y ahí el pueblo anda desmoralizado, por eso lo digo, porque así vi el problema.

Siempre con el pueblo hay que estar pegaditos para que no.

Hay pueblos también que quieren hacer una cosa sin la mayoría, entonces también ese pueblo hay que explicarle que no se puede, porque nos pasó unos casos de esa forma. Hay pueblos que llegan en la oficina y hasta elevan su voz en contra de las autoridades pero no podemos aceptarlo porque depende de la mayoría. En eso hay que estar claro, pero es explicar al pueblo y tratar de convencerlo, darle a entender la razón de por qué se hacen estas cosas. Eso es lo que yo opino, compañeros, y eso es lo que trato de explicar de los siete principios, es lo que entendí, lo que aprendí un poco. No aprendí mucho porque sólo trabajé tres años y poco a poco me fui dando cuenta, a la mera hora no se puede hacer el trabajo fácil porque nosotros entramos como nuevos sin apoyo, pero ahora no, hay compañeros que quedaron todavía un año acompañando a los nuevos autoridades, como que sí más o menos se apoya uno.

Pero cuando comenzamos no, así nada más con el apoyo de los comités [CCRI] porque ellos sí estuvieron, con eso nos apoyamos y poco a poco nos fuimos dando cuenta. Entendí un poco, es lo poco que pude explicar, compañeros.

(…)

¿Cómo fueron nombrados?

Fueron nombrados a través de la asamblea, es un ejemplo como estamos ahora. En cada municipio convocó una asamblea toda la base, entonces de manera directa escogieron a ese grupo de compañeros para hacer el trabajo de la autonomía.

¿Qué trabajo tenían?, ¿qué trabajo van a hacer esos compañeros?, porque prácticamente no teníamos el conocimiento, tal vez algunos sí tenían, pero una mayoría no tiene conocimiento, ¿qué vamos a hacer? Vamos a trabajar en la autonomía, vamos a autogobernarnos, el cómo es la pregunta que surgió, ¿qué es lo que vamos a hacer? Pues como que nadie, como que no da, no sabía la respuesta, pero conforme pasaba el tiempo, cuando ya estaban esas autoridades, entonces salían los problemas. Realmente había problemas en cada uno de nuestros pueblos, en nuestros municipios.

¿Cuáles son los problemas que en aquel tiempo enfrentaron los que fueron autoridad?

En aquel tiempo el principal problema que se enfrentaba es el alcoholismo, problema familiar, problemas entre vecinos y algunos problemas agrarios.

¿Entonces qué hacían ese grupo de compañeros cuando ya se presenta un problema?

Lo que ellos hacían es que discutían; primero viene el quejoso y luego se escucha cuál es el problema que tiene, se escucha, cuando ya escucharon citan la otra parte, se escuchan las dos partes. Entonces lo que hacía ese grupo de compañeros es escuchar, lo que hacía es que esos hermanos que tienen problema se escuchaba primero qué es el problema que tienen y a la vez se escuchaba quién tiene la razón. En cuanto ya se vio que el quejoso tiene la razón entonces se tiene que hablar con el otro hermano con el que tiene problema.

Lo que hacían las autoridades en aquel tiempo es que daban ideas, o sea convencían a que las dos partes lleguen a una solución pacífica sin tanto rollo.

Eso es lo que hacían las autoridades igual en otros tipos de problemas, en cuestión de agraria así hacían, convencían también a los hermanos a que no se pelean, a que no se pelean por un pedazo de tierra; si realmente al hermano le están quitando su tierra pues también hay que darle la razón al otro que está quitando terreno que no debe ser así, lo que es, es.

(…)

-*-

(…)

Sí, eso sí, pero entonces mi pregunta es que se necesita hacer un reglamento, ¿entonces quién propone la idea?, ¿dónde nace la idea de cómo debería ser un reglamento?, ¿quién es el que dice ‘propongo esto’?, ¿dónde nace la idea? y luego entonces. cómo le hacen para que se junte la voz del pueblo, porque si ya es propiamente de la Junta, ¿asume eso o tiene que ser apoyado todavía por los compañeros de la Comisión de Información?, ¿o quién es el que dice que hay que hacer un reglamento aquí?

Respuesta de otro compañero: Así de que haya una iniciativa meramente de compañeras autoridades, de que salga la iniciativa como para hacer un reglamento, ya así de meras compañeras que están en función de un cargo de autoridad, todavía no existe eso. Se da entre compañeras y compañeros.

No, compa, mi pregunta es Junta de Buen Gobierno, no como compañeras. Como Junta de Buen Gobierno y es un ejemplo que estoy dando, no es especialmente de reglamento o de ley. Cuando ven que hay una necesidad o hay un problema, por eso doy el ejemplo de un reglamento, porque eso exige la relación, porque no va a imponer una ley la Junta de Buen Gobierno, entonces quisiéramos que nos platiquen cómo es que hacen eso. Porque aquí entra el juego de democracia, entonces lo que queremos entender, pues que no todo el tiempo, como nos dijeron ustedes, no va a estar todo el tiempo los mandos insurgentes y tampoco, entendemos que un día tampoco va a estar todo el tiempo la Comisión de Información, o sea el CCRI [Comité Clandestino Revolucionario Indígena]. Entonces cómo ustedes, como Junta de Buen Gobierno, hacen que se eche a andar una cosa que se necesita, ya sea ley, ya sea problema, de algún asunto que es necesario sacar adelante, un proyecto o lo que sea. ¿Cómo es que relacionan Junta de Buen Gobierno, MAREZ [Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas], autoridades y luego pueblos?

O sea, cómo se hace la democracia.

(…)

  • -

(Continuará…)

Doy fe.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.

México, Febrero del 2013.


Escucha y ve los videos que acompañan este texto:

Alfredo Zitarrosa, maestro tal vez involuntario de una generación, oriental que lucha aún con coplas, vidalitas y milongas. Aquí cantando “Adagio en mi país” y por país, es claro, se refiere a cada rincón en los que muchos mundos abundan y redundan.


Arturo Meza con la rola “La Rebeldía de la Luz”. En una parte de la canción, el maestro Meza menciona a cada uno de los pueblos originarios que, en México, resisten y luchan.


Daniel Viglietti, nuestro hermano y compa, lee un cuento llamado “La Historia del Ruido y del Silencio” que trata, en vano, de explicar los silencios y las miradas zapatistas.



Comentarios del artículo

Agenda

<<

2014

 

<<

Octubre

 

Hoy

LuMaMiJuViSDo
293012345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829303112
Sin actividades

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 22 de octubre de 2014

Publicatión

2081 Artículos
21 Álbum
80 Breves
12 Sitios Web
627 Autores

Visitas

0 hoy
3122 ayer
1822755 desde el principio
101 Visitantes conectados