Balance del conflicto Triqui a más de cuatro años de la escisión del MULTI del MULT histórico

Epifanio Díaz Sarabia
Lunes 23 de mayo de 2011
por  Epifanio Díaz Sarabia
popularidad : 2%

Sobre las medidas cautelares

En el mayor número de los casos en que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha emitido medidas cautelares encaminados a la protección de personas o grupo de personas, se involucra a autoridades estatales. El caso de los triquis de San Juan Copala es sui generis, pues dichas medidas apuntan hacia los miembros de una misma comunidad indígena, sentando precedentes, quizás negativas para lo novedoso de las resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el sistema internacional de protección de los derechos humanos.

En el caso de San Juan Copala,la CIDH solicitó al gobierno mexicano las medidas cautelares el 7 de octubre de 2010. Una semana después, siendo una de las beneficiarias de dichas medidas precautorias perdió la vida Teresa Ramírez Sánchez, en circunstancias no aclaradas. El 23 de octubre, sin que nadie lo esperara fue asesinado Heriberto Pazos Ortiz, uno de los dirigentes históricos delMovimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT). La muerte de Pazos Ortiz, no solo desconcertó a las organizaciones antagónicas al MULT, es decir, al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULT-I), impulsor de la figura del denominado Municipio Autónomo de San Juan Copala (MASCJ), a la Unidad de Bienestar Social para la Región Triqui (UBISORT), a la sociedad civil, a los medios nacionales de comunicación y a algunos colegas que parecen esforzarse para alargar el conflicto triqui, sino que vino a reposicionar al MULT en los distintos medios de comunicación y en la guerra virtual que se venía dando en la web. Caro le costó al MULT llamar la atención de los medios, sobre todo, cuando éstos pierden objetividad en sus reportes.

Si bien las medidas cautelares siguen vigente, dotando a los beneficiarios, digamos de un cierto “blindaje diplomático”, la muerte de Pazos Ortiz atribuida al gobierno de Ulises Ruiz, el breve lapso de paz que se vive en la región y, sobre todo, la evidencia de un video denominado “Paramilitares triquis del MULTI” que circula por la Red (donde se observa a la dirigencia del MULTI, portando armas de grueso calibre), ponen en entredicho los argumentos que dieron origen a dichas medidas cautelares. Por el contrario, la ejecución de estas medidas puede resultar contraproducente para el gobierno y riesgosa para los grupos en pugna. Por ejemplo, el despliegue de fuerzas federales o la militarización de la región con el argumento de garantizar la seguridad de los beneficiarios, tendrían el efecto de transgredir los derechos (individuales y colectivos) de todas las comunidades sin importar su filiación política-social. Paradójicamente, cualquier incursión militar o preventiva termina con el proyecto de autonomía que dice el MULT-I defender a través del denominado MASJC. No bien terminábamos de revisar este artículo cuando fue aprehendido Rufino Juárez Hernández, uno de los dirigentes de la UBISORT, a propósito de la ejecución de las medidas precautorias.

Entre descalificaciones y verdades

Legítimamente preocupados por la situación de Copala, el 27 de octubre de 2010, un grupo de profesionales de distintas comunidades, incluso encontradas, con residencia en varias entidades federativas y la Unión Americana, nos pronunciamos por que se diera un cese al fuego entre los grupos en disputa y la instalación inmediata de una mesa de negociación. Sin embargo, contrario a nuestras legítimas pretensiones, en las páginas oficiales y no oficiales del MASCJ y en el Twitter, se nos tachó de asesorar al supuesto “grupo paramilitar MULT”; habituado a estos ataques guardamos silencio no para aceptar los señalamientos formulados, sobre todo a nuestra persona, sino para evitar caer en un juego de intercambio de palabras que no abonan a construir relaciones de paz en la región.

En este mismo sentido, un mes antes, la Arquidiócesis de Oaxaca a través del obispo Arturo Lona Reyes y el párroco Wilfrido Mayren, había emitido un comunicado a las organizaciones MULT y MULT-I para establecer una mesa de negociación y buscar medidas de distención. El MULT, al igual que en 2009 con el Servicio de Asesoría para la Paz (SERAPAZ), había aceptado dialogar en la fecha propuesta, el 20 de septiembre de 2010, sin embargo a la reunión sólo acudió la representación política del MULT.

A partir de esa fecha, el MULT-I, continúa descalificando los trabajos del MULT y cerrado a todo tipo de negociación. La retórica de éste, o de quienes lo asesoran sigue siendo la misma. Cada declaración que hace, cada pronunciamiento [1] están dirigidos a desvirtuar los trabajos del MULT, como es la actitud de vincular dolosamente el MULT a la UBISORT o,afirmar que entre éstos y el gobierno de Gabino Cué existe contubernio para acabar con el proyecto del MASCJ.

El señalamiento continuo del MULT-I sobre una premeditada alianza entre el MULT y la UBISORT merece especial atención: históricamente, el barrio de Guadalupe Tilapa ha sido antagónico a los barrios que integran el MULT, entre estos Yosoyuxi. Para la constitución del MASCJ, el barrio de Yosoyuxi a través de Timoteo Alejandro se unió a Guadalupe Tilapa. En este proceso fue crucial la mediación de José Ramírez, originario de Tilapa y primer presidente del autoproclamado Municipio Autónomo de San Juan Copala en 2007. De esa fecha a hoy día, José Ramírez sigue siendo uno de los dirigentes fuertes de la UBISORT y el MULTI. Tan es así que a este barrio, más que al MULTI, se atribuyen los muertos del MULT, entre los que se encuentran niños, niñas, mujeres, como Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, desaparecidas desde el 5 de julio de 2007. Consultar

En tanto que el MULT-I, o al menos una parte de su dirigencia, sigue con su política de descalificación y de cerrazón política, el MULT sigue consolidándose a nivel regional, sigue construyendo un poder hegemónico local que lo mismo se apresta a defender los intereses de las comunidades que forman parte de él, como incidir poderosamente en las elecciones de 2012. Participa en espacios importantes de construcción de conciencia social como el Diálogo Nacional o, en el Congreso Nacional Indígena (CNI).

Entre los trabajos del MULT destacan dos hechos importantes, el triunfo del MULT en las últimas elecciones en un municipio mixteco, Constancia del Rosario (uno de los cuatro municipios que dominan la región triqui y que se rige por usos y costumbres), donde desde diciembre de 2010 un triqui es el presidente municipal. En donde las elecciones se efectúan a través los partidos políticos, el MULT es el referente obligado para el triunfo del Partido Unidad Popular (PUP), como es el caso de Mesones. En Santiago Juxtlahuaca, el PUP tiene una sindicatura y dos regidurías; en Putla dos regidurías. La marcha del paso día 12 de abril, donde el MULT movió a más de 35 mil militantes; el gobierno del MULT-PUP en 15 presidencias municipales del estado, hablan por sí mismo del trabajo de esta organización en la zona.

Los terceros ajenos al conflicto

En todo el desarrollo del conflicto, los medios de comunicación, algunos políticos, intelectuales y terceros han jugado un papel preponderantemente mezquino que ha acentuado el conflicto entre los triquis. La descomposición del noble oficio de informar es tanto que la entrega del primer “Premio Carlos Montemayor” se vio opacado, al ser galardonado una “periodista” cuyo actuar no ha hecho más que mantener el clima de violencia en la región. De la misma manera, continúa la guerra virtual en la web, donde muchos de los actores son personas ajenas al conflicto.

En la actualización de este documento, se destapó en la Red que David Cilia Olmos (uno de los asesores fuertes del MULTI), es funcionario público del gobierno federal, adscrito al Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED), con una percepción mensual neto de 54,000 pesos mensuales y con contrato desde 2008, justo cuando el conflicto se estaba agudizando, lo que lleva a pensar que el papel de Cilia Olmos bien tener como objetivo desestabilizar la región triqui a través de fomentar el divisionismo entre los grupos en pugna.

La declaración, por un lado, de Jorge Albino (2 de mayo de 2011), en el sentido de que existen las condiciones para buscar el diálogo entre los grupos de la región, y la consigna de que el MULTI regresa a San Juan Copala “al costo que sea” por el otro, reflejan, sin duda, la intromisión de personas ajenas al conflicto interesadas en perpetuar el clima de violencia en la región, además de la necedad de algunos compañeros triquis que radican fuera de la comunidad y que desconocen la dimensión real de los peligros aparejados a una decisión precipitada o violenta fuera del diálogo.

Conclusión temprana

Finalmente, el actual conflicto, como el de los años ochenta sólo ha dejado pérdidas para los grupos en pugna. Contra los 25 muertos por los que el MULTI clama justicia, el MULT enlista 36 acaecidos desde 2006 a la fecha. Esto sin contar las muertes de la UBISORT y los militantes no triquis adheridos a algunos de los grupos en conflicto que también han contribuido con su gota de sangre esta guerra que parece no tener fin. ver lista

Las organizaciones deben saber que todas se encuentran en condiciones de extrema vulnerabilidad, pues en caso de que resulta cierto la línea de investigación que apunta a que los dos dirigentes de éstas fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales, el estado fácilmente puede infiltrar cualquier acto de provocación, por ejemplo, la muerte de alguno de los beneficiarios de las medidas cautelares para desencadenar una serie de acciones en contra del MULT o la UBISORT.

Las declaraciones vertidas por los representantes de los grupos en torno al conflicto, así como de las evidencias testimoniales, documentales y otros medios electrónicos dan cuenta que el conflicto tiene otras dimensiones, como la lucha por el poder local, y que los espectadores y gobiernos han querido meter forzosamente en una “camisa paramilitar”.

Contrario a lo que piensan algunas organizaciones, entre estas, la Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP), la detención de Rufino Juárez Hernández (líder de la UBISORT), como probable responsable de las muertes de Jyri Jaakkola y Beatriz Cariño en abril de 2010, como una medida de ejecutar las previsiones cautelares solicitadas por la CIDH, en vez de lograr la deseada paz, puede desencadenar nuevamente una ola de violencia en la región, pues no sabemos cuál será la reacción de la militancia de la UBISORT contra esta acción del gobierno, ni cómo irán incidir dichas medidas contra los miembros del MULT. Una vez más el gobierno se equivoca en tratar el conflicto triqui. Algunos se preguntarán, porque no estamos complacidos con la detención de Rufino Juárez, la respuesta se reducen solamente a dos: a) en esta guerra todos han perdido, recuerden que el propio Rufino perdió a su hermano Anastasio Juárez en julio del año pasado y, b) ¿a quién van a detener el gobierno por todas las muertes ocurridas en la región?, ¿A la gente del MULTI, del MULT?, o ¿La justicia es selectiva y sólo castiga la muerte de extranjeros? En caso de que el gobierno siga firme en su pretensión de “hacer justicia” por todas las muertes acontecidas durante los últimos cuatros, de querer imponer el “estado de derecho” como se dice en la jerga jurídica, entonces, a los peligros que a diario viven los compas en la región, sin importar su filiación política o de organización, ahora se suma el “terrorismo del Estado”, que puede desembocar en persecuciones y encarcelamientos a todas las fracciones políticas de la región y las comunidades en su conjunto.

Hoy por hoy, para lograr una paz verdadera y con dignidad en la región, necesaria y urgentemente se requieren de acciones de concordia, de consenso, del diálogo y de acuerdos entre las partes. El llamamiento a regresar a Copala por parte del MULTI sin acuerdos previos, solo puede romper la relativa paz que se vive en la región desde hace algunos meses.

La razón de esta guerra que parece no tener fin se encuentra quizás (como lo señala Frantz Fanon), en lo más profundo de los resentimientos de los triquis contra los colonizadores y la explotación del que han sido objetos y, que ante la imposibilidad de hacer frente al opresor estallan contra su misma gente. Quizás, jugando con la muerte advierten a los enemigos que son fuertes. Pero la unidad a que siempre llegan los contrarios, de acuerdo a la ley de la dialéctica, se encuentra presente y un día, no muy, lejano, finalmente el espíritu se habrá realizado plenamente y otra será el curso de la historia de los triquis y los no triquis.

Epifanio Díaz Sarabia.

epidiaz@hotmail.com


[1De hecho, los miembros del MULTI en las últimas fechas han pasado de actos de descalificación a insultos y confrontaciones directas, como cuando un grupo de ellos llegaron a provocar a los miembros del MULT en el “Foro los Pueblos en la Lucha por la Tierra”, realizado por el Comité Hermanos Cerezo el 14 de abril de 2011, en el Auditorio Che Guevara de la Facultad de Filosofía de la UNAM o, en la Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad (8 de mayo de 2011), encabezada por Javier Sicilia y donde participación tanto el MULT como el MULTI.


Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Jueves 20 de abril de 2017

Publicatión

2821 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
698 Autors

Visitas

487 hoy
753 ayer
2962068 desde el principio
17 visiteurs actuellement connectés