Calderón y la Toma de Juárez

Sábado 21 de mayo de 2011
por  Centro de Pastoral Obrera de Cd. Juárez y Frente Plural Ciudadano
popularidad : 1%

A las y los ciudadanas de Cd. Juárez
A la comunidad nacional e internacional

El día de hoy, 20 de mayo de 2011, llegó a nuestra ciudad, Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de México, a quién le reiteramos, con las inolvidables palabras de Luz María madre de dos jóvenes asesinados en Villas de Salvárcar, que no es bienvenido.

Porque no llega a escuchar la palabra de las familias de 7 mil víctimas de asesinatos y masacres que su estrategia de guerra ha traído a nuestra ciudad.

Porque tampoco llega, el presidente del empleo, a escuchar la realidad de pobreza en que 100 mil desempleados y desempleadas han tenido que vivir, desde ya hace más de 3 años.

Porque no figura en su agenda dar a conocer los avances en materia de atención a las víctimas de violaciones a los derechos humanos, cometidos por militares y federales. Menos aún, las medidas de sanción para los delitos que los mismos cometen contra la ciudadanía y que casi a diario reportan los medios como nota cotidiana.

Porque no quiere saber cómo han enfrentado y vivido la vida, los miles de huérfanos, la viudas y lo heridos, que sin perder la vida, mueren poco a poco, al faltarles el padre, la madre, quien lleve el sustento a casa, y otros, al quedar lisiados por impactos de armas de alto poder y sin atención médica.

Porque menos aún se reunirá con las madres de desaparecidas y desaparecidos, para quienes la vida se detuvo, y no podrá seguir hasta encontrarlos.

Porque no hablará de los feminicidos, ya que junto con los juvenicidios, no favorecen la buena imagen de la ciudad.

Felipe Calderón llegó a festejar militarmente, el aniversario de la toma de Ciudad Juárez de hace 100 años, no le importa la situación que vive hoy. Eso lo ha demostrado claramente.

Vino a hacer patente, hasta con un desfile, que su estrategia militar es la que llegó para quedarse. Pésele a quien le pese (y a lo mejor hasta vuelve a citar a Churchill). Su señal es muy clara. También vino a decirnos, que visto desde su oficina, son menos los muertos y que la guerra, su guerra, se va ganando. Que la violencia es cuestión de percepción.

Hoy, el aniversario de la toma de Ciudad Juárez, que fue la esperanza de transformar y liberar a la nación de la opresión de un dictador, se transforma en la reiteración de una lógica militar que no implica discutir resultados ni impactos, de un proyecto que viene desde arriba y desde afuera.

Sabemos que Ciudad Juárez es heroica, no necesitamos el nombre, porque siempre hemos resistido, combatido y luchado por la paz, la justicia y la vida digna.

La movilización convocada por el dolor de un padre, que le dio voz a los miles de padres y madres que lloran sus hijas y sus hijos por todo el país, será, en unos días más, bienvenida a Juárez con los brazos abiertos.

Porque es un movimiento por los que secuestraron, extorsionaron y condenaron a vivir con hambre, con enfermedad y sin educación ni progreso.

Porque es por los hijos y las hijas que asesinaron, y por los que no deben ser asesinados hoy, ni mañana, ni mientras dure su guerra, señor presidente.

Por todo eso, y mucho más, NO ES BIENVENIDO.

Cd. Juárez, Chih., 20 de mayo de 2011


Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Jueves 21 de septiembre de 2017

Publicatión

2955 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
703 Autors

Visitas

708 hoy
1423 ayer
3119699 desde el principio
62 visiteurs actuellement connectés