Las venas abiertas de Bolivia

Lunes 22 de septiembre de 2008
por  maximiliano
popularidad : 2%

Bolivia siempre ha sido una nación ignota frente a los ojos del sistema económico global hegemónico cuyo paradigma que lo sostiene esta en tela de juicio. Los habitantes de este país, cuyo 80% de los mismos viven bajo el umbral de la pobreza, han vivido por generaciones lo peor que puede ofrecer este “estado-de-las-cosas”, desde el vamos, injusto. Ello se puede saber a partir de tener el mas básico background acerca del derrotero histórico de la nación multicultural. Desde los tiempos de la colonización española, no ha sido mas que saqueada y sus habitantes sacrificados en trabajos insalubres y esclavos en pos de la expansión vertiginosa del capital. Luego, cuando España dejo de poseer intereses de soberanía política en la región sudamericana para transformar posteriormente sus metodos de dominación, llegó Inglaterra con sus complejos mineros de la ayuda por parte gobiernos oligarcas y asi desde el siglo XX EEUU con el mismo procedimiento instala sus emprendimientos impopulares en un país cuyo trato a los inversores-extranjeros era, hasta hace unos años, exacerbadamente obsecuente.

Guy Debord, en “La Sociedad del Espectaculo” se planteaba una pregunta ; “¿Cómo hacer trabajar a los pobres allí donde se ha desvanecido toda ilusión y ha desaparecido toda fuerza?”(1). Si bien cuando se quiere dar una respuesta practica a la interrogante no hace falta recorrer vastas extensiones de tierra. Bolivia es un caso paradigmático frente a la interrogante del situacionista francés. El 80% que vive en la pobreza no posee empleo o lo tiene, pero ese trabajo lo realiza en las condiciones más miserables, dignas del siglo XI, que representa un paréntesis frente al “aparente-modernismo”, ahora en crisis, que siguen vendiendo como el tesoro al final del arco iris las naciones hegemónicas y emergentes. La sociedad espectacular, por consecuente de estar ligada al capitalismo, sea privado (lo espectacular difuso) o de estado (lo espectacular concentrado), es pragmática (lo espectacular integrado).

La realidad vivida por el campo popular boliviano desde hace cinco siglos, ha estimulado a este a formarse en redes sociales de base teniendo como fin ser un frente de resistencia versus a los gobiernos burgueses de turno al servicio de corporaciones estadounidenses, británicas, españolas y brasileñas. Ha sido un proceso lento y gradual de luchas populares que se libraron a lo largo de los siglos XIX y XX que desembocó en la elección popular de Evo Morales, un líder sindical que a lo largo de su vida ha defendido intereses colectivos, hacia la presidencia de esta sufrida nación. Morales se transformó así en el primer presidente de origen indígena de Bolivia, cuyos porcentajes de habitantes indígenas es similar al índice de pobreza mencionado anteriormente. Toda una muestra de que la injusticia social en el país andino conlleva altos niveles de segregación social al estilo del nada celebre "apartheid" sudafricano.

A partir de este episodio se comenzaron a dar una serie de reformas en pos de una mayor equidad socio-económica en este país. Evo es la cabeza de cambios estructurales tales como la nacionalización de los hidrocarburos. Esto ha puesto en alerta a la oligarquía boliviana para organizarse y volver y a ocupar de cualquier manera posible el poder perdido luego de la elección ganada por el ahora presidente.

El referéndum en el que se decidió finalmente la continuidad de Evo Morales al frente de la presidencia ha movilizado a estos grupos opositores, sustentados por el embajador de EEUU y los pocos privilegiados de ese país, a tomar medidas aun mas racistas y fascistoides mediante actos de violencia hacia los seguidores del movimiento que encabeza el líder popular.

Bolivia se encuentra en una encrucijada histórica, sus habitantes se debaten entre seguir con las reformas progresistas iniciadas por el gobierno popular de Evo Morales o volver al pasado inmediato dominado por la miseria, salarios pulverizados y pobreza extrema. Entre cambiar su destino o seguir siendo la faceta más aberrante del intrínsecamente nefasto Capitalismo.

(1) DEBORD, Guy, “La Sociedad del espectáculo”, Capitulo I “La separación perfecta”, Editorial Pre-Textos, Segunda edición, Barcelona, 2005


Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Sábado 27 de mayo de 2017

Publicatión

2846 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
700 Autors

Visitas

0 hoy
999 ayer
3000332 desde el principio
29 visiteurs actuellement connectés