México:::Contradicciones e inconsistencias Gubernamentales frente a la emergencia epidemiológica Parte 2:::

Jueves 30 de abril de 2009
por  radiozapote
popularidad : 2%

-Un virus le confiere poderes extraordinarios al gobierno-

Además de las confusiones en la información acerca de muertes y casos reportados, y de la crítica que se va planteando de manera cada vez mas abierta a la respuesta de autoridades federales y del DF, debemos hacer mención de la serie de implicaciones políticas que la emergencia sanitaria ha traido.

A través de un decreto dado a conocer en fin de semana, el Gobierno Federal, sin consultar al Poder Legislativo, se otorga poderes extraordinarios para controlar la “epidemia”, con estos poderes se adjudican la facultad de aislar a las personas y entrar en establecimientos y casas de la población, supuestamente para aplicar medidas sanitarias, sin embargo ni las medidas son sanitarias ni es la comunidad médica del país la que adquiere preponderancia en este caso, es mas bien el ejército (que se limita a repartir cubrebocas en las calles) por sobre la amplia comunidad científica y de salud de nuestro país, y una serie de medidas, mas bien policiacas, las que se aplican, en este sentido: primero se otorga poder y después Calderón se mantiene oculto del escenario público y repitiendo los discursos de sus empleados. ¿Será casualidad que en la inauguración de un hospital dé a conocer que se cuentan con los recursos necesarios para enfrentar la crisis y después se oculte de su habitual oportunismo mediático? Cada día que pasa de la contingencia surgen no solo sospechas sino puntos de vista fundados entre la población acerca de la verdadera dimensión de la emergencia y la relación que ésta guarda con las condiciones sanitarias del país (¿por qué sólo mueren personas en México y en otros países no?), con la pobreza de los servicios de salud se dan a conocer casos de personas que no son atendidas oportunamente, y al contrario, se les niega la atención médica en algunos lugares específicos.

Cada vez que surge un escándalo mediático, reporteros e investigadores buscan las voces y testimonios de los afectados y de sus familiares para elaborar notas amarillistas y sentimentales que permitan mantener la resonancia por días y días para generar mas ventas (recordemos por ejemplo, el caso de la discoteca News Divine, en el cual conocimos los detalles mas mínimos de la personalidad y aspiraciones de los jóvenes que murieron). Ahora, no conocemos los testimonios de los familiares de las víctimas de esta epidemia, no aparecen entrevistados en ningún medio masivo y apenas se mencionan los nombres de estas personas con una sola letra de su apellido (no alcanzan ni en la muerte la categoría de ciudadanos), no conocemos su estatus socioeconómico, y tampoco sabemos como contrajeron la enfermedad. Ahora resulta que ni el secretario de salud es capaz de decirnos que murio una persona de una edad determinada, con dos apellidos y residencia en alguna ciudad o estado del país, la hora de su defunción y tampoco los médicos, regularmente entrevistados en caso de amplia resonancia mediática, aparecen en la televisión. Muy al contrario, se da la orden de que nadie declare nada, se convoca a conferencias de prensa donde solo algunos reporteros pueden preguntar y se da información diferente en las conferencias a medios internacionales y nacionales, ¿será simple ineptitud de las autoridades?

Los primeros días vivíamos prácticamente en el desastre, y ahora resulta que los casos no son muchos, y que el número de personas netamente detectadas con el virus N1H1, son una minoría en relación con las que se reportan como casos de influenza típica (gripa). Si la emergencia es tal, como cuando ocurren temblores o inundaciones, en donde regularmente el presidente acude a los lugares a realizar actividades (para luego declarar que nadie puede prevenir desastres naturales), en esta ocasión se mantiene tras bamabalinas y sin capacidad de mostrar ningún tipo de liderazgo frente a la situación, ¿será casualidad?

Lo cierto es que basta echar una mirada a las notas de los medios masivos mas convencionales para ver que la población comienza a preguntarse e inconformarse cada vez mas ante estas medidas, se hacen debates acalorados y afirmaciones acertadas en muchos casos. Este gobierno, que se confiere poderes extraordinarios frente a una “crisis” que difícilmente rebasa la taza de mortandad a causa de otras enfermedades que producen amplios niveles de mortalidad, relacionadas además por las condiciones sociales de pobreza y marginación, luego se va tras la cortina para no mostrar de manera fehaciente para qué se confirió esos poderes. Resulta por demás extraño y genera amplia suspicacia en la población.  



Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 26 de julio de 2017

Publicatión

2910 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
701 Autors

Visitas

712 hoy
1297 ayer
3054123 desde el principio
48 visiteurs actuellement connectés