1968 el año revolución - 7 y 8

Lunes 30 de abril de 2018
popularidad : 1%

Emisión del 12 de abril

En la emisión del 12 de abril seguimos nuestro paseo por el "Tiempo de las cerezas", el mayo del 68 en Francia. De la mano de los situacionistas, hablamos de las batallas callejeras que abrieron la puerta a la huelga general. En la música canciones de la época y en los fondos Big Mama Thornton


La mitraillette (1969 – Jacques Le Glou)

A partir de una bicicleta cantada por Yves Montand, esta canción expresa el regreso del extremismo revolucionario entre la juventud contemporánea. En ella reencontramos su sensibilidad, los únicos héroes del pasado que quiere reconocer, y lo esencial de sus proyectos para el porvenir. Destaca especialmente la importancia dada al tema del armamento.

Déjà la mère à la maison
Nous criait « vivez vos passions ! »
Par la fenêtre.

Et j’appelais tous les copains,
Les petites filles des voisins,
Pour aller tenir dans nos mains
La mitraillette.

C’était celle d’un très vieux cousin
Qu’avait rougi du stalinien
Dans l’Espagne en fête.

Plus de hasard, plus de destin,
On se disait : c’est pour demain
Qu’on la f’rait claquer dans nos mains,
La mitraillette.
Faut dire que les syndicats-bordels
Nous pourchassaient dans les ruelles
Rien qu’à nos têtes.

On était déjà les rebelles
Qui remplissions toutes les poubelles
Des idées anciennes et nouvelles,
Sans mitraillette.

Curés, salauds, patrons, pêle-mêle,
Vous n’aurez pas longtemps vie belle,
Viendra la fête.

Y aura le jeu du plus cruel,
On empaillera un flic modèle
Pour que plus tard on se rappelle
De leur drôle de tête.

Faut dire qu’on y mettra du cœur,
Les pétroleuses étaient nos sœurs,
Vienne la tempête.

Makhno, Villa et Durruti
Ont déjà su manier l’outil
Qui fait revivre la poésie,
La mitraillette.

On en refilera même à Bonnot
Pour qu’il revienne dans son auto
Trancher des têtes.

Et l’on verra cette société
Spectaculaire assassinée
Par les Soviets du monde entier,
À coups de mitraillette.

La metralleta

Ya en casa la madre
nos decía "¡Vivan sus pasiones!"
por la ventana

Y yo llamaba a todos los compas
las hijitas de los vecinos
para sostener en nuestras manos
la metralleta

Era el arma de un primo viejito
que se avergonzó del estalinista
en la España en fiesta

No más azar, no más destino
Nos decíamos: será mañana
que la haremos sonar en nuestras manos
la metralleta

Hay que decir que los putos sindicatos
nos perseguían por las callejuelas
nomás de vernos

Ya éramos rebeldes
que llenábamos todos los basureros
de ideas viejas y nuevas
sin metralleta

Curas, cabrones, patrones, todos juntos
ya no tendrán mucho tiempo su buena vida
Vendrá la fiesta

Y ahí habrá el juego más cruel
empalar al tira modelo
para que más tarde recordemos
su jeta tan chistosa

Hay que decir que le echaremos ganas
las incendiarias son nuestas hermanas
Viene la tormenta

Makhno, Villa y Durruti
supieron manejar la herramienta
que hace revivir la poesía,
la metralleta.

Y se la daremos incluso a Bonnot
para que regrese en su auto
a cortar cabezas

Y veremos esta sociedad
espectacular asesinada
por los soviets del mundo entero
a tiros de metralleta

Cantada por Jacques Marchais

Descarga la canción



Imágenes en lucha

http://www.beauxartsparis.fr/images/telechargements/pdf/presse/Expo-2018/DP-Images_en_lutte.pdf

Explore Paris Protests, Revolutions, and more!


Emisión del 17 de abril

En la emisión del 17 de abril seguimos nuestro paseo por el "Tiempo de las cerezas", el mayo del 68 en Francia. De la mano de los situacionistas, hablamos de la ocupación de la Sorbona. En la música canciones de la época y en los fondos The Animals


Canción del Consejo por el mantenimiento de las ocupaciones (1968 – Alice Becker-Ho)

En mayo de 1968, es una nueva época la que inicia para la revolución no sólo en Francia, sino en el mundo entero. La corriente más extremista y la más representativa del nuevo movimiento proletario que toma forma entonces, sin duda es constituida por los Rabiosos de Nanterre, la Internacional Situacionista y otros trabajadores "consejistas", que en conjunto, dominan la especie de "soviet" de la Sorbona y llaman a la ocupación de todas las empresas y a la expropiación del capital privado y burocrático. Esta vanguardia, reunida en el Consejo por el mantenimiento de las ocupaciones, batallará en todos los terrenos hasta el reflujo provisional del movimiento. La Canción del Consejo por el mantenimiento de las ocupaciones, contrariamente a la mayoría de las canciones revolucionarias escritas más o menos tiempo después de los hechos que las inspiraron, data de los días siguientes a la batalla en las barricadas de la calle Gay-Lussac y fue en efecto cantada por los grupos de intervención del Consejo por el mantenimiento de las ocupaciones en los combates callejeros, reproducida de inmediato y popularizada por ese bautizo de fuego. En esta canción vemos aparecer el nuevo enemigo histórico del proletariado, los burócratas, que desde entonces será evocados en todas las canciones que se hicieron. Es interesante destacar que los historiadores han podido establecer, al menos en lo que toca a una de las coplas, un nexo directo de esta canción con la de los espartaquistas aplastados en Berlín en 1919, por las tropas del socialdemócrata Noske (La canción de Büxenstein). No es sin emoción que pueden escucharla aquellos que combatieron en la calle Gay-Lussac.

Rue Gay-Lussac, les rebelles
N’ont qu’les voitures à brûler.
Que vouliez-vous donc, la belle,
Qu’est-ce donc que vous vouliez ?

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Dites-moi comment s’appelle
Ce jeu-là que vous jouiez ?
La règle en paraît nouvelle :
Quel jeu, quel jeu singulier !

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

La révolution, la belle,
Est le jeu que vous disiez.
Elle se joue dans les ruelles,
Elle se joue grâce aux pavés.

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Le vieux monde et ses séquelles,
Nous voulons les balayer.
Il s’agit d’être cruels,
Mort aux flics et aux curés.

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Ils nous lancent comme grêle
Grenades et gaz chlorés ;
Nous ne trouvons que des pelles,
Des couteaux pour nous armer.

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Mes pauvres enfants, dit-elle,
Mes jolis barricadiers,
Mon cœur, mon cœur en chancelle :
Je n’ai rien à vous donner.

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Si j’ai foi dans ma querelle
Je n’crains pas les policiers.
Mais il faut qu’elle devienne celle

Des camarades ouvriers.
Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Le gaullisme est un bordel,
Personn’ n’en peut plus douter.
Les bureaucrat’s aux poubelles !
Sans eux on aurait gagné.

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Rue Gay-Lussac, les rebelles
N’ont qu’les voitures à brûler.
Que vouliez-vous donc, la belle,
Qu’est-ce donc que vous vouliez ?

Des canons, par centaines.
Des fusils, par milliers.
Des canons, des fusils,
Par centaines et par milliers.

Canción del Consejo por el mantenimiento de las ocupaciones

En la calle Gay-Lussac, los rebeldes
no tenían más que los autos para quemar
Qué quieres chula
qué es lo que querías pues?

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

Dime cómo se llama
ese juego que tú juegas
Sus reglas parecen nuevas
Qué juego, qué juego tan especial!

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

La revolución, chula,
es el juego del que hablas
Ella se juega en las callecitas
Ella se juega gracias a los adoquines

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

El viejo mundo y sus secuelas
queremos barrerlos
Se trata de ser crueles
muerte a los tiras y a los curas

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

Nos lanzan como granizo
granadas y gas cloro
No hallamos más que palas
y cuchillos para armarnos

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

Mis pobres hijos, dice ella
mis bellos barricaderos
Mi corazón, mi corazón tembloroso
No tengo nada para darles
Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

Si confío en mi querrella
Yo no temo a los policías
Pero es preciso que ella se convierta
en la de los camaradas obreros

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

El golismo es un burdel
ya nadie lo duda
Los burócratas a la basura!
Sin ellos habríamos ganado

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

En la calle Gay-Lussac, los rebeldes
no tenían más que los autos para quemar
Qué quieres chula
qué es lo que querías pues?

Cañones por cientos
Fusiles por miles
Cañones y fusiles
por cientos y por miles

Cantada por Vanessa Hachloum

Descarga la canción


Mai 68 de JM Caradec




Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 23 de mayo de 2018

Publicatión

3130 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
706 Autors

Visitas

814 hoy
1089 ayer
3371230 desde el principio
35 visiteurs actuellement connectés