¿Cómo elevar el nivel de conciencia de clase proletaria según Lenin?

Del "¿Qué hacer?" al quehacer
Jueves 30 de julio de 2015
por  OLEP
popularidad : 1%

El proceso de elevar el nivel de conciencia del proletariado para que llegue a asumir la disposición de luchar por el socialismo pasa por una labor persistente de organización, donde el elemento consciente debe presentarse como el faro que ilumina el camino de la transformación social. En este camino la organización es el vehículo que desarrolla en la teoría y práctica la lucha proletaria.

Esta labor supone partir de un análisis de la realidad concreta, de tener en consideración la historia de la lucha de clases del país, así como la experiencia de otros pueblos que heroicamente han luchado por liberarse del yugo capitalista.

En el momento que vivimos, el medio fundamental y básico para dar pasos en el proceso de elevar la conciencia es la agitación y la propaganda por medio de arengas, volantes y nuestro periódico FRAGUA para, con estas herramientas, dar a conocer las orientaciones tácticas y estratégicas. Dichas herramientas tienen la función de ser educadores populares y organizadores colectivos: a través de la agitación, por ejemplo, difundimos las condiciones económicas e injusticias del proletariado y capas populares.

Cuando decimos “hacer agitación” nos referimos a que es necesario hacer de cada hecho de injusticia del patrón, del gobierno o el Estado, denuncias políticas, informando para sensibilizar a otros y visibilizar dichas denuncias de la manera más amplia posible. Quienes integramos la OLEP lo hacemos por medio de la palabra, la mayoría de las veces acompañados de volantes; tomamos un hecho conocido y destacamos lo perversa que es la clase burguesa, cómo sus representantes en el gobierno pisotean al pueblo a costa de acrecentar sus ganancias defendiendo este sistema de injusticias; señalamos lo contradictorio que es el capitalismo para la vida misma; con información basada en hechos concretos, buscamos generar indignación, coraje o sentimientos que motiven a participar y secundar la consigna, es decir, la síntesis de la lucha que hay que llevar adelante en determinado momento.

Sin embargo, el hecho de tener conocimiento de las injusticias por sí mismo no eleva la conciencia proletaria. Por ejemplo, las manifestaciones en oposición a un proyecto que afecta colonias, paros estudiantiles por exigir determinadas demandas, cierre de carreteras o mítines o actividades de algún sindicato para obtener aumento salarial, en oposición a determinada reforma neoliberal, forman parte de una lucha inmediata o económica.

En el movimiento social vamos a encontrar que muchas organizaciones, partidos, frentes, agrupaciones y esfuerzos colectivos en general representan y se asumen como oposición a determinada injusticia, identificándose como progresistas o de izquierda y van a luchar por causas particulares, una o más. Estas luchas son a las que nos referimos como luchas inmediatas o económicas. Aunque muchas organizaciones puedan tener presente que el origen de determinados males reside en modo de producción capitalista, su gran limitación es concentrar sus denuncias y su actividad política en una lucha económica específica, es decir, subordinan sus actividades a sus intereses económicos o inmediatos.

Ahora bien, a diferencia de la lucha económica, cuando nos referimos a la lucha política de carácter proletario consideramos que, aunque las denuncias económicas inmediatas pueden ser el motor para despertar la participación, la tarea fundamental es orientar la agitación y propaganda explicando que el origen de las injusticias, la represión, la opresión y explotación se encuentra en el sistema capitalista, no sólo en una de sus leyes o sus proyectos. Se trata de acompañar con firmeza las luchas económicas para vincular las injusticias de casos locales o sectoriales con aspectos más generales, con el origen de las medidas políticas y económicas que traen como consecuencia salarios de hambre y jornadas laborales extenuantes, explicar que esto reside en el sistema capitalista y en su modelo neoliberal, por ello la lucha estratégica tiene que estar orientada a superar el capitalismo.

Nuestro lector se preguntará: ¿Acaso es suficiente la denuncia para la lucha proletaria? Y nosotros respondemos que no, la denuncia es sólo un paso, la sensibilización del pueblo ante las injusticias cotidianas que ese mismo pueblo sufre es parte de la labor de educación, sin embargo no es suficiente mencionar que somos pisoteados por el gobierno, es preciso plantear una propuesta política que dispute el poder a quienes sostienen el régimen de opresión y explotación, esta es la lucha política que debemos impulsar con las masas.

Quienes integramos la OLEP desarrollamos nuestro trabajo político en espacios de luchas locales o sectoriales, no sólo por mejorar las condiciones de vida del proletariado, sino para avanzar y hacer de esas luchas una sola para iniciar la construcción de una nueva sociedad, el socialismo. Trabajamos explicando que la lucha local no se acaba ahí y que la victoria de las luchas locales o sectoriales, aunque se trate de movimientos masivos, más que definirse por si gana o pierde sus demandas, se define por el avance en la conciencia proletaria, por su incorporación consciente a la lucha por acabar con el sistema capitalista.

Organizar el descontento, extenderlo y dar saltos de la conciencia de lucha económica a la conciencia de la necesidad de la lucha política es la tarea central del actual periodo. En este paso el periódico FRAGUA realiza la labor de recoger la indignación y el descontento para convertirse en una tribuna del pueblo. Cumple la función de ser un organizador colectivo que difunde una adecuada orientación táctica, es decir, los pasos a seguir para determinado periodo de lucha y, además, funciona para cohesionar ideológicamente a quienes nos agrupamos en la OLEP para luchar por el socialismo.

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección ANÁLISIS del No. 8 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), en circulación desde el 13 de junio de 2015.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com



Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Lunes 21 de agosto de 2017

Publicatión

2920 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
701 Autors

Visitas

38 hoy
957 ayer
3079828 desde el principio
16 visiteurs actuellement connectés