Textos de integrantes de la Coordinación Informal de Presxs en Resistencia

Domingo 26 de julio de 2015
popularidad : 1%

A 30 días de iniciada la huelga de hambre, les compartimos unos textos de quienes integran la Coordinación Informal de Presxs en Resistencia.

<>

Que tal camaradas, espero la estén pasando muy chido y antes que nada un abrazo y un saludo libertario a todos, mi nombre es Julián Barrón López tengo 25 años y llevó preso 2 años 4 meses, no soy preso político pero pienso, actuó y estoy harto de estas leyes que nos rigen y tratan de reprimirnos, en mi caso y el de otros compañeros estamos en contra del sistema carcelario para mí no es una reinserción, más bien es una “dictadura” dentro de las bardas de esta ciudad amurallada, como ya saben por rebelarnos a la dictadura del sistema penitenciario, nos repararon de la población, nos aislaron en una celda durante 22 horas al día, no se nos permite la comunicación con los demás internos, nos han tratado de reprimir de todas las maneras posibles, algunos que iniciaron la huelga junto con nosotros los compraron, a otros nos amenazaron, pero hasta el día de hoy solo han sido palabras y hasta ahí, estamos preparado pa lo que venga, incluso un interno nos alertó de que tal vez en un futuro si seguimos nuestras cabezas tendrían un precio, así es como se las gastan.

Por lo tanto los que hemos comenzado esta lucha no bajaremos la guardia ante estas amenazas, al contrario nos da más fuerzas.

Nosotros solo exigimos justicia, cese a los malos tratos, torturas, abusos, extorsiones y cuotas indebidas por parte de los carceleros y el “consejo técnico interdisciplinario”, las respuestas de ellos hacia nosotros han sido muy incongruentes “esto lleva más de 20 años y no creo que puedan hacer algo y mucho menos cambiarlo, pero si unimos fuerzas esto puede ser posible, por mi parte lucharé hasta el final. Por levantar la voz, por subordinarnos por no aceptar sus leyes y su poder nos quieren marginar para acabar con esta protesta.

Un saludo y abrazo para todxs, libertad.


José Santiago Hernández

Es un joven que ha sido golpeado por la indiferencia social; a los 8 años fue abandonado por su tía (esto tras la muerte de su madre) al sur de la ciudad de México. Desde entonces ha vivido en las calles, enfrentándose al “mundo moderno”. Actualmente tiene 18 años y se encuentra recluido en el reclusorio norte, acusado del delito de robo agravado en pandilla.

Fue consignado y sentenciado antes de cumplir la mayoría de edad, con la colusión del ministerio público y los peritos de la PGJDF, quienes argumentaron que ya se veía grandecito “mándenlo a chingar para que aprenda”.

Cabe mencionar que el compañero al encontrarse en situación de abandono, nunca tuvo una orientación acerca de su proceso penal, aunado a que lee y escribe con dificultad, lo ha vuelto victima propicia de los proxenetas de la ley.

Una prueba fehaciente de que las leyes y normas morales del sistema criminal, no solo defienden a los propietarios y poderosos, sino que castigan la pobreza del más desfavorecido, explotando la ignorancia para sostener la dominación de las clases gobernantes.

El compañero está sentenciado a 3 años 6 meses y 11 días de prisión y tiene una multa de $7132 con la cuál alcanzaría libertad bajo caución, sin embargo desde el principio ha insistido en recalcar su situación como menor de edad, víctima de las arbitrariedades y el mal funcionamiento del sistema de justicia. Por lo cual dirige sus energías a pelear por el desistimiento penal sobre su causa 148/2014. Lo único que hicieron fue aislarlo en la estancia de ingreso, durante 8 meses para que así cumpliera la mayoría de edad y poder asignarlo a un dormitorio, pasando por alto las violaciones al proceso y las garantías del compañero.

Ante esto llamamos a la solidaridad con el compañero José, quien se encuentra en huelga de hambre desde el 27 de junio del 2015 por las reivindicaciones comunes que motiva en su conjunto la Coordinación Informal de Presxs en Resistencia.


En tiempos de guerra, permanecemos en constante tensión. No podemos descuidarnos, ellxs están alerta todo el tiempo, no descansan y nos vigilan noche y día; es inevitable no sentir la sensación de conflicto, de rebelión constante y pura que se mezcla con la adrenalina.

Se ha tornado tenso el panorama, los rumores corren y estamos en el seno de la contienda; la administración se muestra violenta, pues ha visto atacada su “nobleza”, se muestran correctos en el trato burocrático, sin embargo la tensión en la cárcel, es imposible no notarla; esta reacción es natural y en efecto parte de la guerra que se libra entre los muros…

La intención principal; destruir el trabajo colectivo de los presos que se rebelan, la problemática principal es que cuando se ataca, la respuesta también se intensifica.

Han surgido advertencias y amenazas; por lo cual comenzamos a temer por nuestra integridad, por las noches ruidos extraños perturban el silencio; y es natural sentir la paranoia incesante que posee todo aquel que irrita los puntos ciegos con el fin de entender provisionalmente lo que se oculta detrás del mito estatista de todo aquel que se rebela y pone en evidencia las altas esferas del poder.

Ver, callar y escuchar; son los mandamientos de la corrupción que hemos roto y desafiado, no sin un precio; nuestra seguridad, la tranquilidad que poseen quienes se limitan a aceptarlas torturas y abusos de toda su estructura.

Sin embargo, a pesar de todos estos conflictos y tensiones afrontamos el duro régimen carcelario porque después de todo, ésta es una acción reivindicativa; la Coordinación Informal se mantiene en pie, aunque con amenazas han logrado dispersar los ánimos solidarios y reivindicativos de los presos, cuestión que es respetable, ya que la administración cuenta con cientos de métodos de intimidación que hacen desistir los ánimos de rebelión en los hombres más fríos y fuerte de cuerpo y mente.

Aunado a ello, se han cumplido diversos propósitos en cuanto a la propagación de una idea que vuelve a ser el común propósito y detonador de una solidaridad más amplia y real; LIBERTAD, en todas sus expresiones.

La aniquilación del autoritarismo institucional, nunca podrá lograrse con consignas y/o protestas; es por eso que enfatizamos en dar un carácter reivindicativo a nuestras acciones, a diferencia de quienes plasman peticiones, lo cual para nosotros significa delegar nuevamente la responsabilidad en manos de las autoridades.

Esa guerra se tendrá que encarar con la gestión solidaria y precisamente por eso llevamos a cabo estas acciones, no son en vano pues de ellas resultan proyectos de avance en la coordinación y la organización, tanto en el interior como en el exterior de las prisiones físicas.

Es así como nosotros proseguiremos en el inexorcible curso de esta guerra, proponiendo acciones, protesta, planes que sigan incitando a la reflexión y el debate sobre el cuestionamiento a la existencia de este tipo de “centros de reclusión”.

Con el trabajo organizativo que aún queda pendiente al interior de las prisiones, para ampliar la coordinación entre quienes nos acompañamos a ambos lados de los muros.

Mucha suerte y ánimo, que no se está solo en la guerra contra lo injusto.

Porque todxs somos presxs.

¡Porque la solidaridad entre presxs no solo es palabra escrita!

Coordinación Informal de Presxs en Resistencia


Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Jueves 23 de noviembre de 2017

Publicatión

3002 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
706 Autors

Visitas

311 hoy
1062 ayer
3193338 desde el principio
26 visiteurs actuellement connectés