Ni reyismo, ni antorchismo, ¡todos a organizarnos y a participar!

¿Cuál sería la tercera opción?
Lunes 9 de febrero de 2015
por  Iván Turkenich
popularidad : 1%

Para nadie es un secreto que los sucesos de las semanas recientes dentro de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) forman parte de una pugna entre el reyismo y sus grupos aliados (como el antorchismo) contra los grupos y personajes que se desprendieron de él (como Carlos Villaseñor). Con el término “reyismo” nos referimos a la corriente política que desde 1998, controla la UACh, su representante principal es José Reyes Sánchez, exrector en el periodo 1998-2002 y varias veces consejero universitario por el Departamento de Irrigación y otras tantas por el Tercio de la Comunidad.

Para quien no lo sabe o no lo recuerda (o prefiere no recordarlo) Carlos Alberto Villaseñor Perea llegó a la rectoría en mayo de 2011 apoyado, promovido y cobijado por el reyismo en alianza con otro grupo representativo del PRI y del neoliberalismo en la UACh: Antorcha Campesina. El nombramiento de Ramón Valdivia al frente de la Dirección General Académica durante el periodo de Villaseñor fue una de las facturas que el reyismo pagó al antorchismo por su apoyo durante las fraudulentas elecciones de rector en 2011. Valdivia (aliado del reyismo y representante del antorchismo) y Villaseñor (hijo del reyismo) convivieron juntos durante casi cuatro años sangrando y destruyendo a la UACh poco a poco y sin problemas.

Dicho lo anterior, es fácil darnos cuenta que el reyismo y el antorchismo son dos caras de lo mismo, son las dos caras del neoliberalismo en la UACh. Los grupos que hoy intentan desmarcarse del reyismo y del antorchismo y que llaman a “respetar el Estatuto” y restituir en su cargo a Carlos Villaseñor son parte del oportunismo conformado por antiguos colaboradores del reyismo y del antorchismo que se quedaron fuera del reparto del botín que representa el presupuesto universitario. Bajo el supuesto de que “el antorchismo es peor…” que volver a tener a Carlos Villaseñor en la rectoría y lanzando el anzuelo del “menos peor” se pretende engañar y dividir una vez más a la comunidad universitaria. Lo cierto es que, de todos los antes descritos, TODOS SON PEORES.

Después de las asambleas realizadas durante las últimas semanas, ha quedado demostrada la inconformidad y el descontento que impera en la comunidad universitaria ante la problemática por la que atraviesa la UACh. Ha sido un gran logro de los estudiantes encabezados por el Consejo General de Representantes (CGR) arrancar de las manos del Consejo Universitario (HCU) la realización una Asamblea General Universitaria (AGU) este martes 10 de febrero. Por lo menos desde 2010 no se realizaba una AGU con quórum, han existido intentos en otros años pero desde ese entonces se ha intentado suplantar la participación de la comunidad por la “omnipresencia” del Consejo Universitario.

La comunidad universitaria, harta de la corrupción que impera en la UACh y del enriquecimiento de los funcionarios a costa del presupuesto universitario, ha sido muy clara al decir: ¡Ni Valdivia, ni Villaseñor! ¡Que se vayan los dos! . Sin embargo, no debemos ilusionarnos con que quitando al títere (o los distintos títeres de Reyes y Antorcha) se solucionan los problemas de la UACh. Muchos se preguntan: “¿Cuál sería la tercera opción?” Y sólo buscan como respuesta un nombre, un “chapinguero con liderazgo” que llegue y solucione las cosas. Lo cierto es que incluso si el HCU nombrase un rector interino que no forme parte de ninguno de los dos grupos en pugna, no debemos olvidar la conformación del HCU (reyistas y antorchistas en su mayoría).

La verdadera tercera opción se construirá a través de la participación, el cuestionamiento, el debate y la organización de toda la comunidad universitaria, a eso es a lo que de verdad le temen los reyistas y los antorchistas, a la toma de conciencia y a la construcción de alternativas desde la comunidad universitaria. Para el reyismo y el antorchismo, así como para nuestros gobernantes, la democracia se reduce a depositar boletas en urnas cada cierto tiempo por eso le temen tanto a la realización de una Asamblea Universitaria donde sean desenmascarados como los corruptos que son y, sobre todo, le temen a que nos organicemos para luchar contra ellos y todo lo que representan.

Es momento de recuperar los espacios de discusión y organización y diversificarlos creativamente; desde los salones de clases, las reuniones de CGR’s, las asambleas universitarias y departamentales, incluso remover consejeros universitarios ahí donde las comunidades departamentales organizadas lo reclamen. De nada serviría el esfuerzo de los últimos días, si no se encauza también hacia la discusión y construcción de un proyecto universitario que responda a las necesidades del campo y a la situación de miseria en que se encuentra nuestro pueblo.

¡Impulsemos la participación consciente de toda la comunidad!
¡Retomemos nuestros espacios de discusión y organización!
¡SERVIR AL PUEBLO!

Movimiento Cultural RevolucionArte (MCRA-OLEP)
enlace.mcra@yahoo.com.mx
olep.contacto@gmail.com



Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 16 de agosto de 2017

Publicatión

2919 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
701 Autors

Visitas

57 hoy
891 ayer
3077278 desde el principio
17 visiteurs actuellement connectés