Escrache al Monumento a la Impunidad y al Terrorismo de Estado

Lunes 26 de noviembre de 2012
Por autor Comité Cerezo México
popularidad : 1%

Nos encontramos hoy aquí, personas de diversos movimientos de familiares y víctimas de violaciones a los derechos humanos, para señalar públicamente, alto y claro, nuestro absoluto rechazo a este monumento a la ignominia. Esto es un escrache: un señalamiento, una denuncia. No venimos a estar, ni a reflexionar ni a contemplar estas estelas de impunidad. No es este el espacio que nos llama a encontrarnos con la memoria de l@s nuestr@s, porque jamás en su proceso de construcción, jamás en todos estos años de horror y mal gobierno, se pensó seriamente en nosotr@s, los de la memoria incómoda. Venimos a decirles que este sitio perpetúa la imposición y el sinsentido; venimos a decirles que no es este el espacio que reparará el dolor de un país entero y que no será este el lugar que convoque nuestros recuerdos, nuestras historias, nuestra memoria. No venimos a estar, venimos a repudiar.

Este monumento nace del concilio entre pocos, de la sordera voluntaria hacia quienes pretende “homenajear” y se erige hueca de origen, de discurso y de futuro. “Las víctimas de la violencia”… ¿verdaderamente creen que basta con nombrar las cosas así? Insultan la inteligencia y el dolor de una sociedad a la que dicen representar. Para que un monumento pueda estar lleno de memoria debe nombrar seriamente a la violencia, decir con claridad y asumir responsabilidades, violencia de quién, por qué, de dónde y con qué razón, no mostrándola como si fuera casi un fenómeno meteorológico. La violencia en este país lleva décadas concretándose en injusticia hacia los pobres, en represión hacia quienes se oponen al régimen y en desatención al llamado de justicia de un país entero. La violencia que hoy vivimos fue instalada por el actual jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón Hinojosa, en su guerra declarada “contra el crimen organizado” que nadie pidió, que jamás consultó y que sólo ha dejado un país ensangrentado, sembrado de miles y miles de personas asesinadas y desaparecidas. Ha sido el Estado, sus fuerzas de seguridad, su ejército y sus fuerzas para-policiales quienes han rubricado este horror nacional. Calderón: la violencia fue tuya y las víctimas, más de 100 mil personas asesinadas y más de 30 mil desaparecidas, pesarán en tu nombre mucho más allá de tus días de mandato.

Quieren hacernos pensar que el camino termina aquí, que este es el espacio para descansar una lucha imparable, para sentir paz en pleno Campo Militar Marte; creen que con esta equívoca señal basta para que los familiares nos sintamos escuchados, atendidos. Incluso hay quienes pensarán que con muestras de este tipo el Gobierno Federal se pone a la altura de la Historia. Nada más equivocado. Incluso aquellas personas que han participado a modo con este proyecto descubrirán en unos años que no es sino con justicia con lo que se resarce efectivamente el daño de un crimen de lesa humanidad. Necesitamos y exigimos verdad y justicia. Un monumento desmemoriado e irresponsable como este no sanará la herida ni siquiera de quienes desean que así sea. Poner nuestro dolor en la boca y terrenos de un ejército que ha sido obediente del horror, y responsable directo en innumerables ocasiones, es un despropósito que se deja ver desde el primer momento.

Por eso decimos No, así no, no en nuestro nombre y no en la memoria de quienes han asesinado y desaparecido. A nuestros familiares nos los llevamos a las calles, a portar sus nombres y sus rostros con orgullo y voz alta en espacios más dignos. Nos los llevamos afuera, al pueblo de quienes son, y declaramos hueco, yermo este monumento con la certeza de que son otros los espacios fértiles para la memoria, la verdad y la justicia; con el deseo de que así sea y con la convicción de que nosotr@s, las llamadas “víctimas”, somos los verdaderos protagonistas en el encuentro de un pasado y un presente de horror, con un futuro doloroso pero lleno de dignidad y fortaleza fuera de este lugar y siempre en nuestras manos.

La lucha por la verdad, la memoria y la justicia continuará en las calles, en los pueblos, en la ciudad, en cualquier espacio en el que exista alguien que mantenga encendida la llama de la dignidad.

Porque l@s desaparecid@s nos faltan a tod@s
¡Viv@s l@s llevaron! ¡Viv@s l@s queremos!
Juicio y castigo a los responsables y sus cómplices

  • Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S. México);
  • Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”;
  • Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-FUNDEM);
  • Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados de Guerrero;
  • Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad;
  • Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez;
  • Fundación para la Justicia.

Portafolio

JPEG - 134.5 KB JPEG - 130.8 KB

Comentarios del artículo

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 1ro de octubre de 2014

Publicatión

2051 Artículos
21 Álbum
80 Breves
12 Sitios Web
622 Autores

Visitas

1239 hoy
2057 ayer
1785772 desde el principio
47 Visitantes conectados