La ruta del dolor y del consuelo (última parte Chihuahua-DF)

Crónica de la caravana por la paz con justicia y dignidad.
Miércoles 15 de junio de 2011
por  notilibertas
popularidad : 1%

¿Qué espera una caravana que busca escuchar los dolores profundos de los pueblos que conforman este país?, ¿Qué busca un padre en duelo al caminar 800 kilometros de Cuernavaca al zócalo del DF para llenarlo de la más diversas manifestaciónes sociales, y luego convocar a cruzar el país, por algunas de las muchas zonas de guerra que ha desatado el régimen, para escuchar a más victimas y darles una abrazo de consuelo y una propuesta?

Javier Sicilia como Olga Reyes, o Julian LeBaron, Melchor Flores padre del "Vaquero Galáctico", entre muchos otros familiares de víctimas, hablan de resistir, de organizarse, de no dejar en el silencio este enorme problema de todos. Ellas y ellos, viajaron 3400 kilometros escuchando dolores semejantes, que se incrementaban cuando avanzabamos al norte. Dicen buscar la firma de un pacto ciudadano donde han emplazado a las autoridades a cumplir ciertos compromisos y reformas, y donde se llama a la ciudadania a ser un agente de cambio, rompiendo el miedo, el silencio y la soledad. No es una revolución pero como todas las cosas es una revolución en sí, es una red de víctimas y de grupos que los apoyan, conociendose y encontrandose, escuchando a familiares en Juárez y otras ciudades que buscan a sus desaparecidos, o que reclaman justicias de sus hijos secuestrados, desaparecidos y asesinados. (para más informes la red de víctimas se concentra en el correo: recuperación.memoria@yahoo.com.mx)

Hablan de reconstruir el tejido social de una Matria Patria que le urge desgarrada. En la capital de Chihuahua paramos a escuchar el fuerte valor de denunciar sus miles de muertes, sus miles de horrores que provoca el miedo de esta guerra y del deseo de superarlo, Recordarón su pasado revolucionario y su abrazo fraterno con el sur de México.
El pacto es una inicativa de Javier Sicilia apoyada en una corriente religiosa relativamente liberal, que ha ocupado una coyuntura espontánea para promover, con el humanismo ghandiano del poeta Javier Siciia, una plataforma reformista que busca atender a las víctimas y sus falimiliares, para ser un "proceso largo e incluyente".
No es el Plan de Ayala, no, no lo es. No es tampoco el plan nacional de lucha tanto discutido y poco concretado de la izquierda, es un plan de mediano plazo que escribió un equipo don de participan Raúl Vera Obispo de Saltillo, el Padre Concha Malo, Emilio Alvarez Icaza ex ombusman del DF, entre otros grupos como Serapaz, entre otros poetas, filosofos y curas de la teologia de la liberación o cercanos, que busca dar propuestas concretables en el corto plazo y que puede trazar un camino para las demandas de los familiares, la mayoría de ellas de busqueda de justicia y reparación de daños.
La Caravana nos mostró familias y amigos que podían solo haber llorado su pesar y ya, sin embargo la injusticia fue el movíl que los hizo salir a este recorrido y sumarse a este ataque a la impunidad y el cinismo complice de las autoridades a toda escala. Ellos merecen un fuerte reconocimiento por su valor cívico y su fuerza para denunciarlo.
Una caravana atacada por la derecha que ve con malestar el apoyo y simpatia de los zapatistas a la resistencia que ha levantado Sicilia, moleta de que dialogue con los estudiantes y las organizaxiones sociales, poniendose fuera del ambito partidista.
Y por otro lado una izquierda que crítica el alcance de las propuestas, que ha demostrado su corta participación en este tema y la falta de planteaminetos concretos a las necesidades de las comunidades y poblaciones que padecen estos flagelos. Sin embargo esa izquierda teme romper la red que muchos de ellos no han podido construir, con este problema concreto de la guerra y sus más de 40 mil víctimas y más de 10 mil desaparecidos. Sin duda la discusión es más compleja que la desmilitarización y siempre necesitada de la participación de las comunidades enteras.
Caida la noche llegamos a Chihuahua y la gente seguia esperando para brindarnos un vaso con agua y unos burritos, para darnos un saludo fraterno y hacernos saber su apoyo a la busqueda de Paz con justicia y dignidad, para compartir su dolor y su ansiedad de que esta suma de muertos y de sangre terminen. Juárez la sentimos un poco hosca, más acostumbrada a los testimonios fuertes, menos impacto en sus palabras, pero las vivencias eran desgarradoras. En esas calles los federales, mote que incluye a la policia militar, al ejercito y marinos fueron siempre mal vistos, desde el inició la recepción se demandó por parte de los juarences, el retiro de los federales de Juárez, complices de los grupos criminales.
Al otro día saldriamos otra vez a las calles a instalar una placa de reconocimiento a la lucha de Marisela Escobedo en el lugar donde fue asesinada, frente al palacio de gobierno del estado de Chihuahua. Para luego de un acto emotivo, con miles de asistentes, siguieramos a Ciudad Juárez a donde llegariamos otra vez muy noche, y nuevamente con el asombro de que la gente habia esperado por horas, primero a la entrada de la ciudad, y luego en Villas de Salvarcar, donde pasaron decenas de testimonios de los crimenes que asolan impunes en esa ciudad fronteriza.

Para el dia próximo muy temprano salimos hacia el campo algodonero, lugar emblemático por ser un lugar donde se encontraron a 8 jovencitas asesinadas en el largo recuento de los feminicidios de Ciudad Juárez. Entre las cruces rosas y listones morados los grupos de familiares de víctimas narraron su lucha por encontrar a las desaparecidas y buscar justicia para las asesinadas. Ahi se sumó la voz de Trini de San Salvador Atenco quien se sumaba al dolor de otras madres que se encontraban en el lugar.
Despues de eso salimos a la Universidad Autonoma de Ciudad Juárez UACJ, cerca de la linea divisoria entre México y los Estados Unidos, se llevaron a cabo 9 mesas de trabajo en torno a los puntos del pacto y otras iniciativas ciudadanas. Fue poco el tiempo de discusión y de plenaria, donde se leyeron un rápido recuento de las propuestas y balances de las mesas. Temas muy interesantes con analisis, a pesar de la brevedad.
Salimos a la plaza central de Ciudad Juárez donde decenas de organizaciones y cientos de personas a lo individual se congregaron a la firma del pacto, la lectura de las relatorias y las denuncias de decenas de víctimas. Para despues continuar una pequeña comitiva a un último acto el día 11 de junio, en el Paso, Texas.
La Caravana valió la pena por lo que fue y aún asi generosa rinde frutos de diversa indole, nos obliga a todos a un debate intenso y profundo sobre un tema que nos convierte en una verguenza planetaria, qué hacemos con nuestros 40 mil muertos, qué con nuestros 10 mil desaparecidos, qué hacemos con nuestra indolencia. ¿Es tiempo aún de rescatar nuestra dignidad humana enmedio de esta pesadilla? la solución no esta en Sicilia y tampoco sólo en su movimiento, esta en la sociedad que toda junta debe y puede sacudirse este mal insomnio, esta ruta de dolor abrazada que es México, ahora abrazada en el consuelo .
salud y libertad
México DF.



Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Jueves 20 de abril de 2017

Publicatión

2821 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
698 Autors

Visitas

285 hoy
992 ayer
2963729 desde el principio
17 visiteurs actuellement connectés