Libertad para Mumia Abu Jamal - No a la pena de muerte

Domingo 7 de noviembre de 2010
por  Ké Huelga Radio
popularidad : 1%

Ante las amenazas por reimponer la pena de muerte y ejecutar a Mumia Abu Jamal, se convoca a una concentración frente a la embajada de Estados Unidos y a una transmisión solidaria. También compartimos varios materiales sobre la pena de muerte y el caso de Mumia.

El martes 9 de noviembre de 2010 se realizará una concentración frente a la embajada gringa a las 5 PM, para protestar contra los intentos de asesinar a Mumia.

Las radios libres participarán en esta jornada enlazando sus señales en solidaridad con Mumia. Por lo pronto tenemos definidos dos segmentos de programación común:

2 de la tarde - Regeneración Radio

4 a 5 de la tarde - Frecuencia Libre de SCDLC Chiapas

6 de la tarde - Ké Huelga Radio

Puedes escuchar a través de http://regeneracionradio.org 105.3 de FM y 102.9 de FM http://kehuelga.org/diario

Acá compartimos un dossier extenso sobre el caso de Mumia
Mumia Abu-Jamal:

Lo que está en juego en la audiencia del 9 de noviembre

Actualización de su situación jurídica

Una vez más, Mumia Abu-Jamal está en grave peligro de muerte después de una serie de decisiones adversas en su caso. Al negarle su petición para un nuevo juicio en 2009 y, por otro lado, dejar la pena de muerte en efecto el enero pasado, la Suprema Corte de Estados Unidos ha mostrado su voluntad de ejecutarlo.

Para entender la situación actual jurídica, vale la pena revisar unas fechas claves en el caso.

El 2 de julio de 1982 un jurado en Filadelfia encontró a Mumia Abu-Jamal culpable del homicidio en primer grado del policía Daniel Faulkner el 9 de diciembre de 1981 en Filadelfia.

El 3 de julio de 1982, fue sentenciado a muerte.

Durante los ’80 y los ’90 hubo muchas apelaciones para presentar nueva evidencia a su favor y para evidenciar la ocultación del jurado de pruebas exculpatorias. Las cortes se han negado a escuchar evidencia sobre las retractaciones de testigos, la confesión de un señor que afirma haber matado al policía, y evidencia fotográfica que muestra que los testigos de cargo mintieron y que los policías manipularon la evidencia en la escena del crimen, entre otras pruebas.

En 1996, Bill Clinton promovió y firmó la Ley contra el Terrorismo y por una Pena de Muerte Efectiva, haciendo casi imposible que una persona condenada a muerte consiga un nuevo juicio. Si el caso entra en las cortes federales sin evidencia de inocencia establecida en cortes estatales, los jueces federales no pueden considerar esta evidencia.

Aún así, en dos ocasiones cuando Mumia tenía una fecha de ejecución ––en 1995 y 1999–– las órdenes de ejecución fueron canceladas en el último momento debido al amplio apoyo mostrado en Estados Unidos y en muchas partes del mundo.

El 18 de diciembre de 2001, el juez federal William Yohn del Tribunal del Distrito Oriental en Pensilvania, revocó la pena de muerte pero afirmó la culpabilidad de Mumia. Al citar el dictamen en el caso Mills v. Maryland de 1988, Yohn dijo que las instrucciones al jurado del juez Sabo eran confusas y que los integrantes del jurado pudieron haber creído, erróneamente, que tenían que estar de acuerdo unánimemente sobre cualquier circunstancia atenuante (como el buen carácter o la ausencia de un record criminal) para considerarla como un motivo para no imponer la pena de muerte.

El juez Yohn ordenó la celebración de una nueva audiencia ante un jurado sobre la sentencia (cadena perpetua o muerte) dentro de 180 días en el evento de que la Fiscalía de Filadelfia decidiera reimponer la pena de muerte. Por otro lado, si la Fiscalía no hizo nada, la sentencia automáticamente sería cadena perpetua. Desde el 18 de diciembre de 2001 hasta el 19 de enero de 2010, Mumia efectivamente tenía la sentencia de cadena perpetua aunque nunca ha salido del corredor de la muerte durante las apelaciones.

El 17 de mayo de 2007, un panel de tres jueces del Tribunal Federal del Tercer Circuito escuchó argumentos orales en Filadelfia sobre las apelaciones de los dos lados. La Fiscalía apeló la revocación de la pena de muerte y el requisito de celebrar una audiencia sobre la sentencia. Mumia, quien buscaba un completamente nuevo juicio para establecer su inocencia, apeló la sentencia de culpabilidad debido a las violaciones de sus derechos constitucionales en el juicio: el racismo en la selección del jurado, el racismo del juez William Sabo, quien le dijo a su secretario que “iba a ayudarles a freír al nigger”, y el engaño a los integrantes del jurado por el fiscal Joe McGill, a quienes les aseguró que Mumia tendría muchas apelaciones para aminorar sus sentimientos de culpabilidad al ordenar su ejecución.

El argumento oral central en la audiencia del 17 de mayo era sobre el racismo en la selección del jurado, conocido como la cuestión Batson debido al famoso caso de Batson v. Kentucky, que estableció que una persona tenía el derecho a un nuevo juicio en caso de la exclusión de candidatos al jurado debido a prejuicio racial. En el juicio de 1982, el fiscal Joe McGill usó 10 de sus 15 opciones de eliminar candidatos negros aceptables.

El 27 de marzo de 2008, el panel del Tercer Circuito rechazó la apelación de Mumia para un nuevo juicio, 2-1, diciendo que no hubo la más mínima indicación de racismo en el juicio y que Mumia tenía la obligación de comprobar la composición racial del grupo de candidatos al jurado, algo no requerido en ningún otro caso; sólo el juez Ambro discrepó sobre la cuestión “Batson”, diciendo que la corte debería aplicar el mismo estándar en el caso de Mumia que se había aplicado en muchos otros casos.

A la vez, el panel rechazó la petición de la Fiscalía para anular la decisión del juez Yohn, esencialmente dejando la situación igual que en el 2001 (aunque en muchos medios, esta decisión fue presentada como una gran victoria para Mumia).

Los dos lados apelaron de nuevo, cada quien presentando su petición de certiorari a la Suprema Corte de Estados Unidos; en efecto es una petición para que la Corte considere el caso para determinar si hubo irregularidades en las decisiones de las cortes inferiores.

El 6 de abril de 2009, la Suprema Corte le negó certiorari a Mumia, efectivamente rompiendo sus propias reglas para negarle un nuevo juicio.

Por otro lado, después de una tardanza sospechosa de casi un año, la Suprema Corte aceptó la petición de certioriari de la Fiscalía el 19 de enero de 2010, anulando la revocación de la pena de muerte y mandando el caso de nuevo al Tercer Circuito para “revisar” su decisión de 2008 a la luz de la decisión de la Suprema Corte una semana antes en el caso Smith v Spisak.

En el caso del neo-nazi Frank Spisak, la Suprema Corte reimpuso la pena de muerte que había sido revocada por los mismos motivos jurídicos (el caso Mills) citados en el caso de Mumia. A todas luces, el motivo de la tardanza era usar el caso de un asesino que pretendió “reducir la población de negros en el mundo” y quien gritó ¡Heil Hitler! en su juicio para perjudicar legalmente y psicológicamente el caso de un compañero que ha luchado durante toda su vida para un mundo de justicia y libertad el pueblo africano-americano y para toda la gente.

En vista de las instrucciones de la Suprema Corte, el Tercer Circuito debe considerar si hizo un error, o no, al avalar la decisión del juez Yohn con respecto a la pena de muerte y el requisito de celebrar una audiencia sobre la sentencia. Cabe señalar que cuando la Suprema Corte devuelve un caso a una corte inferior, por lo general, le está ordenando a “corregir” su error. En este caso el mensaje al Tercer Circuito está claro: Avale la pena de muerte para Mumia Abu-Jamal.

El 9 de noviembre de 2010 el Tercer Circuito escuchará argumentos de los dos lados sobre la pena de muerte. La fiscalía de Filadelfia, en contubernio con la Orden Fraternal de Policía, nunca ha desistido en su afán de ejecutar a Mumia, pero hasta ahora no lo ha declarado formalmente porque temía la celebración de una audiencia en la que los crímenes policiales y judiciales contra Mumia saldrían a la luz. Sin embargo, embravecido por las nuevas instrucciones de la Suprema Corte, el nuevo fiscal de Filadelfia, Seth Williams, un señor que nació negro, ahora ha dicho formalmente que pretende aplicar la pena de muerte.

El Tribunal del Tercer Circuito podría defender su respaldo en 2008 de las decisiones del 2001 de revocar la pena de muerte y requerir la audiencia para determinar la sentencia. O podría devolver el caso al Tribunal de Distrito para reconsiderar su decisión. Otra opción es que el Tribunal del Tercer Circuito podría celebrar una audiencia estrictamente sobre la evidencia. En todas estas opciones posibles pero poco probables, lo mejor que Mumia Abu-Jamal puede esperar es una sentencia de cadena perpetua sin la posibilidad de cadena perpetua.

Por lo contrario, el Tercer Circuito podría cumplir con la obvia voluntad de la Suprema Corte y permitir que la Fiscalía de Filadelfia ejecute a Mumia Abu-Jamal sin audiencia alguna.

Lo que está en juego en este momento es la audiencia—y la vida de Mumia Abu-Jamal.

Aunque las únicas opciones serían cadena perpetua o muerte en este tipo de audiencia, Mumia sigue pensando que es muy importante presentar su historia en un tribunal. Si el Tercer Circuito falla en su contra, él seguramente apelará a la Suprema Corte de nuevo a pesar de la obvia voluntad de la Corte para matarlo.

Por si acaso el Tercer Circuito falle en contra de la Fiscalía, es probable que Seth Williams siga el ejemplo de los abogados de Spisak, es decir, apelar a la Suprema Corte de nuevo para que avale la opción de la muerte.

Entonces, según el sistema de injusticia ahora imperante en Estados Unidos, no existe la posibilidad de justicia para Mumia Abu-Jamal. Su mejor opción sería la muerte lenta, es decir la cadena perpetua, pero en este momento la clara intención del Estado es matarlo de una vez.

¿Saldrá con la suya? La respuesta está en la calle.

Lo que puedes hacer:

Organiza una acción o evento en tu ciudad. El 9 de noviembre habrá una gran manifestación en Filadelfia fuera del tribunal. También habrá acciones en otras partes del mundo en esta fecha y el alrededor del 9 de diciembre, el aniversario de la detención de Mumia en 1981.

Pinta un mural, haz un esténcil, haz playeras, escribe un poema o canción.

Presiona a Obama a tomar una posición a favor de Mumia y en contra de la pena de muerte. No tenemos confianza en ningún gobernante, pero a veces responden a la presión pública. Firma en línea: http://www.petitiononline.com/Mumia…

Presiona al procurador Eric Holder a abrir una investigación de derechos civiles: Secretaría de Justicia 202-514-2000; 202-353-1555; webmaster@usdoj.gov

Escribe una carta o tarjeta a Mumia:

Mumia Abu-Jamal AM 8335 SCI Greene 175 Progress Drive Waynesburg, PA 15370

Para más información en español:

http://www.noticiasdelarebelion.info,

http://rz941.saltoscuanticos.org/

http://cmldf.lunasesta.org

http://www.regeneracionradio.org

http://www.kehuelga.org

http://www.cronopios.zobyhost.com/

http://mexico.indymedia.org

http://zapateando.wordpress.com

http://www.kaosenlared.net

http://lahaine.org

¡Ni muerte ni cadena perpetua! ¡Libertad para Mumia Abu-Jamal! ¡Pres@ polític@s libertad! ¡Abajo los muros de las prisiones!

Amig@s de Mumia de México

presoslibertad@riseup.net


Concentración 9 de noviembre

¡vida y libertad a mumia abu-jamal! concentración martes 9 de noviembre 5 pm. embajada eu

El martes 9 de noviembre, la muerte del periodista africano-americano Mumia Abu-Jamal será el tema de debate ante un panel de jueces del Tribunal Federal de Apelaciones del Tercer Circuito en Filadelfia. En la calle afuera del tribunal habrá una gran manifestación, y en estas fechas habrá acciones en otras ciudades del mundo para exigir su libertad. Mumia Abu-Jamal es uno de los presos políticos más reconocidos del mundo y su caso ha ayudado a impulsar un movimiento internacional contra la pena de muerte. En la madrugada del 9 de diciembre de 1981, la policía de Filadelfia intentó matarlo en el mismo lugar donde alguien mató al policía Daniel Faulkner. El comandante Giordano, quien había vigilado al joven activista Mumia durante años, reclutó testigos para incriminarlo falsamente del asesinato de Faulkner. El 3 de julio de 1982, Mumia fue condenado a muerte en un juicio racista e injusto. Desde el mayo de 1983, nunca ha salido del corredor de la muerte del estado de Pensilvania donde vive en condiciones de aislamiento, privación sensorial, luz artificial constante, y demás humillaciones—es decir, la tortura.

Como muchos otros presos políticos aquí en México y en el mundo, Mumia Abu-Jamal en realidad es castigado por su activismo político ––en su caso por ser Pantera Negra en los años ‘60, simpatizante de la organización anti-sistémica MOVE en los años ‘70, y periodista honesto desde la edad de 15 hasta la fecha. De hecho, Mumia aprendió el oficio trabajando con el periódico The Black Panther (Pantera Negra). Dice: “Aprendí bien el oficio del periodismo. Excepto por una cosa. Nunca aprendí a doblegarme ante el poder del Estado. No escribo desde la perspectiva de los privilegiados, los establecidos, sino desde una consciencia de la opresión y la resistencia”.

Desde el corredor de la muerte, Mumia ha escrito seis libros, y cada semana graba radioensayos que se difunden en muchas partes del mundo. Es asombroso que en una situación tan vulnerable, él siga siendo activista a través de sus escritos, combatiendo los peores crímenes de su propio gobierno y apoyando las luchas actuales en el mundo, incluso aquí en México, donde se ha solidarizado con los zapatistas y con las rebeliones de Oaxaca y Atenco. Escribe sobre la guerra, la inmigración, la ecología, la brutalidad policiaca, la tortura, la avaricia de los ricos y poderosos y de la caída de los imperios. Sobre todo, desenmascara lo que pasa tras los muros de olvido en las prisiones de Estados Unidos, donde la esclavitud persiste.

Debido a una serie de grandes movilizaciones en el mundo, la ejecución de Mumia Abu-Jamal fue parada dos veces en 1995 y 1999. Luego el 18 de diciembre de 2001, el juez federal William Yohn revocó la sentencia de muerte pero avaló el veredicto de culpabilidad. Dictaminó que en el evento de que la fiscalía de Filadelfia quisiera ejecutar a Mumia, tendría que celebrar una audiencia para determinar la sentencia: cadena perpetua o muerte. Aunque este tipo de audiencia no podría resultar en su libertad, la fiscalía quiere evitarla porque Mumia podría presentar pruebas en un foro público de todos los crímenes estatales cometidos contra él. El 27 de marzo de 2008, el panel del Tercer Circuito rechazó la apelación de Mumia para ganar un nuevo juicio, 2-1, diciendo que no hubo la más mínima indicación del racismo en el juicio. A la vez, el panel rechazó la petición de la Fiscalía para anular la decisión del juez Yohn, esencialmente dejando la situación igual que en el 2001. Los dos lados apelaron, y el 6 de abril de 2009, la Suprema Corte de la nación rompió sus propias leyes para negarle a Mumia el derecho a un nuevo juicio para comprobar su inocencia.

El 19 de enero de 2010, la Suprema Corte anuló la revocación de la pena de muerte, dejándola en efecto. Pero no ordenó la ejecución inmediata de Mumia. Para dar la apariencia de legalidad y justicia, devolvió el caso al Tribunal del 3° Circuito para “reconsiderar” su decisión en vista del caso Spisak, en el cual la Suprema Corte ordenó la reimposición de la pena de muerte sólo una semana antes. En efecto, el tribunal más alto de la tierra ordenó al tribunal inferior a cambiar su dictamen y permitir el asesinato de Mumia sin audiencia. Además, intencionalmente enfatiza el caso del neo-nazi Frank Spisak para dar la impresión que un luchador social de toda la vida es igual que un fascista que gritó ¡Heil Hitler! en la corte y pretendía “limpiar” el mundo de la raza negra. Ahora el nuevo fiscal de Filadelfia, Seth Williams, ha declarado formalmente su intención de ejecutar a Mumia. Entonces, lo que está en juego en los argumentos del 9 de noviembre es esto: la audiencia ––y la vida de Mumia Abu-Jamal. ¿El Tribunal del Tercer Circuito defenderá su propia decisión de requerir una audiencia? o ¿permitirá la ejecución de Mumia sin audiencia alguna?

NO ACEPTAMOS LAS OPCIONES QUE NOS DAN. Actuemos por la vida y libertad de Mumia. Actuemos por la nuestra. Actuemos contra la imposición de la pena de muerte y del sistema carcelario estadounidense aquí en México.

ASISTEN a la CONCENTRACIÓN ante la EMBAJADA GRINGA el MARTES 9 DE NOVIEMBRE a las 5 pm. Favor de traer lo siguiente: Carteles y mantas en apoyo a Mumia y otros presos y presas políticas de México y el mundo. Instrumentos acústicos. Un mensaje para Mumia. Un mensaje para el Estado que sigue tramando su asesinato.

TAMBIÉN actuaremos el 9 DE DICIEMBRE, el aniversario de la detención de Mumia y un día de acciones internacionales en su apoyo. Varias personas que van para Cancún para exigir un cambio de sistema y no de clima también estarán exigiendo la libertad de Mumia ahí. En el DF, la cita será ante la Embajada de nuevo. ¡VIDA Y LIBERTAD A MUMIA ABU-JAMAL! ¡PRESAS Y PRESOS POLÍTICOS LIBERTAD! ¡NO A LA PENA DE MUERTE! ¡NO A LA CADENA PERPETUA! ¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!

Para arreglar una proyección y/o plática, comuníquense con Amig@s de Mumia de México presoslibertad@riseup.net

La imagen usada en el cartel es del famoso artista de los Panteras Negras, Emory Douglas.


Documentos adjuntos a este artículo

Ejecución de Stanley Williams
Caso Troy Davis
Del árbol a la jeringa
Blackmun se retira del juego de la muerte
La muerte en Texas
Lo que está en juego el 9 de noviembre

Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Miércoles 21 de junio de 2017

Publicatión

2872 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
700 Autors

Visitas

476 hoy
973 ayer
3023541 desde el principio
35 visiteurs actuellement connectés