La resistencia electricista entre la solución judicial y la huelga nacional

Lunes 9 de noviembre de 2009
por  robot
popularidad : 1%

Que la atención no disminuya: siguen saliendo pruebas de que la situación de la Compañía de Luz y Fuerza es responsabilidad de sus administradores y del gobierno federal. El costo de los pagos a los trabajadores es irrelevante frente a los grandes pesos muertos que arrastraba esa empresa. Otro ejemplo de ello es la Minuta de de la cuarta sesión ordinaria de la junta de gobierno de Luz y Fuerza. En ese documento consta el aval de la Secretaría de la Función Pública de las causas del rezago de la empresa eléctrica: dedicar todas las transferencias del gobierno a la compra de electricidad, sin realizar inversiones y atrasos millonarios en los cobros a grandes usuarios. Con fecha de diciembre de 2008, dicha minuta señala: “Durante el primer semestre de 2008, LFC recibió subsidios del gobierno federal por un monto de 17 mil 447.8 millones de pesos, cantidad igual a la presupuestada y que se destinó en su totalidad al pago de energía eléctrica adquirida en la Comisión Federal de Electricidad”; en la misma reunión de 2008, Martín Esparza afirmó que “75 por ciento del presupuesto de LFC se aplica al pago de compra de energía a la CFE”. En la Junta de Gobierno participan funcionarios de la CFE, de las secretarías de Energía (SE), Hacienda, Desarrollo Social y de Economía, la dirigencia del SME, representantes de la secretaría de la función pública, auditores externos y toda la plantilla de altos funcionarios de LFC ¿Cúales privilegios Mr Fecal, si toda la lana se reciclaba hacia CFE y son sus cuatachones de los gobiernos estatales municipales y las grandes empresas quienes no pagan la luz?

El lunes 2 de noviembre en Asamblea General Extraordinaria los electricistas abordaron varios temas candentes. El de finanzas fue uno de ellos: por una parte se decidio demandar por robo al ex tesorero Alejandro Muñoz quien tiene en su poder cheques a favor del SME por 23 millones de pesos; por otra, el nuevo tesorero que casualmente también se apellida Muñoz, informó del estado desastrozo de las cuentas smeítas que tienen 76 mil pesos disponibles mientras que sus deudas ascienden a más de 29 millones de pesos. De ahí la importancia de recuperar los 23 millones de pesos cobrados por Alejandro Muñoz además de los recursos congelados por orden del gobierno. Asimismo se acordó realizar un mitin en el monumento a la revolución el martes 3 a las 4 de la tarde, colocar banderas rojinegras en todas las instalaciones de Luz y Fuerza el jueves 5 y proponer la realización de un paro nacional el 11 de noviembre. Para el viernes 6 hay dos movilizaciones: entrega de las demandas por despido injustificado en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y manifestación en el marco de la audiencia sobre el amparo contra el decretazo, ya que ese día se espera la decisión sobre suspensión definitiva o continuación de la liquidación.

Se reporta desde Cuernavaca la colocación de mantas rechazando el decretazo. Una de ellas llamó la atención pues refleja el nerviosismo de los políticos ante la decidida defensa del SME: se mira una imagen de la muerte y a un lado el presidente Felipe Calderón hincado, pidiendo fuerza para continuar con la privatización del sector energético. Las mantas se colocaron en puentes, mercados y avenidas de esa ciudad.

El martes 3 de noviembre el SME lanzó una nueva iniciativa: llamar a la población a ampararse contra la extinción de Luz y Fuerza además de no pagar el consumo eléctrico, como una forma de participar en la resistencia contra el decretazo. En breve el equipo legal del SME dará a conocer los formatos y los sitios para concretar los amparos de la ciudadanía. Durante el mitin vespertino en el Monumento a la Revolución, la dirigencia del SME pidió la intervención de los diputados para que la policía federal abandone las instalaciones de Luz y Fuerza y anunció que “siempre por la vía pacífica” el 11 de noviembre en el marco del paro nacional, el SME recuperará sus instalaciones. La lírica popular aporta nuevas consignas como “¡Con este desmadre, el PAN chingó a su madre!”… En Puebla, smeítas llaman a no pagar la luz y a desmontar los nuevos medidores que CFE pretende instalar en sustitución de los de Luz y Fuerza.

El miércoles 4 de noviembre estudiantes pararon el CCH Azcapotzalco en solidaridad con los trabajadores electricistas. Al día siguiente, las autoridades del plantel ejercieron represalias mediante un ataque porril donde dos estudiantes resultaron con heridas de consideración. Ya desde el 30 de octubre el SME denunció la represión contra estudiantes solidarios en las universidades y preparatorias de Ciudad Monstruo… En otro rumbo de la ciudad monstruo, estudiantes de las preparatorias 4 y 8 de la UNAM, así como del Colegio de Bachilleres, bloquearon avenida Observatorio también en solidaridad con los electricistas.

El jueves 5 de noviembre por la mañana Radio SME informó que en varias instalaciones de Luz y Fuerza se colocaron banderas rojinegras, como símbolo de que la policía federal debe abandonarlas. Esto se hizo en Ciudad Monstruo, Puebla, Estado de México, Hidalgo y Morelos. Hacia las 11 30 de la mañana se informó que en la planta de Nueva Necaxa y en Tulancingo, los smeítas ingresaron a las instalaciones y realizaron asambleas. Por la tarde durante la Asamblea de la resistencia popular se informó de un enfrentamiento con la PFP en el pueblo de Juandho, Hidalgo. La dirigencia sindical reiteró que la lucha es pacífica y que los actos del 5 de noviembre fueron tomas simbólicas. En paralelo, se recogen múltiples manifestaciones de impaciencia por parte de los trabajadores, principalmente de las plantas foráneas, donde pueblos enteros fueron afectados por el despido masivo de 44 mil electricistas. Ese jueves 4 se recibieron 3 toneladas de arroz, frijol y maíz de manos de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras del Campo, en apoyo al SME.

Martín Esparza hizo varios anuncios importantes: ya son 25 mil los electricistas que han llenado su petición de amparo contra el decretazo; las liquidaciones no se cobrarán sino hasta abril de 2010 pues el gobierno no cuenta con dinero para hacer efectivos los cheques entregados; se estarían preparando “expedientes negros” contra miembros del SME a fin de descabezar al sindicato. Buenas y malas noticias pues! En el Congreso, la comisión encargada de discutir una posible controversia constitucional contra el decretazo se declaró sin acuerdos y será el pleno quien decida sobre el tema, lo cual prácticamente anula la posibilidad de que se presente la controversia.

El jueves 5 fue un día largo pues además de lo resumido, tuvo lugar la Segunda Asamblea Nacional de la Resistencia Popular. A diferencia de la Primera Asamblea, en esta ocasión las participaciones estuvieron enfocadas en las medidas por tomar, dibujándose un plan de acción para los próximos días, teniendo como eje el Paro nacional del 11 de noviembre. Los objetivos centrales de la movilización se mantienen anclados en la derogación del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro y la salida de la Policía federal de las instalaciones electricistas. En el recuento de las alianzas, los principales apoyos para el paro de labores son el sector educativo (educación primaria, media superior y superior) y algunos sindicatos de la función pública en Ciudad Monstruo y estados aledaños; aunque el sindicato de telefonistas expresó su adhesión al paro, sólo hasta el día 11 se verá si participan o no. Otros sectores de la sociedad se organizan para realizar distintas actividades, como el lópez obradorismo que cerrará 10 dependencias federales, organizaciones campesinas que realizarán marchas y bloqueos en distintas partes del país. También circula la propuesta de bajar el switch eléctrico durante 2 horas y media, de 7 30 a 9 30 de la noche, procurando sincronizar la reconexión del switch a las 9 30 en punto para darle un efecto contundente a esta protesta.

Justo al término de la Asamblea de la resistencia popular se produjo una irrupción de representantes smeítas en una emisión de Milenio, poniendo en jaque a los histriones de la información Carlos Marín y Ciro Gómez Leyva, reclamándoles su parcialidad en el tratamiento que le han dado al conflicto del SME.

El viernes 6 de noviembre continuaron las movilizaciones del SME. Miles de electricistas se apostaron desde temprana hora frente al Palacio de Justicia de San Lázaro, y la espera se vió coronada por una buena noticia: casi a las 11 de la noche la jueza Guillermina Coutiño Mata determinó la suspensión definitiva del decretazo, hasta no se determine la constitucionalidad o no del mismo. Este es un golpe importante para la estrategia de liquidación inmediata de Luz y Fuerza… Por lo pronto la Junta de Conciliación y Arbitraje no podrá dictar la terminación de la relación colectiva de trabajo ni del contrato colectivo del SME. De acuerdo con los abogados del SME, esta suspensión también concierne las liquidaciones y buscarán que no se siga presionando a los electricistas para aceptar liquidarse. El 24 de noviembre habrá una nueva audiencia en el caso del amparo contra el decretazo y entretanto el gobierno deberá calmar sus ansias de liquidar al SME y su contrato colectivo.

El Führer Lozano mientras tanto, y de puro ardor, llamó a los electricistas a no seguir interponiendo recursos legales y declaró que los dirigentes smeítas están llevando a los trabajadores a una “aventura”; como buen funcionario respetuoso de las leyes, el secretario del trabajo también afirmó que las liquidaciones continuarán; en el colmo de los malos chistes, Lozano situó la cifra del personal liquidado en 22 519 trabajadores, casi 51% de los smeítas. Uno de los logros colaterales de la lucha de los electricistas será librarnos de tan nefasto personaje!!

Y quizá preparándose para la recuperación de las instalaciones de Luz y Fuerza por parte de los electricistas, el gobierno ha estado sacando documentos, equipos y vehículos. De acuerdo con denuncias del SME, estos saqueos se han dado en instalaciones y en oficinas, incluyendo la sede central de la empresa en Melchor Ocampo.

Quienes ya se tomaron en serio lo de recuperar las instalaciones son los electricistas de varias sedes foráneas. En el marco de la movilización del 5 de noviembre, instalaron plantones a las afueras de las instalaciones de Luz y Fuerza en El Salto, Nuevo Necaxa y La Mesa –en la Sierra Norte de Puebla–, en los centros de servicio de LFC en Toluca y Tenango Edomex. Los plantones de Puebla han impedido la entrada al personal de CFE, y en todos los casos, se trata de frenar el saqueo de equipo y vehículos que se viene realizando desde el 10 de octubre. En En Pachuca, Tula y Tetepango, Hidalgo, los plantones fueron levantados y en la subestación ubicada en la calle Salónica y avenida de las Granjas, Azcapozalco, los smeítas lograr evitar el movimiento de grúas que iban a ser sacadas de esos locales. En una declaración en el filo de la navaja, la dirigencia del SME afirmó que los choques con la PF han sido obra de provocadores y que se preparan infiltraciones en las filas smeítas para causar enfrentamientos, insistiendo que la lucha electricista va por la vía jurídica y se evitarán acciones de confrontación con la policía y los ciudadanos.

En el frente legal el viernes 6 diputados locales de Ciudad Monstruo entregaron a la Superema Corte de Justicia la controversia constitucional contra el decretazo y ante la Junta de Conciliación y Arbitraje el SME interpuso 35 mil demandas por despido injustificado.

Velando armas, el sábado 7 de noviembre la dirección del SME dió a conocer la secuencia de las acciones para el 11 de noviembre durante el Paro cívico nacional. Por la mañana habrá brigadeo masivo y mitines informativos en diferentes puntos de la ciudad; más tarde habrá mítines frente a Televisa, Televisión Azteca y el diario Milenio “para pedir derecho de réplica”. A las cuatro de la tarde partirán de cinco puntos de la capital rumbo al Zócalo en la segunda megamarcha electricista. Sobre la toma de las instalaciones Martín Esparza subrayó que no habrá confrontaciones y que se trata de una recuperación simbólica pues no darán pretextos a las autoridades para provocar violencia y encarelamientos. Finalmente se invita a realizar un apagón entre las 7 30 y las 9 30 de la noche para mostrar el apoyo de toda la población a la lucha del SME.

En un acercamiento crucial, la dirigencia del sindicato de telefonistas informó que para el 11 de noviembre se realizará una “falta colectiva” de 24 horas, con lo que serán suspendidos los servicios de cobranza, atención al público y de operadoras; por lo tanto el servicio telefónico no se suspenderá. Claro, eso no impide que tú, telefonista conciente, simplemente no vayas a trabajar y te incorpores a las tareas del paro cívico! Quienes van con todo al paro son los maestros democráticos quienes además de cerrar las escuelas realizarán mitines informativos y cierres de avenidas y carreteras, entre otras acciones. El lunes y martes próximos se definen las formas de participación de los sectores universitarios, aunque se espera que sean sobre todo los estudiantes quienes paralicen actividades y salgan a las calles.

El domingo 8 de noviembre el hitlercito Lozano, que en la ocasión sigue ejerciendo de Secretario del Trabajo, continuó con su trabajo de golpeteo contra los electricistas. En declaraciones a la prensa, Lozano sostuvo: “Como abogado y como secretario, tengo la obligación de hacerles la advertencia de que no van a proceder ni la controversia constitucional ni los amparos para restaurar todo lo que están pidiendo; es una decisión tomada, un hecho consumado”. Habló de que no habrá negociación y que la liquidación es irreversible. Los ladridos de Lozano tienen al menos dos lecturas posibles: se trata de las palabras de un funcionario desesperado por ver que su estrategia se hunde como el Titanic o bien, se trata de un cínico adelanto de la respuesta que tendrán los recursos legales interpuestos por el SME y sus aliados… Por cierto en el mundillo de la política ya se habla de que la cabeza de Lozano rodará en los próximos días… al tiempo…

Sobre el número de liquidados, la dirección del sindicato admitió que entre 35 y 40% de la plantilla laboral ha firmado las liquidaciones, al tiempo que se denunciaron irregularidades como la falta de fondos para los cheques entregados, montos por debajo de lo marcado por la ley, descuentos indebidos, etc. Smeítas que tenían bajo su responsabilidad el mantenimiento de las redes eléctricas advirtieron de un eventual colapso del suministro eléctrico además de que la CFE está contratando a trabajadores centroamericanos para realizar trabajos de reparación.

El lunes 9 de noviembre Martín Esparza dió respuesta a los exabruptos del Führer Lozano: “el SME no está difunto, está dando la batalla jurídica y va a agotar todas las instancias jurídicas para revertir la violación constitucional en que incurrió el gobierno de Felipe Calderón al emitir el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC)”, además de señalar que "ya es tiempo de pedir la cabeza de Lozano".

Ese lunes 9 el SME recibió otra adhesión importante: intelectuales, artistas y creadores de la izquierda bienpensante acordaron formar una asamblea permanente y participar en la resistencia contra el decretazo. Reunidos en las oficinas de Serapaz, acordaron acompañar la retoma simbólica de las oficinas centrales de Luz y Fuerza así como participar en la marcha que partirá del Angel rumbo al Zócalo.

La resistencia electricista también escala las acciones. Haciendo contrapeso al legalismo de la dirección, trabajadores de base pusieron plantones en diferentes instalaciones foráneas desde el 5 de noviembre. En Nuevo Necaxa y El Salto, Puebla los plantones se proponen impedir el saqueo de los equipos y que ingrese más personal de CFE. Trabajadores y pefepos están ya frente a frente en esos lugares...

El la víspera del Paro Cívico Nacional, el martes 10 de noviembre, el gobierno aprieta las tuercas y declara a través del juez José Ramón Cossío Díaz, ministro de la Suprema Corte de Injusticia, que la controversia constitucional interpuesta por la Asamblea Legislativa de Ciudad Monstruo es "notoriamente improcedente". El juez Cossío afirmó: "El decreto impugnado no es susceptible de afectar, en modo alguno, la esfera de competencia y atribuciones que la Constitución otorga al Distrito Federal, en virtud de que se refiere a una facultad de la federación en la que solamente tienen intervención el Poder Ejecutivo y el Congreso de la Unión". En la Cámara de Diputados la discusión de la controversia constitucional fue pospuesta. Además, el gobierno federal interpuso el lunes 9 de noviembre un recurso de revisión de la suspensión definitiva de la liquidación de Luz y Fuerza, mismo que será resuelto en los días por venir. Así que a ponerse las pilas pues el régimen no parece listo a ceder por el terreno judicial!

La dirigencia del SME subrayó ante los medios que las movilizaciones del paro cívico serán pacíficas. Y mientras el STUNAM contra los prónosticos, votó un paro de 12 horas, el democrático Narro declaró que descontarán el día a los trabajadores sindicalizados.

MAÑANA TODOS Y TODAS AL PARO CÍVICO NACIONAL

¡A LA DERECHA LA PARAMOS ENTRE TOD@S!


Documentos adjuntos a este artículo

Boletín prensa sobre suspensión del decretazo

Commentaires

Estadísticas

Última actualización

Lunes 21 de agosto de 2017

Publicatión

2920 Artículos
Aucun album photo
81 Breves
14 Sitios Web
701 Autors

Visitas

39 hoy
957 ayer
3079829 desde el principio
16 visiteurs actuellement connectés